Esta tarde me ha llamado Olga:

  • ¡Hola neni!
  • ¡Hola Olgui!
  • ¿Qué tal? ¿Fuiste ayer a poner la reclamación a la policía municipal?
  • No, porque salí tarde de trabajar y hacía frío… y me dio pereza ir hasta allí. Y más sabiendo que encima que voy a salir cabreada. Preferí coger el coche e irme de compras a Ikea ^_^
  • Jajajajajaja. Pues sí. Tienes razón que no es la mejor manera de empezar el fin de semana.
  • Ya iré otro día que tenga ganas de bronca… Seguramente cuando me vaya a bajar la regla.
  • Jajajajaja. ¿Y qué tal en Ikea? ¿Compraste algo?
  • Pues no, porque iba buscando macetas… pero al final no me convenció ninguna.
  • ¿Y cómo las querías?
  • Pues quiero una como de cemento para mi tronco de Brasil, que como se caía porque es muy grande, lo tuve  que sujetar con unos cables y ahora el tiesto está lleno de cuerdas alrededor y queda horrible. Además no me pega nada con el resto del salón.
    tiesto
  • ¿Y cómo es que la quieres de cemento?
  • Porque me encantan las macetas que parecen hechas de cemento. Hace poco vi una que me encantó. Pero valía 45€, tía. Y me pareció mucho :-(
  • Ya… A mí también me parece muy cara. Ser pobre es una mierda.
  • Así que vine a Ikea porque en la web vi que tenían una de ese estilo y valía solo 10€.
  • ¿Y por qué no la compraste?
  • Porque era demasiado pequeña y no me cabía dentro el tiesto que tengo ahora.
  • Vaya…
  • También iba buscando unas macetas oscuras más pequeñas para ponerlas encima de los muebles del baño. Pero las que había eran demasiado grandes y sobresalían mucho…
  • Pues nada, tendrás que buscar más. Macetas oscuras pequeñas no creo que sean muy difíciles de encontrar en otros sitios.
  • Sí. Pero me jode porque me gustaba el estilo de esas… así como un poco rústicas. Y además eran justo del color de las losetas vinílicas que puse en la zona de la ducha, que es como las quiero para que me conjunten. Pero no me valen. Son demasiado grandes y sobresalen mucho de los armarios :-(
    macetas-ikea
  • ¿Y no las puedes hacer tú? Aunque no sean exactamente iguales…
  • O_o ¡Joder, que idea! ¡Pues ahora que lo pienso sí que podría hacerlas yo! Solo necesito comprar rafia o algo así… Hummmmm.
  • Jaja. ¡pues claro!
  • De hecho estoy pensando que la de cemento también podría hacerla yo. Porque total ¿¿qué hay más barato que el cemento??
  • Jajajjajaaja.
  • Que pena que ya sean casi las nueve y esté todo cerrado, que si no iba a comprar materiales y me ponía a ello en cuanto llegara a casa…
  • ¿Pero ahora dónde estás?
  • En Leroy Merlín.
  • Jajajajaja. Tía, no sales de Leroy Merlín. 
  • ¡Es que me encanta!
  • Pues muy mal… Así no vas a conseguir encontrar tíos buenos. 
  • ¿Cómo que no? Mira que morenazo tengo delante ahora mismo…
    donde-encontrar-hombres
  • Jajajajajaja. Sí pero ese no te vale para tu propósito de “12 meses, 12 maromos”. Y no es por agobiar… pero ya estamos en marzo.
  • ¡Cállate puta! ¡No me lo recuerdes que ya lo sé yo de sobra! Prffff.
  • Jajajajaja. Tienes que salir más de fiesta en vez de ir tanto a Leroy Merlín.
  • ¿Pero que dices? Si este es el sitio ideal para conocer la clase de tíos que me gustan a mí: un poco rústicos, con camisa de cuadros, barbita de una semana, hábiles con las herramientas y con las manos…  ¡Mmmmmmmm!
  • Jajajajajaja. ¿Y tú crees que vas a encontrar tíos así dentro? Porque yo me lo imagino más lleno de señores mayores agachados enseñando media raja del culo.
  • Agggggg, ¡calla!. Pues espero que sí haya tíos así, porque si no los denuncio por publicidad engañosa… Jajaja.
  • Pues yo no tendría mucha fe. Los tíos de los carteles de las tiendas siempre son mucho mejores que los que luego están dentro.
  • Hummm, no te creas… Yo llevo toda la tarde en el centro comercial, y no me ha gustado ninguno de los modelos de los carteles de las tiendas de moda. Parecen que están todos enfermos y agotados… Y son más afeminados que yo.
    los-hombres-en-la-moda
  • Jajajajaja. Puede ser…
  • Y, desde luego, te puedo asegurar que los tíos que estaban dentro las tiendas sí que eran un fiel reflejo de lo que prometían los carteles.
  • JAJAJAJAJAJAJAJAJA. Pues sí que es prometedor el panorama de los tíos en los centros comerciales…
  • Pues ya ves. Peor que el de las macetas :-(
Compartir:

    8 comentarios

  1. José 6 marzo, 2016 at 12:42 Responder

    Frikis, prueba los frikis! Tanto vicio con el ordenador y la consola nos hace tener dedos ágiles y con resistencia. Y como no pillamos ni pagando, cuando lo conseguimos lo damos todo en la cama, en la cocina y donde sea menester, lo que sea con tal de que la moza desee repetir! Que nos es más fácil que una quiera repetir que conseguir que caiga otra!

    • Sandra Broa
      Sandra Broa 6 marzo, 2016 at 21:34 Responder

      JAJAJAJAJAJAJAJA. Me encanta esa teoría… jajajajaja.

      • José 8 marzo, 2016 at 12:32 Responder

        teoría!? por desgracia no es una teoría, es una confesión!!

  2. gadirroja 7 marzo, 2016 at 21:10 Responder

    Pues yo a veces pienso que es que me estoy haciendo mayor, pero tengo que darte toda la razón: los hombres de los carteles publicitarios de las tiendas de ropa, parecen chavales sin definir…¡a mi eso ná de ná!
    Si le digo a mi Manolo que vayamos al Leroy Merlin, le doy una alegria…eso sí!
    Jajaja!

    • José 8 marzo, 2016 at 12:33 Responder

      uy,si fuera solo de los carteles publicitarios… ¡y de la ropa que venden! Que cuando vas a comprar algo no sabes si te has equivocado de sección. No lo digo por el diseño de la ropa,sino por la anchura de los hombros, no he cabido en una camisa de una tienda normal desde los 16 años,y no por la panza,sino por la anchura de hombros!

  3. Bea 12 marzo, 2016 at 10:39 Responder

    jajajajajaja la verdad que los modelos de las tipicas tiendas son mas femeninos que muchas mujeres y entre ellas me incluyo!! jajajaj antimorbo total vaya!! un abrazo sandraaa!!

Dejar un comentario