Todos sospechábamos que bien del todo-del todo de la cabeza no estoy… pero hoy ya hemos confirmado que soy definitivamente gilipollas.

Por si hay alguien más que esté en esta misma situación (dudando si lo que tiene es un simple despiste o si por el contrario es un completo imbécil y no se había dado cuenta) os dejo un pequeño baremo para medir el grado de imbecilidad del 1 al 5:

Grado 1. Pelín despistad@
Tirar el yogur al fregadero y la cucharilla a la basura.

Grado 2. Bastante despistad@
Meterte en un ascensor.
Esperar a que se cierre la puerta y baje.
Que no baje.
“Joder, ¿qué le pasa al ascensor que no baja????”
Darte cuenta que no has pulsado el botón.

Grado 3. Muy despistad@
Pulsar (de una vez) el botón del ascensor.
Que siga sin bajar…
Volver a darle más fuerte.
“Joder… ¿¿y ahora qué coño pasa???”?
Darte cuenta de que estás dándole al botón del piso en el que estás.

Grado 4. Gilipollas
Ir a comprar fruta al supermercado.
Coger kiwis.
Ir a pesarlos.
Mirar en el cartel el número.
Darle.
Que no salga el ticket.
“Qué pasa?”
Volver a darle.
Que siga sin salir.
“Pero por qué no va???
Ver que tú amiga te está mirando con los ojos como platos.
Decir:

    • Prfffff…  Pero ¿por qué cojones no sale el puto ticket???
    • O_O 
      Pues no sé… Lo mismo es porque le estás dando al cartel de los precios… en vez de a los botones de la máquina!!!???
    • Hostiaaaaaaaass, es verdad… Jajajjajajaja
    • Pero tía!!! Jajajajjajajaja… en qué estabas pensando???
    • pesar fruta supermercadoCoño, pues yo miro el cartel y le doy donde está el dibujo… Yo que sé!!! La costumbre de las pantallas táctiles… que ya vas a darle a todo con el dedo…
      ¿No intentabas tú el otro día aumentar una foto en la cámara de fotos con los dedos??
    • Joder Sandra… no es lo mismo… ¡¡¡Que tú has tenido que estirarte para darle al dibujo porque casi no llegabas!!! Jajajajajajajaa. 
      Si llegas a querer comprar algo de lo que está arriba… qué hubieras hecho? ¿¿Sacar un “gadgeto-brazo”????
    • Jajajjajaa. No mujer… digo yo que me hubiera dado cuenta…
    • Pero a ver Sandra… ¡¡¡QUE ES UN CARTÓN COLGADO!!! 
      Que cuando le has dado la primera vez… se ha balanceado en el aire…
      Repito: ¡¡SE HA BALANCEADO!!!
      Y aún así… ¡¡¡¡HAS VUELTO A DARLE!!!!! 

 

Bueno… en realidad lo de volver a darle al cartel debería ser un “Grado 10”.
Creo que lo llamaré “Gilipollas advanced senior master plus”.
:-S

 

Compartir:

  1. Cristina Aguilar 18 enero, 2014 at 20:31 Responder

    jajajajajaja yo había leído yo esto hjajajajaja estoy descojonada viva jajajajajaja si vivo esta escena contigo me meo en las bragas jajajajaja
    Besos
    P.D.: Estoy en un grado 3 que está muy bien oye jajajajajaja

    • Sandra 18 enero, 2014 at 20:51 Responder

      JAJAJJAAJJAJAJA. Un grado 3 no está mal Cris, jajajaja.
      Enma también se reía… aunque estaba más flipando que otra cosa, jajajajja.

  2. Vanesa Roman 5 julio, 2014 at 01:16 Responder

    Podria jurar que somos gemelas!!! jajajajajaja

    • Sandra 6 julio, 2014 at 10:17 Responder

      Me consuela saber que no soy la unica ^_^

  3. Blondie 11 julio, 2014 at 12:58 Responder

    Jajajajajajaja, me meo, pero eso no es ser imbécil es ser despistaaaaaaaaada. Yo también lo soy un rato, me viene por parte de padre. Para mí, la mejor anécdota de despiste familiar fue la de un sábado sobre las once y media o así de la “madrugada”, que mi padre se estaba preparando café en la cafetera de toda la vida, la de poner al fuego.

    Me acerco y le pregunto si está haciendo café para ponerme yo también y me dice que sí. Llena de agua la parte de abajo de la cafetera (correcto), pone la parte intermedia donde va el café (correcto), y luego la tapa y la pone en el fuego, sin café siquiera. Y le espeto un “¡papá, que no has puesto café!”

    Corriendo quita del fuego el café y me cuenta que está muy preocupado porque el día anterior había ido con mi madre al hipermercado y mi madre le había pedido una cesta cuando ya estaban dentro, y él se fue a buscarla y cuando la trajo, al ver la cara que ponía mi madre, se fijó bien y en vez de una cesta había cogido un cubo de fregona que estaba de exposición. Yo me eché a reír, y él super preocupado “no te rías, que esto es serio, que voy a tener alzheimer o algo, con cuarenta y tantos”.

    Mientras me lo contaba, había abierto la cafetera otra vez, se había dirigido a la nevera, había cogido el brick de leche y en vez de café estaba echando leche a la cafetera “¡Papá por favor! ¿Qué haces?, anda trae”.

    Mi padre “¿Ves? Lo que te estaba diciendo. Verás tú, qué mal…” y se va mientras yo hago el café.

    Se acuerda de que iba a tomar café un rato después pero ya está templado, y con la leche de la nevera se le queda frío. Decide meterlo al microondas, y sale de la cocina a hacer otra cosa. Se le vuelve a olvidar que iba a tomar café. Vuelve cuando lo recuerda, y abre el microondas. El café no está dentro. “Pues ya me lo habré tomado”, piensa. Y se vuelve a ir.

    A la hora de comer, mi madre abre el armario de los platos limpios y se encuentra un café con leche frío encima de los platos. No sé en qué momento mi padre creyó que “eso” era el microondas, pero decidimos no decírselo para que no se preocupara más. Porque no, no es alzheimer. Es despiste. ¡Ha sido SIEEEEEMPRE así, y yo no creas que me diferencio mucho!

    • Sandra 11 julio, 2014 at 14:51 Responder

      Que me vas a contar a mi, que me hago infusiones, me las llevo al salon o a donde sea y como se me olvida que me las hecho… me hago mas, y acabo con toda la casa llena de tazas, jajajjajaaja.
      Yo no me preocupo porque yo si que he sido asi de siempre. Como empiece a tener alzeimer de verdad no voy a darme cuenta. Pero es que mi padre tambien es asi!!!

  4. Cristina 14 julio, 2014 at 19:23 Responder

    Jajajaja! Pero es que no puedo dejar de reírme! Si llego a vivir esa situación te digo que no paro de reirme en toda la tarde! Aparte que soy de las que al tiempo cuando se acuerdan, se rien solas como las locas… Me encanta tu blog! Lo he descubierto por casualidad hace unos dias y no puedo parar de leer! Enhorabuena!

    • Sandra 14 julio, 2014 at 20:10 Responder

      Gracias Cristina (y no te creas, que yo tambien me sigo riendo como las locas cuando me acuerdo jajaja)

  5. Jandra 15 julio, 2014 at 18:28 Responder

    jaja me hizo acordar a mi suegra,que el otro día había 2×1 en la farmacia y ella iba a comprar un shampoo de esos de salón. La cajera le dijo:
    -Señora,no va a llevar 2?hoy hay promoción,por el precio de uno puede llevar 2.
    -Sí,ya sé,pero yo quiero un shampoo no más.
    Se dio cuenta de su despiste cuando llegó a su casa xD

  6. Canela y Naranja 26 agosto, 2014 at 02:10 Responder

    Jajajajajajajajaja me meo!

Dejar un comentario