• Toma Sandrita, aquí tienes tú cerveza…
  • Gracias!
  • Bueno sigue contándome…
    Estabas diciendo que al final quedaste para hablar con Diego… ¿y qué pasó??
  • Bufff.
    Pues cuando nos vimos fué un poco tenso… porque como yo estaba cabreada… Diego no sabía ni cómo saludarme:

      • Hola… ¿te puedo dar dos besos o me vas a cruzar la cara?
      • Me puedes dar dos besos.
        No sé cuando me habrás visto a mí cruzarle la cara a nadie…
      • Ufff, no sé…
        Es que con el carácter que tienes…
      • ¿Perdona??? No sé que quieres decir con eso… pero yo tengo un carácter envidiable… ¡¡pedazo de gilipollas!! Jajajajaja
      • Jajaja.
        Venga anda…
        ¿Dónde quieres ir? ¿Nos metemos en este bar, mismamente?
      • Vale.
        (Pedimos y nos sentamos)
      • Bueno… pues eso… que yo quería quedar contigo para pedirte perdón…
      • Perdón… ¿por qué exactamente?
      • Pues… por todo…
        Por lo de la fiesta…
        Y por lo del plantón del otro día… que de verdad que no fué premeditado lo de quedar con Paula… Es que me llamó y…
      • A ver… que eso ya me lo has dicho mil veces.
        Y ya te he dicho que te creo…. pero que aún así me sigue pareciendo mal que no me llamaras a mí primero para quedar, porque conmigo habías quedado primero… en vez de perder el culo por quedar con ella en cuanto tuviste ocasión, para variar…
      • Bueno, mira… yo he quedado contigo porque quería disculparme…pero si vas a estar a la defensiva y no me vas a dejar hablar…
      • No estoy a la defensiva. Y sí te voy a dejar hablar. Pero deja de repetirme lo de que el plantón no fué premeditado… porque ya lo sé y ya te he dicho que aún así me sigue cabreando…
      • Ya veo…
      • Además… yo no quería quedar contigo para hablar de eso.
        Ese día habíamos quedado para hablar… de otra cosa… no?
      • Sí…
        De lo que pasó en tu casa, no?
        Bufff…
        Pues… lo siento mucho por eso también…
        Reconozco que me pasé catorce pueblos…
      • Sí. La verdad es que sí.
        Te pasaste toda la noche amargándome. Detrás de mí… diciéndome que qué hacia con mi “amiguito”… que por qué no lo mandaba a la mierda y me iba contigo…
      • Ya. Prffff…
      • Y en cuanto él volvía a ponerse a mi lado… te esfumabas… pero en cuanto se volvía a marchar… volvías otra vez a la carga…
      • Ya. Ya lo sé…
      • Y lo más cojonudo es que encima cuando te digo que me dejes en paz… que no tienes derecho a decirme nada porque precisamente tú estás saliendo con otra tía… me lo niegas!!! Y me dices que no estás con nadie… que es todo mentira!!!
        Y te quedaste tan impasible… Yo es que alucinaba, vamos…
      • Bueno… eso es lo que dices tú… porque yo no me acuerdo de nada de esa supuesta conversación…
      • Cómo que “supuesta” conversación??
        Estás insinuando que me lo he inventado????
      • Podría ser… porque nadie más lo oyó.  Tú eres la única que dices que pasó eso…
      • Me estás diciendo en serio que crees que me he inventado eso?? Porque mira… entonces a lo mejor si que te cruzo la cara…
      • He dicho que la única persona que dice que pasó eso eres tú.
        Pero sí que te creo.
        Precisamente por eso al día siguiente lo dejé con Lidia… porque una cosa es estar saliendo con alguien a quien ya le has dicho que no puedes tener una relación seria con ella… y otra que te pases una noche detrás de otra tía y negando su existencia.
        Como comprenderás… no podía seguir con ella después de eso… y la dejé.
        Así que fíjate si te creo…
  • Bueno, pues mira, por lo menos el tío apechugó y lo intentó arreglar, no?
  • Sí, bueno…
    Por lo que me dijo Pili en realidad lo dejaron a medias… porque ella también estaba ya un poco harta, porque lo estaba pasando muy mal.
    Estaba muy pillada por él, y como veía que él por ella no sentía lo mismo… pues ya sabes…
  • Ya. Y él le iba dando esperanzas, no?
  • Pues no… la verdad es que debía ser al revés.
    Él le dijo desde el principio que lo había pasado muy mal y no se veía preparado para tener una relación con nadie… porque él seguía sintiendo cosas por su ex y tal…
  • Le dijo eso???
  • Pues mira… parece que sí…
  • Pero quién es tan imbécil como para decirle eso a alguien con quien estás empezando a salir???
  • Jajjaja. Pues ya ves…
  • A ver… que una cosa es ser sincero… y otra ser un suicida sentimental!!!
  • Bueno bueno… que tampoco ha sido tan legal todo el rato…
    Que a mí Pili me ha contado que él seguía llamando a su ex de vez en cuando para quedar (y su ex pasando de él, para variar)… y cuando Lidia se enteró, le dijo que era su ex la que lo llamaba a él…
  • Uffff
  • Y cuando a su ex le empezaron a llegar rumores de que quedaba mucho con Lidia, Diego le dijo que no tenían nada… que Lidia no hacía más que llamarlo para intentar quedar con él… pero que él pasaba de ella…
  • Jajaja. Está claro que el destino de esa chica era que la negara… con unas y con otras… jajajaja
  • Pues ya ves…
    Así que no sé muy bien que pensar de Diego.
    Me parece bien que le dijera eso a la tía al principio… pero lo de andar jugando a dos bandas no me mola un pelo…
  • Bueno… que lo otro lo sabes por Pili.
    Y visto lo visto… yo no me fiaría mucho de la información que te llegue de esa tía… Que eso es lo que te ha dicho ella… pero a saber…
  • Ya…
  • A mí me flipa más que el tío este le diga a una tía que está loca por él “Oye, verás… que sepas que yo sigo enamorado de mi ex y que si ella mueve un dedo te voy a mandar a tomar por el culo… pero mientras, si quieres, podemos follar de vez en cuando” y que la tía le diga que sí, que vale, que le parece bien…
  • Ya.
  • Encima lo que no sabía la pobre, es que en realidad no era el segundo plato… si no el tercero!!!! Porque yo tengo clarísimo que si te llegas a meter tú en medio… Diego no se lo piensa ni dos veces, vamos.
    Si es que se le cae la baba cada vez que te ve…
  • Ya. Ya lo sé…
    Pero espera… que te sigo contando…
    Que me siguió diciendo:

      • No te haces una idea de la semana pasé.
        No tenéis nadie ni idea de lo mal que lo he pasado todo este tiempo con esa chica…
        Porque yo le dije que no quería nada desde el principio… Pero aún así esa se pilló un montón… y lo ha pasado fatal… y me ha hecho sentir súper-culpable…
        Al final hasta hasta me ha borrado del whatsapp y del facebook… porque dice que no quiere saber nada de mí.
        Y no es justo!!! porque yo desde el principio le dije lo que había… 
      • Ya. Pero tú también sabías lo que había por su parte… y aún así seguiste…
        Pobre chica.
      • Y yo que cabrón quieres decir…. no??
      • No.
        Solo es que yo eso ya lo veía venir. Por eso me he negado todo este tiempo a que pasara nada contigo…
      • Como que a “todo este tiempo”???
        A desde cuando te refieres??
      • Pues… a hace un año y medio, más o menos, no?
        Desde San Juan del año pasado… que fué cuando la cosa se empezó a poner tensa entre nosotros…
      • ¿”Tensa”?
      • “Cercana”… querrás decir…
        Jajajajaja. Llámalo como quieras…
      • Quieres decir que por aquel entonces ya sabías que tú a mí me gustabas??
      • Claro.
        Joder… será porque no se notaba…
        Tú no sabías que me gustabas a mí???
      • Yo no, joder!!
      • O_o
      • Yo me he enterado ahora… a raíz de lo de la fiesta en tu casa…
        Porque al día siguiente Simón se estuvo descojonando de tu caluroso saludo y de que me persiguieras por toda la casa… hasta que llegó tú amiguito y ya no me volviste a hacer ni puto caso, claro…
      • Prrrffff!!!
        Madre de dios que vergüenza cada vez que me acuerdo de eso…
      • Y claro… ya llamé a Pili y se lo pregunté.
      • El qué?
      • Que si yo te gustaba…
      • Ah.
        Y que te dijo?
      • Lo mismo que tú… que si no me había dado cuenta antes…
      • Hombre!!!
        Es que a ver Diego… se notaba un montón.
        Pero si tus amigos nos han tirado puyas mil veces…. que se habían dado cuenta todos!!!
      • Todos menos yo!!
        Joder… me lo podía haber dicho alguno… que cabrones!!! Que yo nunca me entero de esas cosas…
      • Pero lo dices en serio?
      • Sí.
        Oye… una pregunta… El resto de la gente que había en tu casa… ¿sabía quién era yo?
      • Por?
      • Pues porque me sentía… observado continuamente.
      • Pues… no sé. Quiero decir… que mis amigos si que saben todos de tú existencia claro…  Y saben toda la historia… pero los demás no.
      • Y de allí… quiénes eran tus amigos?
      • Pues… ahora que lo dices… todo el mundo, claro. Jajajajajajja
      • Prfffff. O sea… que yo era el ÚNICO que no tenía ni idea de lo que estaba pasando… Es que me parece alucinante…
      • Joder. Pero es que a mí me parece increíble que no te hubieras dado cuenta antes…
        Si ha habido un montón de veces que ha habido una tensión de la leche entre nosotros… Como aquel día que tú estabas tan borracho y casi me saltas encima…
        Si hasta hubo ratos en los que, según dicen estas (porque yo no me acuerdo), estábamos tú y yo a un palmo de distancia sin decir nada y mordiéndonos los labios para contenernos las ganas…
      • Coño!! Es que yo si que era consciente de que a mí me pasaba eso… ¡¡¡pero no sabía que a tí también!!!
        ¿Cómo iba a pensar que yo te gustaba… si cada dos por tres te tirabas a Javi?
      • Prfff!!
      • Que es otra cosa que no entiendo… Si te gustaba yo, ¿por qué te liabas con Javi?
      • Pues porque no quería tener nada contigo, está claro.
        Si hubiera querido tener algo contigo, evidentemente no me hubiera estado liando con Javi…
      • Pero… no lo entiendo…
        Si tú sabías que tú a mí también me gustabas un montón…
      • Ya. Pero también sé que sigues obsesionado con tu ex. Y te he visto ir detrás de ella como un perro faldero un millón de veces. Y la conozco a ella. Y sé que es una zorra manipuladora que no quiere nada contigo, pero que quiere saber que vas a estar a su disposición cuando ella quiera. Y sé que en el momento en el que empezara a salir contigo… se iba a meter en medio montándote un pollo de cojones para que me dejaras, solo por joder. Y que si no lo consiguiera usaría otras artes, como decirte que te echa de menos y quiere volver contigo… o lo que fuera, hasta salirse con la suya. Y como tú en realidad tienes esa dependencia absurda de ella…
        ¿Qué pasa??? ¿Por qué pones esa cara?? Te has quedado blanco…
      • Porque…
        Bueno….
        Porque es… lo que ha pasado… exactamente…
      • Jajajajajajajajajajjaajajaja
      • Pero… tú por qué sabías que iba a hacer eso??
      • Porque Paula es una tía fría y calculadora a más no poder. Es como un puto ordenador.
        Y yo programo ordenadores. Sé cómo funcionan… jajajjaja
      • Prfff
      • Pero vamos… que lo sabía yo… y sabíamos todas…
        Lo hemos hablado mil veces…
      • Pili también?
      • Sí, claro.
      • Y qué decíais exactamente?
      • Pues eso. Que Paula pasa de tí como de la mierda… pero que en cuanto te viera con otra iba a hacer lo que fuera para que volvieras al redil…
        Y que tú ibas a caer…
      • Prffff
      • Por curiosidad,  que fué lo que hizo?? Cuando se enteró de que estabas con Lidia, quiero decir.
      • Pues se llevó un disgusto de narices… y se fué para casa.
        Al llegar le dió un ataque de ansiedad… y se tomó unas pastillas muy fuertes… y…
      • JAJJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJA
      • Oye, no te rias Sandra. Que son unas pastillas muy peligrosas, joder!! Que le podía haber pasado algo, que no es ninguna broma.
      • Hombre ya… es que si se llega a tomar aspirinas no le hubieras hecho caso… no te digo… jajajjajajjaa.
        Que pardillos sois a veces, de verdad…
      • Vamos, que quieres decir que hizo eso solo por que yo le hiciera caso?? Que fingió el ataque de ansiedad??
      • No. Creo que lo de las pastillas si que fué por exagerar.
        Lo del ataque de ansiedad si que me cuadra totalmente… Pero no porque tú le importes un pimiento… que eso tengo claro que no. Si no porque ve que te estás empezando a escapar de su control… Y creo que es una tía que no soporta saber que hay algo fuera de su control… hasta el punto de que le pueda dar un ataque de ansiedad cuando ve que ya no puede manejar todas sus cosas como ella quiere.
      • O_o
        Joder… pues… sí, sí que es así.
        De hecho ya le han dado más veces por cosas parecidas…
        Co… cómo sabías eso?
      • Jajajajjajajaja.
        Ya te he dicho que sé de ordenadores, y que a esa tía se la ve venir a kilómetros…
        Estaba segura de que iba a hacer algo así en cuanto supiera que estabas con una tía… y pasaba de llevarme una hostia que se veía venir tan de lejos.
        Por eso no quería ser tener nada contigo aunque sí que me gustaras…
      • Hombre… no querías nada-nada…
        Si lo tenías tan claro, no sé a qué vino la persecución que me hiciste por tu casa a primera hora de la noche…
      • Ya, prfff.
        Por eso… si que te tengo que pedir perdón yo a tí.
        Como hacía mucho que no te veía… y últimamente había estado tonteando con mi fisio… pues supongo que no me acordaba de que me gustabas tanto…
        Y cuando te ví… no me había mentalizado.
        Me pilló desprevenida.
      • “No me acordaba de que me gustabas tanto”. Pedazo de frase.
      • Ya ves…
      • Pero… ¿te gustaba… antes… o te sigo gustando ahora??
      • Da igual.
      • A mí no.
      • A mí si.
        Ahora te pregunto yo ¿tú estabas pillado por tu ex antes, o lo sigues estando ahora?
      • Prfffffffff… 
      • Pues ya está.
        Es lo que te estaba diciendo antes.  Me niego a ser el segundo plato de nadie.
        Estoy convencida de que si hubiéramos empezado a salir… yo hubiera acabado pillada hasta las trancas… Y cuando ella moviera ficha tú no ibas a poder evitar que se te removiera todo… Y conociéndote, encima me lo dirías… con lo cual ni siquiera podría cogerte asco por mentiroso-cabrón…
        Y al final… hubiera tenido que mandarte a la mierda… pero pasándolo peor que si nunca hubiéramos empezado…
      • Pero eso son todo conjeturas tuyas…
      • Sí? Pues mira… muy equivocada no estaba…
        Con Lidia es lo que te ha pasado… Y si habéis durado tanto es porque ella se ha tragado su orgullo y ha seguido aguantando a trancas y barrancas.
        Ya te digo yo… que yo te hubiera mandado a la mierda a la primera de esas.
        Otra cosa no tendré… pero orgullo… por mí y por otros 20.
        Solo me faltaba eso en la vida… recoger las migajas que tire la zorra de tu ex… vamos hombre!!
        Fijo que si lo hubieramos intentado… ahora sería yo la que estaría exactamente en el mismo punto que Lidia.
      • Eso ya nunca lo sabremos…
      • Ya.
        Pero yo estoy convencida de que hubiera pasado eso, porque hasta que no se te pase esa dependencia enfermiza con la zorra de tu ex… no podrás estar con nadie de verdad.
      • Ya lo sé.
        Y a tu pregunta de antes… no, ya no estoy enamorado de ella…
      • Eso también lo tenía bastante claro… Desde el día que te llamé cabreada por lo que pasó cuando salimos todos para celebrar que habías encontrado trabajo
      • Ah… sí
      • La puse de puta para arriba… y me dijiste algo como “Ya bueno, es que como ella es así… se piensa que es así todo el mundo”.
        Como puedes querer estar con alguien que tú mismo consideras que es una hija de puta… y que sabes que está jugando contigo y haciéndote daño a propósito… y gratuitamente???
        Te juro que no lo entiendo…
      • Ya. Tienes razón es que es una dependencia extraña. No sé por qué me pasa esto…
        Otras veces me han dejado otras tías y lo he superado mucho más rápido…
        No sé por qué sigo tan obsesionado con ella… pero no puedo evitarlo…
      • Ya.
        Bueno.
        Pero como dice Toni… hasta que lo superes… eres “material dañado”
  • Halaaaaaaaa, que hijaputa… y a mí para qué me metes? jajajajjjaja.
  • Coño, porque es verdad que lo dijiste… o no? Y me parece una definición muy buena…
  • Y qué te dijo?
  • Me dijo:
      • Anda… mira que majo tu amigo Toni… prffff!!
        ¿Y qué se hace con el material dañado, según vosotros? ¿Se recicla?
      • No. Se desecha.
  • JAJAJAJJAJAJAJAJJAJA. Joder tía… es que a veces tienes menos delicadeza que unas bragas de esparto… Jajjajajaa. ¿Y qué te contestó a eso?
  • Nada. Se quedó con una cara el pobre…
    Prfff… no te la sé ni describir…
  • Jajaja.
    Joder, de todas maneras me flipa que tengáis una conversación así… a corazón abierto… como si tal cosa…
  • Hombre, como si tal cosa no. Que era muy tenso todo…
  • Ya, pero aún así… es dificilísimo encontrar a alguien que te hable tan a las claras…
    Quiero decir que tú sí porque… bueno, porque todos sabemos que estás loca… pero hay que reconocer que el crio este también tiene los cojones bien puestos…
  • Ya. Diego siempre me ha parecido un tío muy directo, y muy legal… que dice las cosas a la cara… por eso me ha gustado a mí siempre tanto…
  • Ya. Si a mí el chaval me cae bien…
    Pero es que tenía que ser para veros, ahí tomando una caña y hablando de esas cosas…. jajajaja

    Porque… a todo esto… por curiosidad… ¿cómo estábais sentados??
  • hablando-con-diego¿Qué más da eso?
    Pues no sé… sentados en la mesa uno en frente del otro. Yo apoyada en el respaldo… y Diego más echado para adelante…
  • ¿Invadiendo tu mitad de a mesa?
  • Sí… Tenía las manos estiradas casi hasta mi borde…
  • Osea, tú a la defensiva y el intentando acercar posiciones contigo…
    Entiendo…
    Prosigue.
  • Jajajjajajaajajaja. Prosigue?? Ni que estuviéramos en un juicio… jajajaja.
    Bueno, pues como te iba diciendo… después de decirle que “el material dañado se desecha”… se quedó como en shock… y cuando ya reaccionó me dijo:

      • Ya. Y era más fácil liarte con Javi… que no es material dañado, no?
  • Hostias…que puñalada
  • Ya… la verdad es que daba por hecho que me iba a echar en cara lo de Javi en cuanto pudiera, porque sé que le jode un montón… Pero en ese momento no me lo esperaba…
  • Y qué le dijiste?
  • Pues:
      • ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?
        Cuando yo me lié la primera vez con Javi, tú estabas saliendo con Paula.
        Y cuando lo dejásteis y empezó a haber más tensión entre nosotros…
      • Tensión no. ¡¡Cercanía!!
      • Bueno, pues cercanía… prfff.
        El caso es que como yo tenía claro que la cosa contigo iba a ser un desastre por todo lo que te he dicho antes… pues decidí que no podía pasar nada entre nosotros.
        Que tenía que dejarlo correr. Y punto.
        Y me seguí liando con Javi… porque además me parecía muy buena manera de mantenerte a tí al margen.
      • Cómo??? Espera… qué has querido decir con eso?
      • Pues eso.
        Que está claro que si me estoy liando con un amigo tuyo… vas a mantenerte más al margen, no?
        Por lo menos sería lo suyo.
      • Si vamos… ahora me vas a decir… que te liabas con Javi para que me alejara yo de tí, no?
        No porque te lo pasaras bien follando con él…
        Por eso os habéis liado más de 20 veces, no? Para mantenerme a mí al margen…  ¡¡no te jode!!!
      • No, no. No te confundas.
        Liarme con Javi me venía de doblemente bien… porque me servía para mantener un poco más la distancia contigo…
        Pero principalmente me liaba con él, porque nos lo pasábamos de puta madre…
      • Bueno, a ver, tampoco hace falta que pongas tanto entusiasmo… prfffff!!!
      • Jajaja.
      • Pero vamos… la conclusión es que Javi te parece una opción de puta madre… y yo no porque soy “material dañado”, no?
      • Vale. Ya veo que lo de “material dañado” se te ha clavado, eh?
      • Hombre… tu dirás…
        Y lo de Javi… es que me enerva!!!! PRFFFF!!!
        Menudo elemento!! Pero si es un gilipollas. No tienes ni puta idea de cómo es en realidad…
        Es que tiene cojones el asunto…
      • Ehhhhh. Para el carro.
        No sé por qué tienes que pasarte tanto siempre con Javi…
      • Ya, y tú siempre tienes que defenderlo, no?
      • Si lo defiendo es porque lo atacas.
        Si él se metiera contigo sin motivo… también te defendería a tí…
      • Hummm…
      • Pero en esa situación todavía no me he visto nunca…
        Porque Javi será lo que tu digas… pero os pasáis catorce pueblos con él, y sin embargo yo a él jamás le he oído decir nada malo de ninguno de vosotros… aunque tenga motivos…
        Al contrario, siempre os defiende hasta lo indefendible…
        Y que lo hagas tú me parece peor todavía… que precisamente a tí te tiene en un pedestal… ¡¡y lo sabes!!
      • Ya, y yo a él lo quiero un montón… y tú también lo sabes… pero es que tú no sabes cómo es con las tías, porque…
      • A ver… que me da igual lo que haga Javi con las tías…
      • Ya, pero lo que haga yo no te da igual, verdad?
        Yo soy material dañado y hay que desecharme, no?
      • Y vuelta la burra al trigo… Pero qué tendrá que ver??
        ¿No entiendes la diferencia?
        A mí Javí no me gustaba… Quiero decir que me caía muy bien , y tal… pero lo que teníamos era solo sexo… Nunca he querido tener nada más con él… Así que lo que haga con el resto de las tías me importa un comino.
        Pero tú… Quiero decir que quitando lo de criticar a tus propios amigos, que es una cosa que no me mola un pelo, me pareces un tío muy legal.
        Por eso me jodió tanto lo del plantón del otro día…
      • Es que de eso estoy yo hasta los cojones también. Que como Simón y yo parecemos los chicos modélicos y todo el mundo espera mucho de nosotros… al mínimo patinazo que tengamos, ya parece que hemos hecho la de dios… y es una decepción de la hostia… y nos lo echan en cara veinte veces!!!
        Pero Javi no, porque como es el graciosete y nadie espera nada de él… pues puede hacer lo que le salga de los cojones y todo el mundo tan contento.
      • Pero a ver…
        Tú mismo lo has dicho. La gente que te decepciona es de la que esperas algo.
        Yo de Javi no esperaba nada… porque tampoco quería nada más de él.
        Pero de tí sí. Tu me gustas… para otra cosa.
        Por eso no me da lo mismo saber que si tu ex te llama vas a ir detrás de ella como un perro faldero… o no.
      • Ya, pero bueno… eso ya se me pasará, digo yo.
        No voy a estar así toda la vida…
      • Ya. Pero puede que se te pase en un año… o en diez…
        Y yo no voy a esperar por nadie, lo siento.
      • Vale.
        Entonces… ¿cual es el plan de ahora en adelante, si puede saberse?
        ¿Qué cada vez que nos encontremos y uno esté borracho y vaya detrás del otro… el otro se contenga para que no pase nada?
      • Prffff. Pues… no sé…
        Yo intentaré que no me vuelva a pillar desprevenida… para no andar brincando detrás de tí, como si fuera Heidi detrás de las cabras.
      • Pues yo no prometo nada.
      • Jajajajaja.
        Pues sintiéndolo mucho, yo sí.
        Creo que lo mejor es seguir pasando del tema…
      • Bueno… hasta que un día coincidamos borrachos los dos… y a ver que pasa.
      • Ufffff!!
        :-(
      • En fin… vámonos anda… que creo que ya hemos tenido bastante conversación profunda por hoy…
        Y yo no creo que pueda asimilar nada más…
  • Joder… pues si que habéis dicho las cosas claritas… sí.
  • Sí…
  • Vamos. Y él no te ha podido dejar más claro que está deseando encontrarse contigo borracha para saltarte a la yugular
  • Ya
  • Con lo cual… ahora entiendo menos que hayas estado sin saber nada de él un mes y pico…
  • Hombre. Es que pocas veces hemos estado tanto tiempo sin coincidir.
    Daría por hecho que íbamos a encontrarnos por ahí de fiesta…
    Y la verdad es que hubiera sido lo más normal…
  • Hombre pues sí… porque ya hubiera sido el colmo que te hubiera escrito al día siguiente para decirte algo como “Oye, quedamos este finde a tomar algo?? Pero tú ven ya borracha de casa, vale?”
  • Jajajajjajajaa.