Esta mañana he llamado a mi hermana para contarle lo de que he decidido ponerme a hacer yoga… en parte por su culpa, por llevarme a ver el circo del sol y ponerme los dientes largos viendo a todos esos acróbatas y trapecistas que parecen de otra especie completamente diferente a la mía por como se doblan y la fuerza que tienen.

  • Jajajaja. Me parece muy bien, porque me parece super importante hacer algo de ejercicio por salud y porque te encuentras mejor… pero no puedes estar toda la vida haciendo algo que no te gusta. Y tú odias el deporte. Siempre has sido más de cosas frikis como el yoga o el tai-chi. A mí también me da envidia cuando veo a las chicas en instagram en posturas increíbles pero lo veo imposible.
  • Ya… es verdad que sí que es muy a largo plazo.)
  • Deberías buscar una meta a corto plazo, porque si no te vas a desmotivar.
  • ¡¡¡¡Ya la tengo!!!! Mi primer propósito, es llegar a sostenerme haciendo “el cuervo”.
  • ¿Eso que es?
  • Esta postura:

  • ¡Ah! Esa parece bastante fácil. En el gimnasio al que yo voy dan yoga y yo una vez entré por probar y nos la mandaban hacer desde la primera clase.
  • ¿¿¿Te la mandaron hacer en la primera clase???
  • Sí.
  • Joder. Y yo he preguntado en cinco sitios aquí y en ninguno lo hacen, prfffff.
  • Jajajaja. A ver… Yo no pude sostenerme así ni de coña, claro… porque necesitas mucho equilibrio, pero el resto de la gente que llevaba más tiempo la hacían más o menos bien. Así que lo veo asequible. No creo que te lleve años de entrenamiento como por ejemplo para hacer el espagat.
  • Hombre, es que yo creo que el equilibrio se entrena mucho más rápido que la flexibilidad. Y cuanto más equilibrio tengas, más cosas nuevas puedes ir probando. Por ejemplo, yo he visto muchos vídeos de gente que empieza haciendo el cuervo y luego se va estirando poco a poco hasta ponerse recto.

  • Ufffff. Eso ya parece muuuucho más difícil.
  • Sí sí, está claro que lo es. Pero eso es de lo que se trata, no? De ir poniéndose metas para ir mejorando poco a poco.
  • Y ¿qué plazo te has dado para conseguir eso?, si puede saberse…
  • Hasta final de año. Tengo casi dos meses para pasar de una postura a otra.
  • Jajajajajaja. Me encanta que te hayas dado un plazo tan razonable de tiempo.
  • ^_^ ¡Claro! Pienso entrenar media hora todos los días por la mañana… porque no creo que pueda aguantar más.
  • ¿Y cuando empiezas?
  • ¡¡¡Ya empecé hoy!!!
  • Jajaja, y ¿qué tal?
  • Lamentable. Patético más bien. Me he puesto delante de la cama, para evitar que si me voy de bruces me parta todos los dientes… pero no he sido capaz de llegar a tener un punto de equilibrio ni como para levantar los pies un segundo del suelo.
  • Jajajaja. Bueno mujer, tranquila… Tienes mucho tiempo por delante… ¡¡En dos meses seguro que lo has conseguido!!
  • Jajajajajaja. Eso espero. Aunque no sé. Todo el mundo que hace yoga me está diciendo que es necesario tener una buena base para empezar a hacer eso porque si no te puedes partir la crisma o te puedes lesionar con las posturas, que la respiración consciente y la contracción del abdomen son muy importantes para las posturas invertidas…
  • ¿Quién te dice eso?
  • No sé… Las chicas del blog, que están muy preocupadas por si me parto la crisma y las pobres me van dando consejos de cómo hacerlo o de lo que ellas creen que me vendría mejor para aprender a hacerlo sin lesionarme. El caso es que… ¡Ains! ¡No sé! Yo tenía muy claro que no quiero ir a clase a perder el tiempo y puedo aprender yo sola sin problema, si me pongo todos los días… ¡¡pero están empezando a hacerme dudar!!
  • A ver… está claro que es más difícil aprender sola que si te enseñan… pero no es imposible. Ahora hay una fiebre de que todo lo que se haga tiene que tener una base súper estudiada y estipulada exclusivamente por profesionales (y si no es así parece que es el demonio) que yo no lo veo ni medio normal. ¿Acaso tú no te acuerdas de que cuando éramos pequeñas, en nuestro colegio había dos chicos que andaban sobre las manos, que eran como dos monos?
  • ¡¡¡Es verdad!!!
  • ¿Ves? Y no creo que nadie les tuviera que enseñar ninguna técnica mágica, ni pollas en vinagre. Lo aprenderían a base del “ensayo y error” de toda la vida… y lo hacían de puta madre… porque yo me acuerdo que el último año de colegio ya ¡¡¡hasta eran capaces de jugar al fútbol en esa postura!!! y de darle al balón con una mano, sin caerse al quedarse solo sobre la otra. Y todo eso solo practicando. Sin respiraciones tántricas, ni chorradas místicas. Que vale que los yoguis mezclen la consciencia del cuerpo con los estiramientos y todo lo que quieran… pero a ver si ahora ponerse patas arriba va a ser un territorio exclusivo de ellos, cuando que yo sepa, los niños toda la puta vida han hecho el pino sin tener que pensar en tanta parafernalia.

 

¡¡¡Jajajajajaja!!! Tiene razón Adri. Estaba un poco desanimada, pero me ha vuelto a encarrilar por el buen camino. ¡¡¡No hay nada mejor en el mundo que tener una buena hermana!!!

Y es que no sé porqué cuando sabemos algo y lo tenemos claro dentro de nosotros mismos… aún así dejamos que las opiniones de los demás nos hagan dudar.

Yo sé que se puede hacer.
Es más: sé que YO voy a poder hacerlo.
Está claro que hoy no, ni mañana tampoco. Pero entrenando un poquito cada mañana, ¡¡¡algún día llegaré a hacerlo!!! ^_^

Compartir:
Personajes: , ,