Esta tarde me ha llamado Olga:

  • ¡Hola neni! ¿Te pillo bien?
  • Síííí. Justo me pillas en un descanso porque acabo de terminar de escribir un capítulo del libro y estaba haciendo un descanso para merendar antes de irme a dar un paseo.
  • ¿Ah sí? ¿Qué tal llevas el libro?
  • Bueno… ahí estoy porque la verdad es que estoy un poco vaga y me está costando un poco ponerme todos los días a escribir, y no estoy demasiado inspirada. Escribo y borro veinte veces lo mismo porque no me gusta nada como lo redacto. Pero bueno, poco a poco voy avanzando…
  • Bueno, lo importante es seguir. Ya sabes eso que dicen de “Que la inspiración te pille trabajando”.
  • Ya…
  • Y qué estabas merendando? ¿Un bocata de Nocilla con una cerveza? Jajajaja.

sandwich-de-nocilla

  • No, jajajaja. Hoy estoy merendando en mi casa, así que estoy merendando un poco de pavo y unas fresas. Nada que ver con la merienda esa tan loca que me puso Rodri el otro día, jajajaja.
  • Un poco loca sí que era, la verdad.
  • ¡Pero cuidao, que el sandwich era triple! Jajaja. ¿Tú sabes la de tiempo que hacía que no me comía yo un sandwich de Nocilla? ¡Que risa me dió!
  • A mi lo que me pareció más raro fue la mezcla del sandwich de Nocilla con la cerveza, y sobretodo lo del vaso de Hello Kitty para ponerte la cerveza. ¿Por qué un tío pone una cerveza en un vaso de Hello Kitty? Es más, ¿por qué tiene un puto vaso de Hello Kitty?
  • Jajajajaja. Lo tiene porque es de una colección de Nocilla, que yo le pregunté lo mismo. Y me lo estuvo buscando expresamente entre el resto de su vajilla para porque pensó que me iba a gustar más. De hecho me dijo:
    • Te lo he puesto porque como te encanta Hello Kitty…
    • ¿¿¿A mí me encanta Hello Kitty??? ¿De donde te has sacado tú eso?
    • De que tienes una camiseta de Hello Kitty para dormir, ¿no? El otro día cuando estuve en tu casa te la pusiste cuando te levantaste por la mañana…
    • Ah, es verdad, jajaja. Pero no me gusta Hello Kitty. Solo me la compré porque estaba de súper oferta.
    • Vaya… pues eso no podía saberlo. Pensé que es que te gustaba.

hello-kitty-1

  • Jajaja, qué majo.
  • Sí.
  • A ver si me lo presentas, que nunca consigo conocer a los tíos con los que te lías y solo los conozco por lo que me cuentas tú de ellos… y siempre tengo la curiosidad de saber como serán en persona.
  • Pues yo creo que este te iba a caer bien.
  • Oye, y ¿por que no te lo traes este verano cuando vengas de vacaciones a verme?
  • 😲 ¿En verano? ¿Pero qué dices, loca?
  • Jajajajaja, lo digo por ti. Para que no te aburras por las mañanas, mientras yo estoy trabajando. Por cierto, ¿cuando vienes?
  • No sé.
  • Pues hay que mirarlo ya, que si no el vuelo te va a salir mucho mas caro.
  • Vale, ya lo miraré…
  • ¿¿Cuando?? Que nos conocemos…
  • Yo que sé… Todavía falta mucho para verano, ¡¡no me agobies!! La última vez que fuimos lo decidí la semana antes…
  • Pero no era verano, que es temporada alta. Para venir en julio tienes que compara el billete ya, que aquí los alojamientos ya están todos llenos y los vuelos empiezan a subir mucho de precio.
  • Pero ¿cómo voy a planificarme ya para julio si no sé lo que voy a comer mañana? Prffff. Todavía no sé cuando se coge vacaciones mi hermana y me quería ir con ella unos días. Y mis amigos también querían hacer una casa rural en agosto y tampoco hemos mirado todavía nada.
  • Pues pregúntales cuando han cogido las vacaciones.
  • ¡¡Que todavía no saben cuando las van a coger!!
  • ¿Pero como no lo van a saber?
  • Joder, pues porque nosotros no vivimos en una puta isla y no tenemos que comprar vuelos y planificar viajes con medio año de antelación para poder movernos del sitio sin empeñar un riñón… prffff.
  • Bueno, pues te doy esta semana para que hables con ellos, y si no cogemos el vuelo cuando más barato sea, y el que venga detrás, que espabile.
  • Vaaaale.