(Post correspondiente al miércoles 24 de septiembre)

Estoy empezando a estar un pelín molesta con la indecisión de mi futuro marido…

Como no quería agobiarlo, ni que reculara… me he contenido (y en mí eso es decir mucho, eh?) de no escribirle para quedar hasta hoy…
Y esta ha sido la respuesta:

quedando con hector manos grandes

 

Vamos a ver… ¿cómo que “Supongo, pero ya te lo confirmo mañana, no creo que pueda hacerlo hoy”?
¿Cómo cojones no va a saber si mañana también tiene mudanza o no… si hoy ya la está haciendo y son las nueve de la noche??? No sabe si ha terminado o no???

Me está empezando a tocar un poco la moral ya, eh?
Que vale que sea majíiiiiiiiiisimo y moníiiiiiiiiiisimo y tenga una sonrisa que quite el sentido y unas manos preciosas y gigantes… pero ni por esas me voy a pasar la vida detrás de él!!!!

Hummmm… de hecho… ahora que lo pienso… él mismo dice que tiene un hermano que es igualito que él pero “versión mejorada”.
Y estoy yo pensando… ¿o sea, que hay por ahí suelto un clon de Héctor… que es igual de mono, igual de alto, con las manos igual de grandes y  más yogurín que él????

A ver si mi futuro marido va a tener que pasar a ser mi futuro cuñado… jajajajaja. Porque desde luego más fácil de ligárselo que a este, es casi seguro!!!!
Prffffff!!!!!