Ya sabéis que el año pasado estuve muy motivada con el BBG y logré grandes cambios en muy poco tiempo. Pero luego lo dejé y, en seguida mi cuerpo volvió a lo que era.

 

Sigo haciendo las rutinas… pero es verdad que he perdido toda la motivación, así que una de dos: o me salto algunas y solo hago una o dos sesiones por semana… o si las hago todas, como como un jabalí… y así tampoco se consigue nada.

 

En enero decidí retomarlo y me empecé a hacer fotos de nuevo semana tras semana. En el momento de hacerme la foto, me jode ver que estoy exactamente igual semana tras semana, y siempre me prometo que esa semana voy a empezar a ser constante y meterme en vereda. Pero al rato se me olvida y vuelvo a preferir hacer cualquier otra cosa que ponerme a hacer burpees. Así que, la semana siguiente, vuelvo a sacarme una foto en la que estoy exactamente igual que la semana anterior :-(

 

Me he dado cuenta de que quizá mi falta de motivación se deba a que no tengo una meta que conseguir.

Quiero decir, que la motivación por la que empecé a hacer fitness era estar un poco más en forma porque me encontraba fofísima y me ahogaba al subir las escaleras. Ahora eso ya no me pasa… pese a que vuelvo a tener grasa en las caderas, me noto más dura… y desde luego no me canso tanto como antes, tengo mejor la circulación y no me pesan las piernas. Está claro que podría estar mejor, pero para mi vida cotidiana que consiste en estar sentada todo el día y como mucho subir la compra por las escaleras, me vale. Y el problema es que es que cuando estás mal, hacer algo para estar bien es bastante motivador… pero cuando estás bien, te cuesta mucho hacer las cosas simplemente para prevenir estar mal, porque entre tus prioridades no suele estar perder un preciado tiempo libre que apenas tienes, solo para prevenir un problema que todavía no existe.

 

He intentado motivarme simplemente por la mejora estética. Quiero decir, que sí, que cuando era más constante haciendo el bbg, es innegable que estaba mucho más buena… pero yo nunca he sido una persona a la que le acomplejara su cuerpo ni a la que la apariencia física le importe demasiado… así que eso tampoco me motiva. Y si tenemos en cuenta que encima estamos en invierno y llevamos tres capas de ropa encima… pensar en la pinta que tenga cuando me las tenga que quitar… no me preocupa lo más mínimo.

 

Además, no me gusta nada el cuerpo de las tías que hacen fitness, y que tienen unos brazos muy musculosos y los abdominales a cuadraditos. Quiero decir que me parece fantástico que estén así si a ellas les gusta, porque lo importante es estar a gusto con tu propio cuerpo… pero a mí no me motiva absolutamente nada de nada llegar a ese punto.

 

Y por último, y no menos importante: me desmotiva muuuuuuuuuchísimo pensar que tengo que pasarme la vida haciendo una actividad física que no me gusta, para conseguir unos resultados físicos que me gustan solo a medias… y que en cuanto deje de hacerla, voy a volver a estar como al principio.

 

Es verdad que hace apenas dos semanas escribí un post en el que comentaba la importancia de tener un hábito como rutina para los días en los que no tenemos ganas ni motivación suficiente para mover el culo… y es verdad que eso es importante cuando tenemos clara una meta y pasamos por baches durante días o rachas en los que estamos más vagos. Pero en mi caso, me he dado cuenta de que el problema es que directamente no existe ninguna meta que me apetezca alcanzar, ni a largo plazo, ni a corto.

Así que he pensado… ¿¿¿que te gustaría realmente conseguir y que creas que va a ser duradero??? Y he recordado cuando fui con mis hermanos a ver el circo del sol y vi a aquellos acróbatas elásticos y fuertes, que me dejaron completamente hipnotizada.

 

Y es que, así como nunca jamás me han llamado la atención los cuerpos de fitness ni las demostraciones de fuerza que son capaces de hacer…. siempre me han dado muchísima envidia las personas que hacen yoga y que son fuertes y flexibles. Y he dicho ¡eso es! ¡¡¡Esta es la meta física a la que aspiro en mi vida!!!! Conseguir llegar a hacer esto:

Imagen sacada de la cuenta de instagram de Sjanaelise

 

Fijáos lo importante que es la motivación y tener una meta clara… que de repente he pensado en que quizá debería empezar a hacer flexiones para tener un poco más de fuerza en los brazos y sostenerme así… ¡¡¡y me han entrado hasta ganas!!! Jajajaja.

Compartir:

    1 comentario

  1. José 29 marzo, 2018 at 10:53 Responder

    Busqué motivación en AliExpress, pero no la hay…y así me va

Dejar un comentario