Ayer, después de contarle a Olga mis aventuras colgándome patas arriba en yoga, le dije:

  • Bueno, y ¿tú qué te cuentas?
  • Pues yo poca cosa. Pero te llamaba para preguntarte si este verano piensas venir unos días  a verme a Las Palmas, porque habría que empezar a mirar los billetes ya… que si no luego suben un montón los precios y acabas pagando el triple.
  • Ufff. No. Este año no creo que vaya. Por lo menos en verano no, porque ya lo tengo bastante ocupado.
  • ¿Y eso? ¿Qué planes tienes?
  • Pues  de finales de mayo a mediados de junio tengo un montón de firmas de libros: primero la de la Feria del libro de Madrid, luego la de Zamora y por último la de Valladolid… así que hasta que no pasen todas, imposible.

  • ¿Y eso cuando es?
  • Son todas de finales de mayo a mediados de junio. Pero después de eso tengo una quedada de casa rural, a la que vamos a ir todos los primos… que no nos juntamos nunca y va a ser la primera vez que vayamos todos juntos de vacaciones. Después unas mini-vacaciones con mi hermana. Tengo pendiente también irme un finde con unos amigos en autocaravana… y por último nos iremos diez días a la playa todos los amigos.
  • Joder, pues sí que lo tienes completito, sí.
  • Sí. Lo mejor es que todos los planes son bastante low-cost… Bueno, menos el de la playa, que claro, coger una casa para 10 días en agosto en primera línea de playa… pues barato barato no es.
  • ¿Y a eso con quién te vas?
  • Pues con Raquel y Alberto y su niña pequeña… y con Oli y Pedrito y su niño pequeño…

  • Jodo, ¡qué planazo! Jajajajajajajaja. ¿¿¿Y estás segura de que no prefieres venirte conmigo que pasarte 10 días entre chupetes y pañales???
  • Jajaja. Pues la verdad es que sí que me apetece ir con ellos…
  • ¿En serio?
  • Ya me he acsotumbrado… Es que es lo que hay, chica. A estas alturas de la vida, casi todos mis amigos tienen niños… y o me adapto y quedo con ellos y con los niños, o si no, me quedo sin amigos y no los veo nunca. El verano pasado ya no fui con ellos porque fui contigo, así que este toca cambiar.
  • Prfffff. Pero es que ese plan es una mierda, jajajajaja.
  • Bueno… es verdad que el plan es bastante coñazo, sobretodo porque los horarios que tenemos van condicionados por los de los niños y luego mis amigos se pasan la mitad del tiempo pendientes de ellos y cuesta horrores mantener una conversación fluída, pero te adaptas. Al final, aunque el plan sea más tranqui, o tengas que hacer diez paradas para contar una sola anécdota, estamos de charleta y nos lo pasamos bien.
  • Prfffff. Yo creo que me tendría que coger una borrachera muy grande para sobrellevarlo.
  • Bueno, yo es que eso lo daba por hecho. Eso y que lo primero que voy a meter en la maleta son tapones para los oídos…

  • Jajajajaja. Cuando vuelvas te vas a tener que coger unas vacaciones para relajarte de las vacaciones.
  • Puede ser, jaja.
  • ¿Y no va ningún soltero más? ¿¿¿Solo vais vosotros cinco???
  • No, somos seis.
  • ¡Ah! ¿Quién más va? ¿Tu hermana?
  • No, mi hermana ya tenía planeadas las vacaciones con su chico y les coincide justo la fecha… así que no pueden ir.
  • Entonces, ¿quién es la sexta persona? ¿¿¿Héctor Manosgrandes???
Etiquetas: