• Pues mira… me acuerdo que un día una amiga del pueblo me decía que estaba harta de los tíos porque siempre…

  • (Patri) ¡Joder! Eso sí que no me ha pasado a mí nunca.
  • (Enma) A mí tampoco.
  • Y decía que la mayoría le pedían que…

  • (Patri) Halaaaaaaaaaa, ¿¿¿qué dices??? ¿¿¿En serio??? A mí un tío no me ha pedido eso jamás.
  • ¿Ves? A mí tampoco.
  • (Enma) Joder, a mí sí… Yo creo que todos o casi todos…
  • (Patri) O_o
  • (Enma) Jajajaja. Joder, pues sí que es curioso lo que dices de dar siempre con un perfil parecido de persona.
  • (Patri) Pues sí… porque yo hubiera jurado que…

  • (Patri) Bueno… eso… volviendo al tema de Pili, ¿qué vamos a hacer con esta chica? Habrá que hablar con ella para intentar hacerle ver que no puede humillarse a sí misma de esa manera, ¿no? Porque según tiene ella la autoestima, no creo que le venga nada bien ser el tercer plato de nadie, ni que sus amigas la miren con esa cara entre asco y compasión, como la que tenían el otro día.
  • Pues no. Pero precisamente si hace esas cosas es por lo baja que tiene la autoestima, porque si tienes un poco de amor propio no te rebajas a liarte con un tío que lleva toda la tarde pasando de ti porque tenía “cosas mejores” entre manos…
  • (Patri) Bueno… A no ser que sea David Beckham…
  • ¡Ni aunque fuera David Beckham!
Compartir: