Esta noche me ha llamado Enma.

  • ¡Hola churri! ¿Qué tal llevas la semana?
  • Mal. Fatal. Ayer tuvimos una movida en el curro que me hizo salir supertarde de trabajar, y creo que hoy voy a salir todavía más tarde… y mañana igual. ¡Menos mal que entregamos el proyecto el jueves, porque si no no creo que pudiera llegar viva al fin de semana! Además tengo la rodilla fatal-fatal y tengo tanto sueño que ni durmiendo todo el fin de semana sé si voy a conseguir descansar lo suficiente…
  • Y si estás haciendo tantas horas y entregas el proyecto el jueves ¿por qué no te pides el viernes libre y así tienes tres días enteros para descansar? A ti te acumulan las horas, ¿no?
  • ¡Ah! Pues sí… ¡Qué buena idea!
  • Así ese día puedes dormir toda la mañana, ir al gimnasio a mediodía, y por la tarde podemos ir a comprar las cosas para los disfraces de cazafantasmas: mocos verdes fluorescentes, o como aquellas manos locas con las que jugábamos de pequeñas que eran súper elásticas y pegajosas, ¿te acuerdas?
  • ¡Hala! ¡Qué buena idea! Me parece súper buena idea lo de los mocos, porque en la peli ellos siempre terminaban llenos de mocos verdes de fantasmas…

Justo en ese momento, me ha llamado Patri. Me ha parecido una ironía del destino que haya sido en el preciso instante en el que hablábamos de mocos, ya que por algún extraño motivo parece que se ha convertido en el tema principal de conversación con ella estas últimas semanas. Le he colgado a Enma, y cuando le he cogido el teléfono a Patri he oído que se estaba riendo a carcajada limpia.

Compartir:
Personajes: , , ,