Hoy a medio día, me ha llamado Olga:

  • ¡Hola neni! ¿Qué tal estás?
  • Bien, pero te echo mucho de menos, ¡buuuuuh!
  • Yo a ti también, jo. Pero por lo menos en dos meses nos vemos otra vez. Ya verás que bien lo vamos a pasar… Estaba pensando en que esta vez podíamos alquilar un coche y dar una vuelta por la isla, en vez de pasarnos todo el día de paseo por la playa y comiendo helados.
  • Bueno, vale. Me parece bien. Aunque el plan de la playa y los helados también me parece bueno. Sobretodo porque me acabo de poner en estricta operación bikini y no pienso volver a comer chucherías hasta que vaya a verte.
  • Pero si ayer vi una foto tuya comiéndote un saco de gusanitos en instagram…

https://www.instagram.com/p/BToul_JjiaN/?taken-by=treintay_com

  • Ya, bueno. Pero eso no cuenta porque era la merienda y la primera semana es un poco de prueba… 😩
  • Jajajajaja. ¿Y qué operación bikini es esa que estás haciendo exactamente?
  • Pues he comprado el libro de una australiana que se llama “Kayla Itsines”, que tiene un programa para ponerse en forma en 12 semanas, que se llama BBG, que son las iniciales de “Bikini Body Guide“, y que son rutinas de ejercicios para hacer en casa. Parece bastante sencillo de seguir. Y mola mucho porque la gente sube fotos del antes y del después y algunos cambios son espectaculares, ¡motiva un montón! Yo ya me he hecho las fotos para el “antes” para ir comparándolas y viendo mis progresos. Y el otro día seleccioné un montón de sus fotos de instagram y las pegué en mi frigorífico para no perder de vista mi objetivo cada vez que quiera picotear algo.

operacion-bikini-motivacion

  • Claro claro… que pena que en los kioskos no tengan las mismas, para disuadirte cuando pasas por delante, jajaja.
  • Jajaja, que mala eres. El caso es que empecé a hacer los ejercicios el martes, que tocaba piernas y culo. No fui capaz de terminar ninguno de los ejercicios de una sola vez, porque me paraba a descansar entre medias… y de hecho uno de ellos lo dejé a medias, porque no era capaz de terminarlo ni parando entre medias. Y lo jodido es que, a pesar de todo eso, hoy casi no he podido bajar las escaleras andando de las agujetas que tengo… no te digo más.
  • Pero tía.
  • Y hoy me ha tocado hacer la rutina de brazos y abdominales… ¿Tú sabes cuantas flexiones hay que hacer? Si yo no había hecho ninguna en mi vida. He tenido que hacerlas sobre las rodillas en vez de sobre los pies y aún así no era capaz de hacer más de tres seguidas… así que no quiero ni pensar como estaré mañana. ¡Pero he terminado todos los ejercicios! Reventada, pero he terminado.

operacion-bikini

  • Jajajaja. Pero tía… ¿por qué haces esas cosas?, si ahora estás delgadita. ¿Por qué te castigas así?
  • Porque estoy fofa y quiero ponerme en forma, que últimamente me ahogo y me quedo sin fuerzas hasta subiendo las escaleras. O a medio polvo, que es mucho peor.
  • Jajajajajajaja. Ah, vale, vale. Si es por eso… No digo nada. Todo sea por una buena causa.