Cuando tengo que comprarme botas nunca encuentro ningunas que me gusten: o son horribles (ya sabéis que si se llevan las tachuelas no encuentras una puta bota que no las lleve, si se lleva la purpurina: con purpurina, si se llevan mosqueteras: mosqueteras… Si no vives bajo los dictados de la moda, te jodes y tiras con las viejas 5 años hasta que la moda vaya cambiando, porque no tienes variedad), o son de materiales poco flexibles y no puedes ni doblar el empeine, o de materiales que se ensucian mucho (¿a quien cojones se le ocurre hacer botas de piel vuelta para invierno, que hay charcos y mierda en el suelo continuamente????).
El caso es que siempre vuelvo a casa encabronada y con las manos vacías.

Bueno… pues hoy me ha pasado justo lo contrario. He entrado en cuatro zapaterías y me han gustado nada menos que cinco pares ¡¡¡CINCO!!!
No me lo podía ni creer!! Dos años llevo sin comprar botas porque no me gustaban ningunas!! (y a estas alturas ya las tenía todas destrozadas… porque cada par te dura una temporada y gracias… a no ser que te gastes más de 120 euros en cada uno, claro).

1779265_737685886300031_2069634245617058709_n

Así que ni me lo he pensado. He cogido todas y listo.
Así, a lo bestia.
Que se note que soy hija de mi padre, jajajajjajaja.

CYMERA_20141020_200206

La primera foto la he hecho cuando salí de la primera zapatería, luego no he podido hacer más… porque no tenía suficientes manos para hacer fotos, jajajajjaja
Espero que no me haya visto nadie por la calle, porque parecía una fashion victim o algo parecido…. jajajajjjaja. Que vergüenza!!!!!

Pero ya tengo botas suficientes para poder estar otros tres años sin tener que pisar una zapatería.
Yuhuuuuuuu!!!!