Bueno bueno qué emoción.

Ayer por la tarde me llamó el albañil y me dijo que hoy podían empezar a tirarme el tabique. Así que cuando llegué a casa me pasé toda la noche recogiendo y moviendo los muebles del salón y del comedor para que pudieran empezar a trabajar en cuanto llegaran. Bueno… y porque no me fío ni un pelo de la que delicadeza que tienen los albañiles moviendo muebles y prefiero hacerlo yo, jajaja.

Bueno, pues esta tarde han venido, y después de 4 horas de golpes y ruidos infernales, este ha sido el resultado:

reforma tirar un tabique

tirar un tabique

Estoy emocionadísima. ¡Cuanto espacio! ¡¡Cuánta luz!!

No hago más que pensar que la fiesta de Halloween del año que viene va a ser ¡¡EPICA!!

Compartir:

    12 comentarios

  1. Sofia 28 enero, 2016 at 08:47 Responder

    Como me alegro!!! Ahora a disfrutarlo

  2. Paloma 28 enero, 2016 at 09:12 Responder

    la de carnaval que la tienes a la vuelta de la esquina!!!!! para qué esperar un año?. y si no la de #reinauguración, la de #porquesí, la de #todosamicasaestefinde

  3. Marta 28 enero, 2016 at 10:10 Responder

    Me encantan los espacios diáfanos, soy muy fan de tirar tantos tabiques como sea posible. En mi futura casa tengo claro que sólo voy a mantener los imprescindibles (paredes del baño y habitación). El resto, todo fuera. No entiendo la manía que tenían antes de tabicar y compartimentar hasta el último rincón de las casas.

  4. Loli 28 enero, 2016 at 10:20 Responder

    Bravo!!! Desde luego no hay comparación, mucho mejor así! :) Yo en breve empiezo una mini-reforma en el piso de mi chico (nuestro futuro “hogar”) y ya estoy temiendo la paliza que nos tenemos que pegar moviendo cosas y limpiando después, ufff!

    Por cierto, soy nueva por aquí y estoy intentando ponerme al día de todas tus aventuras (ya solo me quedan por leer los posts de 2014 ;P), eso sí, mi memoria cada día es peor y me vuelvo loca con los nombres de la gente!!! jajaja

  5. Fran 28 enero, 2016 at 15:25 Responder

    Ahora lo que tienes que pedirle a la casera tan molona que tienes es que no te deje la “raya-frontera” así.
    Pídele que te ponga suelo nuevo (si es gres, puedes ponerlo encima del actual, como hizo mi padre) o sino que te lo deje preparado para meterle un vinilazo de esos tan colorista y molón. Lo malo sería el rodapié.
    Pintar la pared y el techo también es necesario, pero si quieres darle un toque “plus” hay unos adhesivos en los chinos que son para las paredes y quedan muy “cucos”.

    Venga, va… Yo pongo la visión masculina del asunto ;-P

  6. La Monita 28 enero, 2016 at 18:17 Responder

    Tuviste una gran idea. No tiene precio el ganar un espacio así, y encima con buena iluminación. Nosotros lo hicimos en el piso al mudarnos, y sacrificamos un dormitorio por agrandar el salón que era diminuto. Ahora hay un espacio para comer y otro para relax pero juntos (que no revueltos) y da una sensación de amplitud que encanta.

    Me espero a ver la evolución de tu salón :)

  7. susana martin 28 enero, 2016 at 21:52 Responder

    que rapidez.. ahora toca a disfrutar del espacio

  8. Canela y Naranja 29 enero, 2016 at 05:55 Responder

    ¡Qué pasada! ¡Gigante! Bueno, bueno, ahora solo queda que le cambien el suelo, total, por un poquito más xD

Dejar un comentario