Esta noche he pasado muchísimo calor durmiendo, no se si sería por la temperatura ambiente o por volver anoche todo el camino a casa hablando con Enma de los brazos que tenía el amigo Bardem-boxeador de mi ex-compi de curro, y de las posibilidades que les veíamos arrancando tangas, uffff.

Así que cuando me he levantado esta mañana toda acalorada he decidido que ya es hora de sacar las sandalias de verano.

Siempre me ha dado rabia cuando llega el cambio de temporada, tener que andar sacando una ropa y guardando otra… Por eso hace unos años (cuando mi novio y yo lo dejamos y me quedé sola en la casa), decidí hacerme un vestidor en una de las habitaciones. Porque total… como mis invitados son “invitados de fin de semana” y (afortunadamente) se quedan a dormir pocas veces (y de quedarse, duermen conmigo), pensé que era tontería tener una habitación para invitados, porque es desaprovecharla. Me pareció mucho mejor usarla de vestidor… que siendo sinceras es uno de los sueños que tenemos casitodas las tías. Otro es conseguir al hombre perfecto… pero claro… eso es mucho mas complicado que vaciar una habitación y comprar cuatro estanterías.

El caso es que cuando hice el cambio de habitación a vestidor no me quedaba hueco para colocar el calzado de verano, y por eso es lo único que sigo teniendo guardado en cajas.
Total… como yo casi siempre llevo botas altas (incluso en verano) decidí que en el hueco que quedaba debajo de las estanterías pondría todas las botas; y las sandalias/zuecos los seguiría dejando guardados en cajas como hasta entones (porque los uso muy pocas veces)… Pero es que es un coñazo estar sacándolos y metiéndolos en la caja… y hoy me he fijado en que si pongo las camisetas más juntas podría vacíar uno de los módulos que hay, y meterlos ahí… Lo que pasa que tendría que compartimentarlo con baldas o algo así, para que quedaran celdas (una para cada par de sandalias aproximadamente).
Porque parece que no tienes muchos zapatos… pero luego te pones a contar: que si un par de sandalias, un par de alpargatas, unas chanclas, un par de zapatos más cerrados, unos que te compraste para una boda, otros para una comunión… y te das cuenta de que tienes más de 20!!

Así que me he ido a trabajar dándole vueltas al asunto del zapatero…

Cuando volvía, he visto que en un contenedor de obras que han puesto en frente de mi casa han tirado como 50 garrafas de plástico de estas de 5 litros (me ha llamado la atención porque eran tantas que sobresalían del contenedor).

Y pensandolo bien… las garrafas:

  • tienen un tamaño ideal para meter un par de zapatos en cada una de ellas
  • tienen un grosor muy pequeño (la optimización de espacio es fundamental)
  • son fáciles de cortar (con unas tijeras vale, no hace falta andar con sierras)
  • se pegan con celo o con loctite
  • no pesan

Y por las medidas… así a ojo… creo que un zapatero hecho con garrafas me podría quedar bien en el mueble que quiero vaciar.

Enma se ha reído cuando se lo he contado.
Siempre le hace mucha gracia la facilidad que tenemos Pili y yo para ver las posibilidades de las cosas para hacer bricolaje-manualidades.
Me ha dicho que ella no lo ve muy claro… pero que si yo creo que me puede quedar bien, seguro que me queda bien, porque soy muy manitas.

Así que mañana cuando vuelva del trabajo voy a subir unas cuantas… Aunque a lo mejor se las llevan antes… ¿cada cuanto vacían los contenedores de obra? Este ya estaba muy lleno… Hummm… A lo mejor debería bajar ahora por si acaso…
Prfffffff, la verdad es que me da una pereza… porque ya estoy con el chandal cutre de andar por casa, pero… pensandolo bien… no creo que para coger botellas de plástico de la basura haga falta estar más elegante, jaajjajajajjaja.
Ya es lo que me faltaba… ayer me caga un pájaro en la cabeza, hoy cojo cosas de la basura, jajajajajajaja. Que será lo siguiente? Jajajaja. Joder, que triste es mi vida!!!
Aunque es por una buena causa: para hacerme un zapatero para mi super-vestidor, que es la envidia de todas las chicas que vienen a mi casa (incluso de algún tío raro también :-S)

Sí. Me voy a poner unos deportivos y bajo a por unas cuantas.
A lo mejor es a eso a lo que se refieren cuando dicen que para presumir hay que sufrir, no?
:-P