Hoy a la hora de comer una compañera ha dicho:

  • Me ha encantado el post que has publicado esta noche, Sandra.
  • ¿Cuál era? Yo no lo he visto.
  • Una idea de bricolaje, para aprovechar el hueco que queda en el rodapié debajo de los muebles de la cocina.
  • ¡Anda! Pues luego lo miro. A ver si cojo ideas para la cocina de mi casa, porque es súper pequeña y necesitamos aprovechar cada milímetro.
  • ¿Ah sí? Pensaba que habías dicho que era una casa muy espaciosa.
  • Sí, sí que lo es. Pero la cocina es muy pequeña. No cabe ni una mesa de desayuno. El resto de las habitaciones sí que son grandes, aunque tienen unas formas muy raras. Para el salón hemos tenido que comprar todos los muebles a medida para ganar espacio y que encajaran, porque tiene una forma medio triangular, y los muebles normales quedaban fatal. Hasta tuvimos que pedir un sofá a medida porque no encontramos ninguno que encajara bien en el hueco que quedaba. Los sofás que cabían no tenían “chaise longue” ni la opción de sacar reposapiés. Así que al final encargamos un sofá de diseño a medida que queda perfecto en la esquina.
    sofas-a-medida
  • Pues hicisteis bien. En el salón se pasan muchas horas. Es importante estar a gusto.
  • Y en la habitación hemos tenido que hacer lo mismo. Hemos tenido que comprar todos los armarios a medida. La cama es lo único que no nos ha hecho falta pedir con unas medidas especiales.
  • O_o Pero, ¿qué pasa? ¿Que la habitación tampoco es cuadrada?
  • Sí, la habitación sí, pero un trozo de pared es abuhardillada, así que en ese trozo no encaja ningún armario prefabricado, ni mucho menos los cajones, claro.

  • ¡Que chula! ¡¡¡Me encantan las habitaciones abuhardilladas!!!
  • Sí, a mi también, por eso precisamente nos compramos esta casa. Por las habitaciones grandes y abuhardilladas. Las otras dos son más pequeñas y el techo baja más, así que pensamos en juntarlas y hacer una habitación grande con un vestidor a medida. Ya sabes, de estos que son una habitación con almacenaje en las tres paredes y un sillón en medio para cambiarse… Como los que salen en las películas.

  • ¡Jo! ¡Que guay! ¡Yo hecho muchísimo de menos el vestidor que tenía en la otra casa! No era como los de las películas… De hecho era bastante cutre… ¡pero era un vestidor! ¡Me encantaba tenerlo todo colocadito en una sola habitación!

    Imagen del vestidor que tenía en mi anterior piso

  • Ya, pero nosotros no podíamos hacer eso porque nos q
    uedaríamos solo con dos habitaciones, y si queremos tener más niños…
  • Ya, es verdad. Eso es una faena…
  • Bueno, no te creas. Las habitaciones están bien. Lo malo es la cocina. No tiene espacio de encimera, apenas hay muebles para guardar botes, ni cazuelas. Por no tener, no tiene ni un solo cajón… ¡es una mierda! ¡No nos cabe nada!
  • Eso me pasaba antes en la mía. Y mi hermana me decía que era imposible que no tuviera hueco si mi cocina es más grande que la suya. Hasta que un día vino a mi casa y se puso a hacer una ensalada y me dijo “Es verdad. Tu cocina parece más grande pero no tienes casi armarios, ni encimera libre para apoyar las cosas, ni ningún sitio para posar las cosas que vas fregando en el fregadero… ¡Vaya mierda de distribución. Mi cocina es más pequeña pero es mucho más práctica!”
  • Ya. Y es que si tiene mala distribución, eso es muy difícil de arreglar.
  • Sí que puedes arreglarlo cambiando todos los muebles y poniéndo unos a medida que aprovechen bien el espacio, pero te tienes que gastar un dineral.
  • Hummmmm, no te creas. La mía ganó muchísima funcionalidad con unos pocos cambios muy baratos. Por ejemplo:
    • Cambié un armario que estaba en medio de la pared y estorbaba mucho, a uno de los laterales, para despejar la pared frontal. Y después puse barras para colgar cosas y aprovechar esa pared.
    • El escurreplatos estaba apoyado en la encimera y ocupaba es único espacio útil que había de para poder cortar y apoyar cosas  al lado de la cocina. Así que puse un escurreplatos de pared y gané un espacio imprescindible para poder cocinar más cómoda. Creo que entre todo no llegó ni a los 50 euros.
      ganar-almacenaje-cocina-6
    • Debajo del fregadero estaba la basura, que desaprovechaba mucho el espacio. Así que puse un cubo de basura fuera y aproveché el espacio de debajo del fregadero para poner unas baldas y meter las cazuelas que no me cabían en ningún otro sitio.
      ganar-almacenaje-cocina3
    • Mi cocina tampoco tenía cajones, pero entre el horno y la vitrocerámica tenía hueco, y encima de la lavadora también. Así que compré unas cuantas bandejas para cubiertos de plástico y me hacen el mismo servicio que si tuviera un cajón. Así no los tengo que tener siempre metidos en un bote ocupando hueco encima de la encimera.
      ganar-almacenaje-cocina-5
    • En la pared opuesta puse una encimera de lado a lado de la pared y gané mucha superficie para cortar y posar cosas.
      ganar-almacenaje-cocina-7
    • Y por último, encima de la encimera puse una barra para las tazas y conseguí liberar un montón de sitio que me ocupaban el el armario.
  • ¿Todo eso hiciste? Ufff, ¡¡cuanto trabajo!!
  • Sí, pero no me gasté ni 200 euros en total, y he pasado de tener una cocina en la que era incapaz de cocinar, ¡¡¡a una en la que si que estoy muy a gusto!!!
  • Lo de la barra para las tazas lo vi el otro día en el blog de bricolaje y me encantó.
  • A mí me gustó más lo de forrar el frigorífico. Te quedó genial.

  • ¡Buah! Pues lo más chulo de todo no lo habéis visto.
  • Pues hija… ¡a ver si subes el resto de las fotos de la cocina y nos lo enseñas de una vez!
  • Ya jo… es que no tengo tiempo. Tengo muchísimas fotos y se tarda mucho en seleccionarlas y editarlas, porque no sé si cuales coger. A ver si tengo tiempo de hacerlo esta semana, porque desde que he empezado el gimnasio no tengo tiempo para nada :-(
  • ¡Lo que tienes que hacer es venir a mi casa un día a tomar café y darme ideas!
  • Jajajajaja. Bueno, yo si quieres me paso un día y miro a ver si se me ocurre algo… Aunque evidentemente las soluciones que te de yo no te van a quedar igual de chulas que si mandas hacer una cocina a medida.
  • Mientras me sirvan, es suficiente. Lo que no quiero es gastarme ya más dinero… Y las soluciones que me están dando para ganar espacio en la cocina no bajan de los 2500 euros.

Joder. ¡¡2500 euros!! Con menos de la mitad he arreglado yo la casa entera… y eso contando con que hasta hemos tirado un tabique O_o