Como ya sabéis este viernes por la tarde estaré presentando la re-edición de mi libro “No sé si tirarme al tren… o al maquinista” en El Corte Inglés del paseo de Zorrilla, en Valladolid, a las 19:00 h.

Pero, como además el domingo día 23 es el Día del libro, también  estaré firmando libros en el stand de la Librería Maxtor, donde ya estuve el año pasado.

El caso es que me hace particular ilusión, porque para mí el día del libro siempre ha sido un día muy especial.  Desde antes incluso de saber leer he sido feliz teniendo la nariz enterrada en un libro. Y he grabado este vídeo para explicaros el por qué de esta pasión. ☺️

 

 

Compartir:

    10 comentarios

  1. Ernesto 19 abril, 2017 at 17:54 Responder

    Hola, Sandra. ¡Felicitaciones! Vi el vídeo del presente post, y escuché la entrevista que te realizaron en conmemoración de tu próxima presentación del libro. Me agrada mucho tu frescura y capacidad de oratoria, muy hábil. Parece, que el mayor atractivo que tienes, como comunicadora, es la particular perspectiva que tienes de los temas más variados. Una grandísima y espontánea cualidad para desacralizar. Aventuro, podrías desempeñarte con solvencia como conductora de un programa de radio. Que disfrutes mucho de tu presentación del libro.

  2. María José Montero Fernández 20 abril, 2017 at 16:02 Responder

    Enhorabuena por la firma, guapa! Me encantaría asistir, pero me pilla un pelín lejos… joo. Me ha encantado el vídeo de tu pasión por la lectura, tienes toda la razón en eso de que leyendo abres tu mente viviendo muchas vidas, maravilloso mensaje. Yo soy otra apasionada y también tuve una colección de Mortadelo y Filemón! XDD Espero que vaya muy bien la firma y que vengas pronto a otra por aquí por Sevilla, que yo me apunto fijo. Un beso, guapa.

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 20 abril, 2017 at 22:51 Responder

      Lo intentaré. Por lo menos alguna firma en Andalucía tengo que hacer.

  3. Puri 20 abril, 2017 at 22:38 Responder

    Qué fuerte, mi padre también me traía mortadelos del rastro los domingos y prácticamente aprendí a leer con ellos. Me encantaban y aún de adulta los he leído con cariño. Me los sabía de memoria y a veces me hacían pruebas de abrir por una página y yo lo recitaba jajajaja. Qué recuerdos me has evocado con tu vídeo.

    Por cierto, soy nueva suscriptora, leí tu libro en semana santa y te he buscado, ¡hola!

  4. Melkart 22 mayo, 2017 at 14:40 Responder

    Hola, enhorabuena (con retraso) por tu firma. Respecto a Mortadelo y Filemón, creo que esos personajes son responsables de la afición a la lectura de más de una generación, mucho más que los libros de lectura del cole. Respecto a lo que dices en el libro de la evolución del dibujo de Mortadelo y Filemón, es cierto que Francisco Ibáñez evoluciona el trazo de sus personajes a lo largo de los años, pero algunas de esas páginas que vemos con un dibujo poco habitual se deben a otros dibujantes que la editorial Bruguera contrataba para alcanzar la tirada de páginas que requerían en cada momento. Gracias a unos contratos leoninos, la editorial era propietaria de los personajes y de los guiones, a pesar de que los crearan sus respectivos dibujantes, y eso les daba “derecho” a “ayudar” al dibujante de turno a conseguir la producción de páginas que la editorial necesitaba. Te lo digo como aviso a navegantes ahora que entras en el mundo editorial. Besos y nos vemos en la feria del libro de Madrid.

Dejar un comentario