pildora-anticnceptiva-masculinaImágenes obtenidas de ​http://www.thejakartapost.com
Toda la vida lleva diciendo mi padre que “Deberían inventar una píldora anticonceptiva para los hombres, porque digo yo: si quieres disparar un arma sin matar al que tienes en frente… será más fácil quitarle las balas a la pistola que ponerle al otro un chaleco salvavidas, ¿no?” Jajajaja.

Pues parece ser que no es el único que ha pensado lo mismo.

Después de decenas de años de investigaciones por parte de las industrias farmacúticas para conseguir fabricar un anticonceptivo masculino, la solución está más cerca que nunca.
Y curiosamente no ha sido ninguna farmaceútica la que ha conseguido sintetizar la tan deseada sustancia… si no que es una planta que se cria en indonesia, y de la que los habitantes de la región llevan siglos aprovechándose para no engendrar.

La planta en cuestión se llama Gendarussa, y sus hojas contienen un principio activo que debilita las enzimas que permiten a los esperamtozoides penetrar en el óvulo. Y por lo tanto, no se puede producir la fecundación.

Esto significa que no tiene efectos secundarios, puesto que no tiene ninguna repercusión hormonal. Al contrario que la píldora femenina.

Los indígenas toman una infusión con las hojas de la planta antes de practicar sexo, y se estima que el efecto puede durar incluso un mes después de haber ingerido el principio activo.
La manera de consumir las pastillas sería similar: una pastilla a diario para garantizar la eficacia, y dos meses aproximadamente para que el efecto desaparezca completamente.

Según los estudios presentados, este método tendría un 99% de eficacia a la hora de prevenir embarazos.

Los investigadores indonesios empezaron a analizar el poder anticonceptivo de la gandarussa en el año 1988, patentaron el compuesto en el 2007 y se estima que en Indonesia salga a la venta en el año 2016, por lo que en Europa aún tendremos que esperar un poco para poder consumirlo.

De todos modos este método, al igual que la píldora femenina, no previene el contagio de enfermedades venéreas… por lo que de momento me temo que tendré que seguir con mi cajita con condones de todas las tallas para hacer frente a todos los tamaños de pene que me pueda encontrar… y que luego no me lleve sorpresas porque se les rompan o se les salgan porque no les valgan (tal y como os conté en el post Sobre las tallas de preservativos)

Imagen 0

Sígueme en Facebook para no perderte ninguna de mis novedades:
Facebook de Treinta y – Diario de una treintañera