Estas son para mí las consecuencias de pasar tres días seguidos ignorando mis intolerancias alimentarias para comer todo lo que me ha dado la gana y más :-(

intolerancias-alimentarias

 

¡¡¡Madre mía!!! ¡¡¡Pero si parezco una embarazada de seis meses!!! Y os juro que no estoy sacando barriga, ¿eh? Solo son las consecuencias de haber salido de pinchos con mi hermana tres días seguidos, comiendo cosas que me provocan intolerancias alimenticias :-(

efectos-de-las-intolerancias-alimentarias

 

Como creo que os puede venir bien saber un poco más sobre el tema de las intolerancias alimentarias (porque como más del 95% de la población es intolerante a algún alimento, seguramente vosotros también seáis intolerantes a algún alimento aunque no lo sepáis), os voy a contar mi experiencia.

 

Las intolerancias nos pueden causar lentamente problemas de diversa índole: problemas dermatológicos, de sobrepeso, problemas digestivos, articulares… o incluso cáncer, sin que nos demos cuenta de ello, ya que, a diferencia de las alergias, generalmente no provocan un efecto inmediato.

Yo me enteré de la existencia de las intolerancias alimentarias, cuando le estaba diciendo a una amiga que tengo mucha celulitis y no conseguía deshacerme de ella de ninguna de las maneras:

  • ¡Es que ya no sé ni qué probar! Hace unos años me hice un tratamiento de ultracavitación y se me quitó practicamente toda. ¡¡Pero en menos de un año me ha vuelto a salir muchísima!! ¡¡¡Ya vuelvo a tener hasta la rodilla!!!
  • Jobar… ¿tan rápido vuelve a salir?
  • Normalmente no. La tía de la clínica flipó conmigo cuando me vió porque dijo que nunca había visto a nadie a quien le volviera a salir tan rápido. Aunque también alucinó la primera vez que fui porque dijo que nunca había visto una celulitis tan enquistada en una chica tan joven. Que ese tipo de celulitis solamente se ve en las mujeres que ya tienen la menopausia.
  • O_o ¡Qué raro! A lo mejor tienes alguna intolerancia alimenticia que se te manifiesta en forma de celulitis.
  • ¿Una intolerancia alimenticia? ¿Qué es eso? Yo no he notado que ningún alimento me siente mal.
  • Es que no tienes por qué notarlo inmediatamente. No son como las alergias. Cuando eres intolerante a algún alimento lo que pasa es que tu cuerpo no es capaz de procesarlo y eliminarlo correctamente, así que se puede quedar en el aparato digestivo, digestión tras digestión, sin acabar de asimilarse. Eso hace que al final esa comida acabe generando muchas toxinas… y que tu organismo intente deshacerse de ellas como pueda. Hay gente que engorda, a otros les salen granos, gases, caspa, dolores de cabeza, articulares, tumores… o puede que hasta celulitis. A cada persona se le manifiestan de una manera.
  • ¿¿En serio??
  • Totalmente en serio. A una de mis primas le dolían siempre mucho las rodillas porque se le formaban una especie de calcificaciones y los médicos no conseguían curarla con ningún tratamiento. Lo único que hacían era darle pastillas para el dolor. Hasta que uno le mandó hacerse una prueba de intolerancia alimentaria y le salió que era intolerante a los tomates, que eran su comida favorita y los comía a diario en la comida y en la cena. Dejó de comer tomates, y las calcificaciones empezaron a desaparecer. Ahora ya lleva muchos años bien. No ha vuelto a tener dolores.
  • O_o ¡Pero qué me cuentas! ¡Estoy flipando!
  • Y otra amiga mía tenía problemas gastrointestinales continuamente. Malas digestiones, úlceras y hasta perforaciones en el intestino. Cuando se hizo las pruebas, le salió que era intolerante al trigo y a la cebolla. Desde que no come esas dos cosas, está perfectamente. Los dolores de cabezas crónicos hay veces que también se producen por estar comiendo algún alimento al que se es intolerante… y así sucesivamente.
  • Joder, ¡pues me las voy a hacer yo! Porque aunque no se me solucione lo de la celulitis seguro que me viene bien para otra cosa. ¿Dónde se hacen esas pruebas?
  • En cualquier laboratorio de análisis clínico. Te sacan sangre, la contrastan con los alimentos de consumo más frecuente y miden los anticuerpos que generas para cada uno de ellos, y luego te dan los resultados.
  • ¡Anda! ¡Que guay!
  • Cuesta unos 180€, dependiendo de dónde te los hagas, pero yo creo que merece la pena pagar eso si te solucionan un problema de salud.
  • Pues sí.
  • Hay otros tests de intolerancia más baratos que deben ser como una especie de test basado en preguntas, pero yo de ese no me fiaría mucho. 
  • No no, mejor me hago el de sangre.

 

Efectivamente me lo hice, y mis resultados dieron que soy intolerante a la leche de vaca, a la clara de huevo, al trigo común, al ajo y al limón.

 

resultados del test de intolerancia alimentaria

 

 

Es muy normal que la mayoría de la gente sea intolerante al trigo, la leche de vaca y los huevos, aunque no lo sepan. Lo que es menos frecuente es que los síntomas se manifiesten de una forma tan clara (o tan rápida) como a mí.

 

De hecho es muy habitual que nos volvamos intolerantes precisamente a los alimentos de los que abusamos demasiado.

Puede parecer una putada dejar de comer precisamente las cosas más habituales para ti, pero en mi caso, mereció muchísimo la pena quitarme esas cinco cosas, porque en cuanto las saqué de mi dieta desapareció mi perpetua barriga de embarazada, que siempre se me hinchaba muchísimo después de comer. Pero como me había pasado toda la vida pensaba que era normal. Y es que: ¿en qué comida normal no ingieres trigo, leche, huevo o ajo? Pues ya os digo yo que en ninguna.

 

Y otra cosa que noté también es que se me quitó el acné. O mejor dicho, los granos y las rojeces de la cara que hasta ese momento pensaba que eran debidos al acné, pero que ahora tengo claro que eran consecuencia de comer alimentos que mi organismo no elimina bien. Porque antes no conseguía mejorar me diera la crema que me diera, ni fuera al dermatólogo que fuera… y en cuanto me quité los alimentos dañinos para mi, me mejoró muchísimo la piel sin hacer nada más ni darme ninguna crema especial.

De hecho, ahora cuando me salen granos y se me pone la piel hecha un asco, siempre es después de haber comido varios días seguidos fuera de casa, porque es cuando más difícil me resulta evitar comer los alimentos “prohibidos” para mí. 😖😖😖

 

kebab

 

Las intolerancias no son para siempre. Pueden ir cambiando, dependiendo de la saturación que tengamos en el organismo. Yo por ejemplo, después de llevar años sin comer trigo, ahora tolero mucho mejor que antes, y sin embargo desde que bebo más cerveza, noto que cada vez me sienta peor.

Por eso, una vez realizada la prueba te recomiendan que evites los alimentos a los que eres intolerante durante un periodo de 4 a 6 meses. Transcurrido ese tiempo se podrán reintroducir en la dieta de forma paulatina, en pequeñas cantidades con una dieta de rotación.

La dieta de rotación que consiste en no repetir alimentos cada 4 días, que es el tiempo máximo estimado en el que un alimento permanece en el tracto gastrointestinal. O sea, que por ejemplo si hoy comes cerdo, mañana deberías comer pollo, pasado mañana vaca y el día siguiente conejo para intentar no repetir alimentos cada menos de 4 días.

 

Por último, como anécdota, os diré que la celulitis no se me ha quitado, pero por lo menos ya se me reproduce tan rápido ni se me enquista tanto como antes. 😊