Bueno, pues creo que ya lo tengo todo para la operación “cañón”:

  • Me he comprado una crema anticelulítica en la farmacia que les he oído a unas compañeras de trabajo que va muy bien. Cincuenta euros me ha costado la broma.
  • Luego he ido a la herboristería y he comprado unas pastillas de “concentrado de piña” (11,50€), que me ha dicho la de la tienda que es buenísimo para combatir la celulitis, y otro bote de “centella asiática” (8,50€) que no se lo que es, pero debe complementar muy bien a la piña  :-/
  • Por último he estado buscando en el cajón de los aparatos de teletienda, que es un cajón donde tengo todos los aparatos que me compro y que luego nunca uso como una túrmix, una cafetera, una licuadora, una sandwichera, dos picadores de verdura diferentes, un aparato de esos de parches que dan calambre para hacer abdominales, la plancha… ¡¡¡y una máquina para dar masajes contra la celulitis que me costo 99 euros hace dos años y utilicé dos días!!!

Echando la cuenta de lo que me voy a gastar hasta antes de navidades… calculo que de cada crema me voy a tener que comprar por lo menos otro bote, y de las pastillas otros dos (he echado la cuenta por el número de comprimidos).

Todavía no he ido a preguntar al gimnasio, pero calculando unos cincuenta euros al mes, de aquí a navidades me habre gastado otro pastón…

En total:

¡¡Uy, la virgen!! Y eso que solo he echado la cuenta hasta navidades, que si la echo hasta el próximo verano… La verdad es que pensándolo bien… creo que me compensa más abandonarme a la ingesta de comida basura… y hacerme una liposucción en un par de añitos.

No, no. Operación “cañón”, hay que conseguir un estómago terso y un  culo duro como una piedra para ligarse un yogurín que esté como un tren. Mmmm!! Hablando de yogurines voy a ir a por helado de yogur. Y ya si eso empiezo la dieta el lunes ;-)

Compartir:
Personajes: ,