Mientras le contábamos a Pili toda la historia, Enma no paraba de darle vueltas a todo el material que teníamos, sin decidirse por dónde meterle mano.

  • (Enma) ¡Ufffff! No tengo ni idea de por donde empezar a hacer la mochila. Creo que voy a ir cosiendo los logotipos de los cazafantasmas a los monos, y me espero a ver como las hacéis vosotras, que en el tema de manualidades sois más manitas. Porque esto es más lioso que la historia entre Paula, Diego, Sandra y Javi, jajajaja.
  • (Pili) Jajaja. Pues yo creo que voy a coger la caja grande, la voy a forrar de papel de aluminio, le voy a hacer un par de tirantes con cinta americana para poder ponérmela de mochila… y luego la voy a llenar por fuera de cables y trastos. Y ya está.
  • Sí, yo pensaba hacer lo mismo. Pero a lo mejor cojo esta caja, que tiene na ventana transparente y meto dentro unos fantasmas para que parezca que ya los hemos atrapado. ¿Qué os parece?
  • (Enma) ¿ Y cómo vas a hacer los fantasmas?
  • Pintándole una carita de pena y unas manitas a un globo, y metiéndolo aplastado contra el cristal, para que parezca que está aprisionado.
  • (Enma) Jajajaa. ¡Va a quedar genial! Venga, ¡manos a la obra!!

La verdad es que fue una tarde muy divertida.

Pili alucinó un poco cuando le explicamos los desplantes que me dieron Paula y su hermana, y se rió muchísimo cuando le contamos los acercamientos que había hecho Javi.

Luego Enma nos estuvo diciendo que ella no sabe qué hacer para avanzar con Paco-Will porque lleva tiempo sin coincidir con él y aunque coincidan no avanzan.

Pili le ha dicho que debería ser más decidida porque ese tío no parece de los que se lanzan… Y que si no se atreve a lanzarse ella, como mínimo debería dejárselo muy claro para ver si así se decide a mover ficha él.

Yo he estado de acuerdo con ella… y Enma ha dicho que se mentalizará durante toda esta semana de que tiene que ser más decidida, antes del domingo que viene, que es cuando vuelve a haber rugby.

  • (Pili) Por cierto, ¿pensáis ir al partido, o solo al tercer tiempo? Por organizarme con el coche y eso… Porque si no os tengo que pasar a recoger a vosotras, quedo antes con Elena.
  • (Enma) No no. Nosotras vamos solo al tercer tiempo, que además, si la noche antes salimos disfrazadas nos liaremos… y para ir al partido hay que madrugar mucho.
  • (Pili) ¡Pero si los partidos son a las doce de la mañana!
  • Pues eso…

Cuando Pili se fue, a eso de las cinco de la tarde, porque había quedado con Diego y con la zorra de Paula… dejó su mochila terminada. Yo también dejé la mía hecha (a excepción los globos que tienen que ir dentro haciendo de fantasmas, para que no se desinflen hasta entonces)… Y, pese a los problemas que tuvo para arrancar, a Enma también le dio tiempo a terminar la suya… así que a las siete de la tarde pudimos recogerlo todo con la satisfacción de haber dejado todos los deberes bien hechos.

Cuando le mandamos a Pili una foto de las mochilas acabadas nos dijo:

  • ¿Veis? Si esta mañana hubiéramos quedado más tarde no nos hubiera dado tiempo a hacerlo todo. Al que madruga, dios le ayuda…

Nos ahorramos decirle que si no hubiera quedado con la calienta-braguetas de Paula lo hubiéramos podido hacer exactamente igual quedando solo por la tarde y teniendo que madrugar menos todavía.

Compartir: