Esta mañana, cuando he ido a comprar, he visto que en la frutería tenían una oferta de 2 kilos de plátanos por un euro. Como yo como mucha fruta, ni me lo he pensado y he comprado los dos kilos. Pero al llegar a casa y ver que eran tantos he dicho “¿y cuando me voy a comer yo tantos plátanos?”. Así que se me ha ocurrido que podría hacer algo mejor con ellos, como por ejemplo un helado.

Además llevo con antojo de helado de chocolate un par de semanas, pero como soy intolerante a la leche no puedo comprar casi ninguno (los pocos que hay de soja o de leche de arroz suelen ser de vainilla) y como encima estoy a dieta (bastante me está costando seguir el programa ese de entrenamientos del BBG del que os hablé el otro día), tampoco me apetece demasiado después a azúcar o a comidas de mierda.

platanos---helado-de-platano-1

 

La receta para hacer el helado no puede ser más sencilla. Los ingredientes que he utilizado, son:

  • Plátanos maduros (yo he usado los dos kilos que he comprado).
  • Cacao puro en polvo (lo podéis encontrar en cualquier supermercado). Hay que echar poca cantidad porque sabe bastante fuerte. En mi caso he echado una cucharada sopera.

Si queréis podéis añadir azúcar. Yo no le he echado porque, a parte de que a mi no me gusta demasiado el dulce, los plátanos estaban muy maduros y ya sabían suficientemente dulces por sí solos.

 

Los pasos para elaborar el helado son:

  • Primero hay que trocear los plátanos en un bol, y machacarlos con un tenedor. Como están maduros, no debería costar ningún esfuerzo.
  • Después se añade el cacao en polvo y se revuelve un poco la mezcla con el mismo tenedor.
  • Por último se bate con la batidora y ¡al congelador!

helado-de-platano-3

 

Lo de machacarlos con el tenedor es porque si metemos directamente la batidora la podemos quemar, porque los plátanos no se baten demasiado bien si están enteros. Si tenemos una batidora muy potente, podemos ahorrarnos los dos primeros pasos y directamente batirlo todo junto sin tener que hacer nada más.

Después de batirlo todo, solamente hay que meterlo en el congelador para que coja consistencia. Si se quiere comer en el momento hay que dejarlo unas tres horas. Si lo dejamos más se congelará en un bloque, pero como los plátanos no tienen demasiada agua, podemos cortar sin problema una porción del bloque con el cuchillo cada vez que queramos un trocito, y dejarlo descongelar un poco antes de comerlo. Así no tenemos que andar haciendo helado todos los días.

helado-de-platano-5

 

Desde luego, ¿no os quejaréis de la receta, eh? Más fácil imposible y ¡está buenísimo!. Mucho más sano y más light que cualquier otro helado que se pueda comprar por ahí. 😉

helado-de-chocolate-y-platano-light-sin-gluten-sin-lactosa