Post correspondiente al jueves 14 de agosto

Bueno, pues ya he invitado a Héctor a mi cumpleaños.

La conversación se podría resumir en que: “él me ha dicho que no va a poder venir y yo he entendido que está coladito por mí”.
Jajajajajaja. Y es que la conversación ha sido la siguiente:

hector-invitacion-cumpleaños

  • hola guapo!!
    a qué no sabes de que chica majísima, monísima y fetichista de manos grandes es el cumpleaños el miércoles que viene???
    ^_^
  • Con esas pistas, no tengo ni idea. Jajaja.
  • el caso es que como pilla entre semana y no va a haber nadie, he pensado en celebrarlo este sábado aprovechando que es puente y que están aquí Oli y Pedrito.
    tu vas a estar aquí?
  • No, estaré en el pueblo empezando mis vacaciones
    Sorry…
  • ok
    no pasa nada
    (emoticonos llorando)
  • No creo que pueda acercarme porque además son las fiestas
    Pero si puedo, por la tarde cojo el coche y voy a verte

Saquemos nuestro lado más marujil-psicopático (a mí no me cuesta mucho) para analizar la conversación apropiadamente (o lo que viene a ser lo mismo: para sacar las conclusiones que más nos interesen):

PRIMERO:
“Si puedo voy a verte”??
A ver-TE???
Teniendo en cuenta que van a estar Oli y Pedrito no sería más normal que hubiera dicho ir a verOS que ir a verTE???
Conclusión: ¿Ha querido decir que viene exclusivamente por verme a mí y que los demás se la pelan??? Yo voto por que sí. Que ha querido decir exactamente eso, jajajjajaja.

SEGUNDO:
Son fiestas de su pueblo (¡¡¡¡con lo que a él le gusta el pueblo!!!!) y está pensando en serio perder un día entero por venir a verME por mi cumpleaños????
Conclusión: Está locamente enamorado de mí (De verdad que a estas alturas ya no sé quién puede dudar de que este tío sea mi novio, jajajajjajajajja)

Bueno bueno, que fuerte!!!!
Es que como al final venga me da un soponcio!!!!
Y pensar que hace solo un año me hubiera sido imposible pensar ni siquiera en invitarlo!!!

Yo creo que me voy a pasar por la tienda erótica a comprar unos cuantos condones de talla extra-mega-grande… por si acaso. ¡¡Que hay que ser (doblemente) optimista!! Jajajajajaja
:-P