A ver… Yo entiendo que al ver las fotos de mi progreso con los ejercicios del BBG a muchas os estén entrando ganas de poneros a hacer ejercicio en casa y yo os animo a ello, porque yo lo estoy notando muchísimo y no solo estéticamente… pero hacedlo con cabeza, por favor.

 

Muchas me estáis preguntando si el programa BBG no me hace daño en las rodillas, porque muchos ejercicios son de impacto y como sabéis siempre las he tenido bastante delicadas.

Tengo muy claro que en mi orden de prioridades en la vida lo primero es tener las rodillas bien, y muy pero que muy por detrás, está tener bien el culo. Así que si veo que algún ejercicio me hace daño o no me viene bien para las rodillas, simplemente no lo hago. Por ejemplo, y aunque suene raro, lo que más me cuesta hacer son las flexiones, porque en esa posición de piernas rectas y en tensión, mi rodilla no es capaz de aguantar ni unos segundos. Así que las hago con las piernas semiflexionadas, y solamente mientras no me duela la rodilla. Si me empieza a doler, paro inmediatamente y que le den por el culo a la rutina de brazos. Si puedo, lo sustituyo por algún ejercicio que me parezca similar y en el que la rodilla no sufra… pero si no lo encuentro, simplemente paso. La rodilla manda.

Es verdad que según voy cogiendo fuerza en las piernas poco a poco, cada vez soy capaz de aguantar más en esa posición, pero aunque no fuera así, nunca se me ocurriría forzarla. Creo que hay que ser consciente de las limitaciones que tenemos cada uno y no pasarnos de rosca por intentar conseguir ciegamente algo que no nos va bien. Lo primero es la salud.

También por ejemplo, al principio, hacía las rutinas más despacio y no las hacía enteras porque notaba que se me salía el corazón por la boca y que queréis que os diga… prefiero tardar un mes más en conseguir ver los resultados pero no sufrir un infarto por el camino.

Del mismo modo os digo que si nunca habéis hecho ningún ejercicio, al principio deberéis vigilar muchísimo las posturas o incluso aprender con un monitor, porque por ejemplo para hacer las sentadillas, las zancadas, etc. la rodilla siempre tiene que estar encima del pie (ni más para dentro ni más para fuera), y nunca sobrepasarlo hacia delante… porque si no lo hacéis bien, las rodillas pueden sufrir mucho. Y lo mismo pasa con la espalda. Siempre hay que mantener las posturas correctas.

Por otro lado, en mi caso particular, a mí lo que me dio la vida porque me estabilizó y me arregló las rodillas (y es a lo que le debo el poder andar actualmente porque si no seguiría con muletas) es el tai-chi.

Así que, por si las moscas, desde que he empezado las rutinad de Kayla, he reforzado mis ejercicios de Tai Chi, haciendo cada día un ratito (antes también lo hacía porque ya os digo que es a lo que le debo el tener las piernas bien ahora… pero más ocasionalmente). De hecho, si un día solamente tengo media hora para hacer ejercicio, prefiero hacer el tai-chi que las rutinas de Kayla. La salud antes que la apariencia, SIEMPRE.

Como anécdota… El fin de semana en casa de mi hermana, aprovechando que hacía súper buen tiempo, estuve practicando pasos de tai-chi en el patio, y su perrito no entendía muy bien lo que estaba haciendo y por qué pasaba de él y no le tiraba la pelota, y según avanzaba, no hacía más que volverme la a poner delante para que se la tirase. 😂😂😂

Está claro que a veces para hacer ejercicio te lo complican más los factores externos que los internos. 😂😂😂

 

Lo dicho… la operación bikini está muy bien y yo os animo a que empecéis a hacer ejercicio, porque de verdad que yo lo estoy notando muchísimo, sobretodo en que me siento más ágil, con las piernas menos cansadas, etc. pero intentad no terminar en el fisio con alguna lesión por hacer mal los ejercicios o por hacer alguno que no os vaya bien… por favor os lo pido.

#cuidadin #operacionBikiniSiPeroOperacionFerulaNo

Tenéis toda la info sobre mis inicios con el BBG, en que consiste y mis primeras impresiones y dificultades durante las primeras semanas en el post: “Si no puedes volar, corre“.

Compartir:

    6 comentarios

  1. ANa 9 junio, 2017 at 16:41 Responder

    hola! me gusta mucho la adaptación de la rutina BBG. Para aquellas que vamos cortas de money, también seria muy ilustrativo saber cómo has sustituido (si lo has hecho) el material necesario como: el banco de gimnasio, el balón medicinal, y el balón bosu. Ánimo, tu cuerpo de bikini esta más cerca.

  2. 9 junio, 2017 at 20:14 Responder

    Hola Sandra! Como se nota! Tienes razón hay que hacerlo todo con cabeza y al ritmo que nuestro cuerpo lo permita pensando siempre en la salud. Yo intenté seguir la rutina BBG el verano pasado, y digo intenté porque me quedé en la primera semana. Entre el calor que hace por mi tierra y el gran sobrepeso que tenía me costaba mucho y me frustré. Este año he perdido 10 kilos en referencia al año pasado (controlando la alimentación y llevando una vida más activa) y al verte me estás despertando las ganas de ponerme a la carga pues me siento más ligera y fuerte. Te sigo, ánimo!

  3. David 10 junio, 2017 at 14:53 Responder

    Correcto Sandra, si un ejercicio no se puede hacer se busca un sustituto, mejor eso que parar.

    Es ,como ya comente, mejor hacer las flexiones con rodillas apoyadas que no hacer, si uno ve que le resulta fácil pero aun no puede ponerse en posición recta (a veces por problemas lumbares y otros de estabilidad general) se puede hacer apoyando las rodillas pero en algo que levante del suelo, para que haya mas peso en nuestra parte delantera, nos valdría una silla, taburete, mesa de café…. Algún sitio que esté entre 40-50 cm se altura, así incrementamos la dificultad sin poner en riesgo rodillas o lumbares…

    Besos Sandra, estas genial!!

Dejar un comentario