Ayer ya saltó la liebre en las redes sociales sobre una nueva campaña de Zara que lleva el título “Amamos tus curvas”, y que iba ilustrada (atención) con esta foto:

zara-curves

Llamadme loca, pero yo he tenido tablas de planchar con más curvas que las chicas de la foto.

 

Lo que me hace gracia es que, a los comentarios criticando la campaña, les siguen respuestas como estas:

  • “LAS CHICAS DELGADAS TAMBIÉN TENEMOS CURVAS JODER Igualdad para todas ¿Tanto cuesta de entender?”,
  • “en un mundo en el que por ser delgada te llaman enferma, y por tener curvas eres una diosa, aunque seas delgada AMA TUS CURVAS”
  • “si las mujeres en lugar de estar tan pendientes de criticarnos las unas a las otras estuvieramos unidas posiblemente sería mejor… sobre todo en cuanto a fisico se refiere…”

 

A ver, queridas amigas… que me parece que os estáis liando y los árboles no os dejan ver el bosque.

Las críticas a esta campaña no tienen nada que ver con criticar la delgadez, ni con que las mujeres delgadas no tengan derecho a la existencia, ni derecho a vestirse, ni estén estupendas, ni sean “mujeres reales”, ni nada que se le parezca…

Esto no va de criticar a otras mujeres por su físico. Va de que no tiene sentido hacer una foto con el eslogan de “Ama tus curvas” y poner la foto de esas dos chicas, que estarán estupendas y todo lo que queráis… pero curvas no tienen ni en el pecho ni en el culo ni en ningún sitio (por no tener no tienen ni la curva de una sonrisa en al cara).

Igual que no tendría sentido poner esa foto con el eslogan “Ama tu pelo afro”. Y eso no quiere decir ni que el pelo liso o rubio no sea tan bonito ni tan válido como el pelo afro… ¡pero es que no tiene nada que ver con lo que enseña la imagen!
zara-ama-tus-curvas

 

Lo que no debería poder hacer una empresa como Zara es titular a una campaña “Love your curves” haciendo entender que dos tías que apenas pesan treinta kilos más que los esqueletos con los que aprendíamos anatomía en el colegio, son mujeres con curvas. Porque entonces una chica que tenga curvas de verdad (ya no digo ni siquiera una que esté gorda, ¿eh? vale con que sea una que tenga una talla 40), se va a sentir como un diplodocus alrededor del cual la comida gravita alrededor de su órbita. Y eso es lo que no puede ser.

 

Vamos Zara, que si haces ropa para delgadas pues muy bien, que las delgadas también tienen derecho a estar lo delgadas que quieran y a vestirse con ropa mona de temporada… Pero sacar esta campaña es como hacer una línea de ropa “Senior” para mujeres de más de 60 años, titularla “Ama tus arrugas” y poner luego esta foto:

zara-curves-arrugas

Y ojo, que yo no digo que no sean guapísimas las niñas de la foto, ni que estén bien sin ellas, ni muchísimo menos que las niñas tuvieran que tener arrugas para tener una “belleza real”.

Solo es que estaría promoviendo exactamente lo contrario a lo que en teoría debería ser su finalidad inicial.

Exactamente lo mismo que esas dos modelos de 40 kilos promoviendo que ames tus curvas.