¿Os acordáis del mueble viejo que tenía en el recibidor, y que os dije que quería restaurar?
Bueno, pues ya lo he terminado… y el resultado ha sido este:

restauracion-de-un-mueble-con-estilo-oriental

¡¡No parece el mismo!!

La verdad es que en directo era todavía más feo de lo que parece en la foto, porque la pintura hacía aguas a corros (en la foto no se aprecia), y  el terciopelo rojo que tenía detrás de los barrotes le daba un aspecto viejuno, sucio y un tanto tétrico.

Como a mí siempre me han llamado muchísimo la atención la cultura y la estética oriental, pensé que quizá podría darle un toque zen.

Busqué muebles orientales en internet y vi que lo que tienen todos en común es el cierre circular que tienen en medio:

mueble-oriental-1 mueble-oriental-2 mueble-oriental-3 mueble-oriental-4 mueble-oriental-5 mueble-oriental-6
(todas las imágenes han sido sacadas de www.importmania.es)

 

¿Habéis visto que lo único que diferencia un mueble de estilo oriental a otro cualquiera es ponerle un cierre circular de este estilo?

mueble-oriental-cierre

No me pareció demasiado difícil hacer algo parecido… así que me puse manos a la obra, dispuesta a reconvertir mi horroroso mueble viejuno por uno un aire oriental.

 

Primero lo desmonté entero, para poder pintarlo.

transformar-un-mueble-viejo-en-un-mueble-oriental

Para que quedara bien, le tuve que dar tres capas de pintura (usé el mismo esmalte al agua de Brico-depot del que ya os he hablado en los dos posts anteriores).

Los herrajes eran medio dorados, y no me gustaban. Así que usé el spray de forja del que ya os hablé ayer (el que usé para renovar las manillas de las puertas), para pintarlos.
Usé el mismo procedimiento que para pintar las manillas: los metí en una caja grande para no manchar nada al darles con el spray, y usé una mascarilla de papel para aplicarlo.
(Esta vez sí que me acordé de hacer una foto a los herrajes dentro de la caja antes de pintarlo… pero se me olvidó hacer la de después. Jajaja, ¡qué cabeza! Y eso que uso mascarilla para no inhalar los vapores de la pintura… que si no, no quiero ni pensar como estaría)

pintar-con-forja

herrajes-antes-de-pintar-con-forja

pintura-forja-en-spray

 

Una vez aplicado el spray, los herrajes quedaron así:

herrajes-pintados-con-forja

herraje-pintado-con-forja

Me reafirmo en lo que ya dije en mi anterior post: ¡la forja le da a todo un aire mucho más elegante!

 

Sustituí las placas horribles forradas de terciopelo por dos trozos de una loseta vinílica (como las que usé para renovar la pared del baño), gris oscura, muy parecida al tono de la forja.

como-hacer-un-mueble-de-estilo-oriental

restarurar-un-mueble-dandole-un-toque-oriental

¡Ya solo me quedaba hacer el cierre!

Para hacer la parte circular corté otro trozo de loseta en forma de círculo, (usando una tapadera de esa medida para marcar el círculo). Creo que a partir de ahora voy a usar losetas vinílicas para todo… porque eso de que sean tan duras y a la vez se puedan cortar con un cutter ¡es súper práctico! Jajaja.

Encima, como son auto-adhesivas para pegarlas solo hace falta quitarles el papelito protector que tienen por detrás.
Vamos, ¡¡una maravilla!!

restarurar-un-mueble-dandole-un-toque-oriental-2
Una vez cortado por la mitad, colocado en el mueble, y puesta la hembrilla que tenía antes (previamente pintada con forja, claro)  quedó así:

restarurar-un-mueble-dandole-un-toque-oriental-3

Para hacer el pasador, cogí una llave vieja, la serré para quitarle la parte que encaja en la cerradura, y le puse una cadena:

como-hacer-un-cierre-para-un-mueble-oriental

 

Le di un par de dosis de spray de forja… y una vez colocada en su sitio este es el resultado:

ciere-para-mueble-oriental

transformar-un-mueble-viejo-en-un-mueble-de-estilo-oriental

 

¡¡Me encanta como ha quedado!!

Y si consigo dejar el recibidor como lo tengo en mi cabeza… ¡¡va a quedar mucho más espectacular todavía!!
Nota mental: necesito comprar vinilo blanco, un buda y una orquídea.
;-)