El otro día un chico me pasó por twitter un artículo que se titulaba “¿Dónde están los hombres?” porque le pareció que podría resultarme interesante.
La temática del artículo era lo difícil que le puede resultar a una mujer hoy en día conocer a un hombre normal fuera de internet, que no sea un inmaduro egoísta y que no tenga una completa fobia al compromiso.

Tengo que decir que me lo leí entero… y no puedo estar más en DESACUERDO con cada una de las palabras del artículo en cuestión.

Ya dí mi opinión, en otro artículo de mi blog, sobre el tema de que las mujeres protestan de que los hombres son unos superficiales, en el que dejo claro que mi opinión es precisamente la contraria: las superficiales son las mujeres que protestan de lo machistas que son los hombres… porque por mi experiencia tengo que decir que los hombres suelen ser mucho menos superficiales que nosotras… con diferencia!!
(Podéis leer el artículo completo aquí: Pseudo gordas resentidas y machistas

Y en este caso, tengo que decir que pienso exactamente lo mismo.
Creo que tienen bastante menos fobia al compromiso los hombres que las mujeres.

Cuando después de tener novio 7 años volví a la soltería, mi hermana me avisó: “Ya verás lo mal que está el mercado… que se supone que los tíos son todos muy fáciles… pero luego no hay más que estrechos. Cuesta muchísimo encontrar un tío normal. Y los que te encuentras normales se te enamoran enseguida y si te descuidan te proponen matrimonio al día siguiente… Son todos muuuy pesados. Ya lo verás!!”.

Yo pensé que estaba exagerando, porque casi siempre le oyes decir a las tías todo lo contrario.
Pero en seguida descubrí que tenía absolutamente toda la razón.
Cuando buscaba un rollo de una noche, los tíos resultaban ser bastante más estrechos de lo que cabía esperar (muchas veces se acojonaban y me dejaban a la puerta de casa con un palmo de narices)… y los que si que remataban la faena resultaban unos pesados que no hacían más que decirme que querían tener una relación seria conmigo (aunque yo les hubiera dejado claro desde el principio que yo no buscaba eso)… y solo les faltaba venir a trovarme bajo la ventana montados en un corcel blanco con un anillo en la mano.
Vamos, que luego no me los quitaba de encima ni con agua caliente.

Y no solo me pasaba a mí… ¡¡¡mis amigas estaban todas exactamente en la misma situación!!!
Tanto fue así, que al final llegamos a la conclusión de que solo nos podíamos liar con yogurines de menos de 25 años, porque los tíos a partir de esa edad lo que buscan principalmente es formar una familia… y a parte son mucho más estrechos.

Lo de ser más estrechos es normal: se han llevado más palos. Principalmente porque las tías de su generación eran más estrechas, o estaban educadas en la mentalidad de “hacerse las interesantes” y decir que no cuando querían decir sí…
Por lo que al final lo único que han conseguido es que los tíos de esa edad no sepan ni cuando entrarle a una tía, o que estén hasta las narices de cambios de actitud de ellas que no son capaces de entender.
En el propio artículo dicen que a veces, las mujeres se apuntan a esas páginas de contactos para que les de un subidón de auto-estima… sin querer nada más en realidad.
Vamos… lo que viene siendo una calientabraguetas de toda la vida.
Luego esas mismas mujeres se quejan de que los hombres no resultan lo que parecían en un principio??? Pues perdonad que os diga, pero precisamente vosotras no tenéis derecho a protestar!! Vosotras mismas los estáis confundiendo…

Evidentemente a los yogurines no les pasa eso de estar tan recelosos con las mujeres.
Las chicas de su generación no son tan cohibidas, por lo que no se han llevado tantos rechazos innecesarios… a parte de que no les ha dado tiempo a que les den tantas calabazas como a los tíos que tienen diez años más (por motivos obvios).

Abstraeros un momento de los tíos que hay por la vida y que son posibles ligues… y pensad en vuestros amigos varones… ¿Son tan superficiales como esos otros tíos a los que describís? ¿Solo buscan a mujeres por el físico? ¿Huyen como cobardes en cuanto ven posibilidad de compromiso???
No, ¿verdad?
Entonces… ¿por qué con los que intentáis ligar si que hacen eso??
¿Es que acaso vuestros amigos son los únicos hombres “decentes” del planeta?
¿Os habéis planteado que a lo mejor lo que pasa es que estáis buscando precisamente a los que no debéis?

Está claro que cierto tipo de gente atrae a un perfil de gente concreta.
Por ejemplo… un tronista de “Mujeres y hombres y viceversa” no va a fijarse nunca en una chica bajita, gordita y con gafas que esté dando un discurso en un bar al que entre.
Buscará a una choni, rubia oxigenada con las tetas como balones.
Y lo mismo en dirección contraria.

Si te estás quejando de que los tíos que gustan no te hacen caso porque no cumples este estereotipo de mujer neumática… pregúntate… ¿por qué te gustan a ti los hombres superficiales que se fijan en esa clase de tías?? No será porque en realidad tú también eres así de superficial y estás buscando precisamente eso mismo??
Pues querida… si resulta que tú eres una superficial que buscas un tío bueno de esa clase y tú no lo eres… opérate o date por jodida.
Aunque a lo mejor es más fácil que cambies el chip.
Lo mismo el tío que estás buscando es ese que está apoyado en la barra, viendo el fútbol con sus amigos tan tranquilamente, con la única pretensión de divertirse… sin ganas de entrarle a cualquier tía que se ponga en un radio de diez metros… porque sabe que la mitad de ellas no merecen la pena.
Vamos, lo mismo lo mismo que haces tú… solo que si lo haces tú es normal (porque ya estás resignada a no encontrar a nadie normal), pero si lo hace él no.
Ajám…

Si pensáis que los hombres que hay por ahí son raros, egoístas e infantiles… ¿cómo pretendéis que se puedan interesar por vosotras?
Acaso vosotras tenéis interés en los hombres que dicen que “las mujeres son todas unas putas, interesadas y materialistas”?
Puede que ahí esté gran parte de vuestra respuesta.

Siempre es más cómodo pensar que nosotras somos perfectas y maravillosas y que los demás son material defectuoso.
Pero la verdad es que no está peor el mercado de hombres que el de las mujeres. Solo es que las mujeres protestan más abiertamente sobre ello.

Estoy de acuerdo con una cosa de las que se dice en el artículo: en que efectivamente “el mercado está fatal”.
Pero no solo el de hombres… ¡¡el de mujeres está igual o peor!!
Yo alucino con las historias que me cuentan mis amigos de las tías con las que ligan… ¡¡están todas trastornadas!!
Y no hace falta ni que me lo digan ellos… porque ya lo veo yo sola.
Cuando conozco gente nueva, y me pongo a hablar con ellos/as… sin más interés que conocerlos desde un punto de vista de relación amistosa… veo que hay muchísima gente rara (tanto hombres como mujeres, eh?).
Y no hablo de rarezas de esas que tenemos todos como que te guste dormir cabeza abajo, o que comas con palillos chinos o que solo vistas de color rosa… hablo de rarezas de estas que dices “Esta persona tiene un problema mental… o le anda muy cerca”

Entiendo que para facilitar esta búsqueda haya gente que se apunte a páginas de contactos (yo es algo que nunca he hecho, porque soy más de impresiones en persona)… pero lo que me hace gracia es que las mujeres del artículo digan que los hombres que en las redes sociales buscan pareja… cuando se conocen en persona no quieran nada más.
Pues siento deciros, amigas mías, que cuando a alguien le gustas de verdad, no le importa comprometerse. Ni a una mujer, ni a un hombre, ni a perico el de los palotes.
Así que seguramente no sea que esos hombres estén cerrados al compromiso. Puede que simplemente es que no quieran comprometerse con vosotras, porque en persona no habéis resultado lo que ellos esperaban.

¿Os jode que os digan eso? ¿Por qué? ¿Acaso a vosotras os vale cualquiera?
¿Cuántos tíos encontráis un fin de semana por ahí de fiesta que os parezcan dignos candidatos para poder tener una relación con ellos?
Entonces… por qué pensáis que ellos a vosotras si que os tienen que ver todos de esa manera?
¿Porque ellos son hombres y les tienen que gustar todas??

Quizá si no partierais de la base de que por ser hombres tienen que ser todos iguales… empezaríais a encontrar hombres distintos.

Mentalizáos de una vez… de que ni los hombres se han caído de Marte ni vosotras de Venus. Poned de una vez los pies en la Tierra… y lo mismo os empieza a pintar la película de otra manera.

sandra broa en flordselva