Con este ya van tres días seguidos que salgo de currar casi a las ocho de la tarde. Y eso que estoy entrando a las ocho de la mañana y solo estoy parando quince minutos para comer. Menos mal que al final me han dado el viernes libre porque encima lo peor no es trabajar doce horas seguidas… ¡es que cuando salgo del trabajo todavía tengo que ir al gimnasio a echar otras tres horas allí! Al final del día llego a casa tan hecha fosfatina, que ceno, me meto directa en la cama… y hasta el día siguiente. Pero bueno… mañana ya es el último día, porque el viernes podré pasarme toda la mañana durmiendo.

Había quedado con Enma en que el plan para esa tarde iba a ser ir a comprar cosas para disfrazarnos de cazafantasmas, pero al final parece que, en vez de eso, va ser un día para disfrazarme de tía buena… o sea: para depilarme, hacerme una limpieza de cutis, ponerme una mascarilla en el pelo, arreglarme las uñas, etcétera. Y todo porque hoy, mientras estaba cenando, me ha empezado a escribir ¡Diego!

  • Eeeeeeeeh, mona. ¿Estás ahí?
  • ¡Hola majo! ¿Qué te cuentas?
  • Que por fin he encontrado curroooo. ¡Yujuuu!
  • ¡Joder! ¡Qué bien! ¡Felicidadeeees!
  • Gracias, jeje. Estoy que no me lo creo. Es un curro muy guay, pero me tengo que poner las pilas, porque es de mucha responsabilidad. Y antes de empezar tengo que hacer un curso de dos semanas…
  • Jaja. ¿Y cuándo empiezas?
  • El curso lo empiezo el lunes, y es en Barcelona. Así que el sábado me toca prepararlo todo para irme el domingo.
  • Pero digo yo que antes de irte habrá que celebrarlo, ¿no?
  • ¡Claro! Precisamente te escribía para decirte que hemos quedado el viernes a las ocho para ir de pinchos y saber si venís o no… por calcular cuántos vamos a ser.
  • Pues de ir seríamos solo Enma y yo, porque Pili está de viaje y no se sabe que día volverá exactamente.
  • Ah, no lo sabía.
  • ¿No has hablado con ella antes?
  • Pues no. Pero… entonces vosotras dos sí que venís, ¿no?
  • Depende de dónde queráis ir. Yo sigo con muletas, así que paso de ir a bares donde no me pueda sentar.
  • ¿¿Pero todavía sigues así?? La última vez que le pregunté a Pili por ti me dijo que ya andabas muy bien y que ibas sin ellas a ratos.

¿Y este cuándo le ha preguntado a Pili por mí? No ha podido ser hace mucho si ella le ha dicho que ya ando sin muletas a ratos… Pero ¿¿¿por qué la muy zorra se ha callado y no me ha dicho nada???

  • Ya, pero estos últimos días he recaído bastante. Los cambios de tiempo, que me afectan la hostia…
  • Claro, si es que eres una abuelilla, asúmelo.
  • Serás… ¡Grmpffff!
  • Jajajaja.
  • Bueno, pues ya me dirás dónde vais a ir para ver si me apunto.
  • Vengaaaa valeee. Pensaré algún sitio donde puedas sentarte. Desde luego, qué guerra tienes que dar siempre. Venga, chauuuu.
  • ¡Bye!

¡¡¡Voy a volver a ver a Diego!!! Estoy hiperventilando…

Compartir:
Personajes: , , , ,