Durante todo el camino a mi casa, estuve pensando como decirle a Javi que tenía la regla… porque digo yo que en estos casos lo suyo es avisar… pero claro, tampoco me apetecía decírselo, que se diera la vuelta… y me tocara ir sola a casa con los otros dos parándose a darse el lote en cada esquina cada 10 minutos como si tuvieran 15 años.

Como no conseguí sacar el tema, al final llegamos los cuatro a mi casa, los cuatro juntos, en amor y compañía.
Patri se llevó a Simón a la habitación de invitados sin que me diera tiempo ni a decirles donde estaban las toallas, ni las sábanas ni nada… y Javi y yo nos fuimos a mi habitación.

  • ¡Uy! Se me había olvidado que se me rompió la lámpara y estoy sin luz (dije, con la voz más hipócrita que soy capaz de poner)
  • ¿Estás sin luz? ¿Desde cuando?
  • Estoooooo, desde ayer.
  • Hala!!!! ¿Desde ayer y sigues sin luz?!!!!!! ¿Y a que esperas para arreglarla?
  • Pues… ejem, espera que voy a por unas velas. (Joeeee, cualquiera le dice que llevo con la lámpara estropeada un mes, entrando en la habitación con la linterna del móvil. Pero mañana la arreglo, prometido)

Cuando volví con las velas ya estaba metido en la cama y todo.

  • Estooo, oye que yo tenía una cosa que decirte, pero no he sabido como decírtelo antes…
  • ¿El qué? (dijo con cara de pánico)
  • Pues que tengo la regla… y… bueno, pues eso
  • Jajaja. ¡¡Bah!!, eso da igual. Ven aquí anda.

¡¡¡Qué monoooooo!!!

Otra vez que pasamos una noche impecable. La verdad es que con este tío sí que da gusto. Sin sorpresas ni gatillazos ni cosas raras.

Lo único que me jodió es que también es mala suerte que tenga que coincidir el día que tengo la regla, que llevo las bragas de abuela, que estoy sin depilar, hinchada como un globo, con catarro y agujetas… con el único tío que me cumple en condiciones.

Cuando me desperté ya eran las 9 de la mañana, y Javi me dijo:

  • Oye, yo me voy a tener que marchar ya… que es muy tarde.
  • Vale
  • ¿Seguirá Simón en tu casa? ¿O se habrá ido ya?
  • No sé, yo estaba dormida hasta hace un momento. Si se han ido yo no me he enterado.
  • Le voy a pegar un telefonazo
    (Se oye el móvil el la habitación del fondo)
    Oye Simón, tío. Que yo me voy a pirar pa casa, ¿tu que vas a hacer?… Ahh, vale… Sí, sí, pues vamos juntos… Oye, pues quedamos en 5 minutos en la esquina del pasillo, vale?… Hala, hasta luego

Jajaja. ¿¿¿Quedamos en 5 minutos en la esquina del pasillo??? Ni que viviera en la Moncloa como para no encontrarnos en cuanto saliéramos de la habitación, jajajajaja.

Compartir:
Personajes: , , , ,