Cuando estamos a dieta, beber mucho líquido es fundamental para conseguir nuestros objetivos, para eliminar la retención de líquidos y deshincharnos, para favorecer la eliminación de grasas, para mejorar la elasticidad de la piel y por lo tanto la piel de naranja, etc. Si en vez de agua bebemos alguna infusión que potencie esos efectos drenantes y depurativos, podremos ver los resultados mucho más rápido.

Ya sabéis que yo soy una chiflada de las herboristerías y los productos naturales… y como no podía ser de otra manera soy adicta a las infusiones. Prácticamente siempre tengo alguna infusión delante (en verano frías y en invierno calientes), y me las voy llevando de un lado a otro de la casa. A veces se me olvida la taza en alguna parte y como soy súper despistada, pienso que es que se me ha terminado y me preparo otra… y luego me junto con dos o tres tazas encima de la mesa, jajajaja. Otras veces voy por la casa y me voy encontrando tazas con infusiones por cualquier sitio, que no sé ni lo que tienen.

A mí me hace gracia (de hecho muchas veces me hace hasta ilusión encontrarme con una taza que no me espero), pero recuerdo que mi ex se ponía enfermo cada vez que aparecía una taza dentro del microondas, encima del lavabo, en el mueble del recibidor, en la mesita de noche, en la terraza… o en cualquier sitio que os podáis imaginar, jajajajaja.

 

 

Por la mañana suelo tomar infusiones depurativas/drenantes, porque son mucho más efectivas (si os fijáis por la mañana vamos a hacer pis muchas más veces porque es cuando el cuerpo elimina más líquidos… y a partir de las cinco de la tarde sin embargo ya no vamos tanto al baño aunque bebamos mucho, porque el cuerpo ya está preparándose más para la noche y está a otras cosas, así que suele ser tontería tomarlas porque no van a hacer tanto efecto). Por la tarde suelo tomar bebidas más refrescantes o más neutras, y por la noche, antes de ir a dormir, relajantes.

Ahora en verano lo que suelo hacer es que nada más levantarme preparo una un par de bolsitas de alguna infusión drenante, la meto en una jarra de cristal, le añado agua fría y hielos, y la voy bebiendo poco a poco a lo largo de la mañana.

 

Como bebo muchas infusiones, voy cambiando (porque de unas me gusta más el sabor que de otras, por no tomar siempre las mismas plantas para que el cuerpo no se acostumbre, porque unas veces el cuerpo me pide más unas cosas que otras… o por lo que sea).

El caso es que hace 15 días empecé a tomar las infusiones de Adelgasana, de la marca Susarón, que son unas infusiones que no había probado nunca y creo que son de las que más efecto me han hecho. Aunque siendo justos también hay que reconocer que ahora estoy haciendo ejercicio y las infusiones siempre son más eficaces si se combinan con actividad física que estando tirada en el sofá, eso está claro.

 

Entre sus componentes se encuentran tres de las plantas que más frecuentemente se emplean para hacer infusiones en las dietas de adelgazamiento (o bien solas, o bien mezcladas entre ellas), por ser las más indicadas para favorecer la eliminación de grasas y líquidos:

  • Cola de caballo (27%): el drenante por excelencia: elimina líquidos y mejora el aspecto de la piel
  • Sen (25%): suave efecto laxante para mejorar el tránsito intestinal
  • Fucus (17%): es un alga que acelera el metabolismo ayudando a quemar grasas (tienen que tener precaución al consumirla las personas con problemas cardíacos o de tiroides).

 

Además de que sean bastante efectivas (o por lo menos a mí sí que me lo han parecido), tienen alguna ventaja más, como por ejemplo: que están disponibles en dos sabores diferentes (normal y sabor a limón), que vienen en unas latas coleccionables monísimas (hay cuatro diferentes), y que las bolsitas están envueltas individualmente para que no pierdan el aroma ni las propiedades con el paso del tiempo.

 

En la web de www.susaron.es podéis encontrar más información sobre las infusiones y sobre el #RetoAdelgasana, para conseguir unos hábitos de vida saludables para el verano. 😉

 

 

(Post patrocinado por “Adelgazana” y “Susarón”)