Muy a mí pesar parece que tenemos un nuevo plan para el puente. Bueno, un plan nuevo-viejo, porque es el mismo de todas las semanas santas: pasar frío en el pueblo. Este año no tenía ninguna intención de ir, pero hoy me ha llamado mi hermana y me ha liado de mala manera.

  • Pero Sandra, ¿entonces no piensas ir al pueblo? Si vamos todos: papá, mamá, Manu (mi hermano) y yo.
  • ¿Para qué? ¿Para estar cuatro días al brasero helada de frío, viendo la tele y comiendo pipas porque no hay nada mejor que hacer… y luego volver con tres kilos más? No gracias, eso ya lo hice el año pasado…
  • Jajaja. Pero esta vez estoy yo, y ya no vas a estar aburrida. Además, este año hay fiesta el sábado. Por la tarde van a hacer teatro y bingo…
  • Buenoooo, qué fiestón… ya ves tú. Y si me dices que también hay misa, ya me acabas de convencer del todo, pshhh.
  • Jajajaja. Que nooooo, que por la noche llevan una orquesta. ¿No decías el otro día que tenías ganas de salir de fiesta? Pues el pueblo es perfecto, porque de casa al baile no hay ni cinco minutos… así que puedes mamarte todo lo que quieras y salir sin muletas, porque por muy mal que te pongas puedes volver a casa a gatas si hace falta.
  • Hummm… Eso es verdad. Pero seremos cuatro gatos, como siempre.
  • ¡Que no! ¿No ves que ahora no es fiesta en ningún sitio? Fijo que vienen los de los pueblos de alrededor, y nos juntamos un montón…
  • Pero eso es el sábado… ¿el resto de los días que hacemos?
  • No sé… Pues un día podemos ir a cenar todos a la bodega de papá… que ya sabes que le hace mucha ilusión lo de juntarnos a todos allí a comer comida hecha a la brasa. Y el resto de los días… pues yo qué sé… ir a tomar cañas por ahí…
  • ¿Tú y yo solas?
  • O con Manu y sus amigos. Alguien más habrá. También le puedes decir a Enma que se venga… ¿o ella se va a su pueblo??
  • Ah, ¡pues no! Porque están arreglando su casa y no pueden ir… y precisamente me dijo ayer que vaya mierda pasarse la Semana Santa en la ciudad y tal…
  • Joder, pues perfecto. Díselo y que venga… que hay camas de sobra.
  • Pues la llamaré a ver qué dice.. ¿Vosotros cuándo vais a ir?
  • Yo voy el jueves por la mañana porque el miércoles me toca currar… pero papá, mamá y Manu van el miércoles por la tarde para aprovechar más. Así que podéis ir con ellos.
  • Prffff… ya me has liado de mala manera… Fijo que luego allí se me hace eterno.
  • Jajajaja. ¡Ya verás como no!
  • No he ido y ya casi me estoy arrepintiendo…
  • ¡Pero qué melodramática eres!
  • En fin, voy a ver que dice Enma… y te cuento
  • ¡Vale! ¡Ciao!

A Enma le ha encantado la idea porque ha dicho que, si yo me marcho al pueblo, ella pasa de quedarse aquí para salir con Pili y tener que pasarse la noche aguantando los desprecios de Elena y esquivando a Paco-Will.

Se ha emocionado tanto con el plan que me ha colgado el teléfono para ponerse a planificar la ropa que tiene que llevar… Y luego me ha estado intentando liar para que la lleve a ver las misas y las procesiones típicas de mi pueblo y alrededores. Ya le he dicho que yo la llevo al baile… y a misa si quiere que la lleve mi hermana, que para eso es la que me ha hecho la Pascua.

Compartir:
Personajes: , , , ,