Enma ha flipado cuando le he enseñado la conversación. Le ha parecido muy raro que después de tanto tiempo sin hablar me haya escrito como si nada para proponerme quedar… pero le ha parecido más raro todavía que me avise a mi antes que a Pili… y sobre todo que haya insistido en que vayamos nosotras pero se la pele que vaya Pili o no. Qué raro me parece todo lo que está pasando entre ellos…

  • Bueno, da igual. Sea como sea, Pili no vaya a estar ese día, así que mejor, porque nos evitamos tener que aguantar miradas de reproches.
  • Por lo menos por parte de Pili… porque como vaya Paula las miradas de reproche no te las va a quitar ni dios.
  • ¡Hala! ¿Tú crees que también irá Paula?
  • No tengo ni idea, pero teniendo en cuenta que últimamente había vuelto a quedar bastante con Diego, no veo por qué no.
  • Ya… es verdad. Prfffff. A veces se me olvida que Diego es material dañado. Ohhmmm… Es material dañado… Está infectado de anisakis… No me conviene… Si tuviera algo con él yo sería el segundo plato… Es mejor pasar de él porque está claro que no le gusto lo suficiente para pasar página… Ohhmmm… Es material dañado… Muy dañado…
  • ¿Qué haces? ¿Te lo repites a ti misma para creértelo? Jajaja.
  • Sí. No puedo dejar que vuelva a pasar como la última vez que coincidí con él y que casi acabamos enroscados. Tengo que mantenerme fría y distante… Esta vez yo no voy a beber para evitar hacer cosas raras. Que luego se producen situaciones muy incómodas para todos y no merece la pena.
  • Pero, ¿cómo vas a evitarlo?, si desde que te ha escrito tienes los ojos que pareces Candy Candy… puesta de éxtasis.
  • Jajajaja. Ya. Porque tengo muchas ganas de verlo… pero eso no hace que me olvide de todo lo que sabemos de que sigue detrás de Paula como un perrito faldero, a pesar de que ella esté jugando con él descaradamente.
  • Ya… Pero bueno… Nos queda la esperanza de que si ahora Paula está liada con el otro chico lo mismo ya pase de Diego.
  • No creo, porque de toda la vida los partidos se juegan con titulares… y con reservas.
  • Hablando de reservas… el que seguro que sí estará invitado será Javi.
  • ¡Hala! ¡Es verdad! ¡Me había olvidado completamente de él!
  • Madre mía. Pues sí que te has tenido que emocionar viva para olvidarte de Javi… Con la turra que llevas dando con él todo el invierno.
Compartir: