Al ver a Pili saliendo del bar con el viejoven, nos pusimos de tan mala leche, que nos fuimos directamente a casa… no sea que todavía nos tocara ver cómo volvía al bar y se liaba con una cuarta… puede que incluso delante de Pili.

Cuando estábamos volviendo a casa, bastante despacito (porque al ir sin muletas tardábamos casi el doble de lo normal), nos llamó Patri:

  • (Patri) Ay, chicas… Vaya tarde llevo… Ayer me volví a tirar al bruto y creo que esta vez me ha dejado hasta moratones en el coño. Casi no puedo ni sentarme en el sofá, jajajaja. Voy a tener que ponerme un flotador debajo… como la gente que tiene hemorroides, jajaja. ¿Y tú qué tal Sandrita? Que ya he leído antes en el grupo que ayer te fuiste a casa con Javi.
  • Bien, como siempre —dije con desgana—.
  • (Patri) Hija, qué poco entusiasmada te noto. ¿Qué estáis haciendo?
  • Yéndonos para casa.
  • (Patri) ¿Tan pronto? ¿Y Pili?

Le contamos lo que había pasado y dijo:

  • (Patri) Joder, ¿¿¿en serio me estáis contando que se ha ido a casa con un tío que la había metido ya en caliente con otras dos tías hacía menos de dos horas… y sabiéndolo??? ¡Qué digo sabiéndolo! ¿¿¿Y delante de sus narices???
  • Sí, hija, sí.
  • (Patri) ¿¿¿Y cómo la habéis dejado irse??? Yo la hubiera agarrado por los pelos y la hubiera obligado a quedarse en el bar aunque fuera a hostias.
  • (Enma) A ver si te crees que no lo intentamos. En cuanto vimos que se estaban liando, intentamos interceptarla para hablar con ella antes de que se fueran, porque a nosotras también nos parecía una situación completamente humillante para Pili… pero en cuanto nos vio acercarnos, agarró al otro de la mano y salieron corriendo (literalmente) del bar, calle adelante.
  • (Patri) ¿¿Pero a esta tía se le ha ido la pinza??
  • (Enma) ¡Se le ha ido pero mucho!
  • No veas la cara con la que se quedaron mirándola todas las amigas de Elena cuando la vieron salir con el otro. Una cara entre pena y asco… No sé ni cómo decirte…
  • (Enma) Vamos, la misma que la nuestra… porque no creo que nosotras tuviéramos una cara muy diferente…
  • Ya. Eso también es verdad.
  • (Enma) Es que resultó una situación tan… tan…
  • Creo que la palabra que buscas es “patética”.
Compartir: