Como ya sabéis, este fin de semana he estado en la feria del libro de Madrid, y ha sido una experiencia genial. El ambiente, la cantidad de gente que había… ¡es una pasada!

feria-del-libro-de-Madrid

 

Además, poder conocer a muchos de vosotros que habéis pasado por allí y reencontrarme con otros, me ha levantado mucho el ánimo. Estaba en plena crisis de escritora con el segundo libro (ya sabéis, escribiendo y reescribiendo lo mismo una y otra vez porque nunca me gusta como queda y empezando a desesperarme), pero algunos de vosotros me habéis dicho cosas que me han animado un montón a seguir, y otros me habéis hecho replantearme incluso el enfoque que le estaba dando.

También he conocido a algunos escritores, compañeros de Dolmen Editorial, que me han dado consejos basados en su experiencia, que creo que me pueden ser muy útiles.

Así que, entre unas cosas y otras, vuelvo con las energías totalmente renovadas.

editorial-dolmen-escritores

 

De hecho, iba yo ayer tan feliz a coger el tren de vuelta para Valladolid… que cuando me vi a mi compañero de asiento no me cupo ninguna duda de que el universo estaba completamente compinchado a mi favor este fin de semana. Y es que era un pibón donde los haya. Un yogurín de ojazos azules, pelo medio rubio despeinado, claramente deportista. Y me dije: “Helo aquí… Solo tienes que intentar entablar una conversación con él graciosa y a la vez desenfadada, para empezar una historia-aventura-romántica-sexual digna de una película de después de comer”. En los escasos segundos que pasaron desde que vi el numero de asiento hasta que llegué a él creo que me imagine por lo menos cuatro finales diferentes para ese viaje en tren… uno de ellos incluso montándonoslo en el baño del vagón.

Pero cuando le dije “buenas tardes”, y ni siquiera me respondió… me di cuenta que quizá había sido demasiado optimista y que puede que mi suerte de ese fin de semana estuviera limitada a el mundo editorial, jajajjajaja.

chica-en-el-tren

 

El caso es que la experiencia de la firma de libros este fin de semana ha sido tan genial, que he decidido que este me apunto a otra. Pero esta vez en mi tierra natal: Zamora. Y es que, aunque llevo casi toda la vida viviendo en Valladolid, mis primeros años de vida los pasé en Zamora, porque mis padres son de allí… y allí sigo yendo al pueblo de verano en verano.

Los que tenéis la reedición de mi libro, ya lo sabríais porque incluye una mini-biografía mía:

escritora zamora

Así que, aprovechando que este fin de semana es la feria del libro de Zamora, estaré por allí para presentar mi libro y firmarlo.

La presentación será este domingo 11 de junio, a las 20:00 en el Salón de actos del Museo Etnográfico de Castilla y León. Allí os espero a todos los que queráis pasaros por allí, a comprar el libro, a que os lo firme… o simplemente a saludarme y charlar un rato! 😉