La semana pasada os dije que había quedado con Rodri la mitad de los días… pero esta va por camino de ser peor.

El domingo yo llegaba a Valladolid a las 21:00 y me dijo que si quería me iba a buscar a la estación y me llevaba a casa. Y evidentemente ya se quedó a dormir (o mejor dicho a lo que no es dormir).

Ayer por la tarde tenía que ir a comprar una cosa a una tienda que pilla al lado de mi casa, y aprovechando que estaba al lado, le dije que viniera y que le invitaba a cenar una lasaña deconstruída de carne y verduras, que acababa de meter al horno.

  • ¿Y qué es eso de la lasaña deconstruída?
  • Pues es que echo un montón de verduras, carne picada y queso en una fuente de cristal, y la meto en el horno tal cual, sin molestarme en andar montando placas de pasta por en medio ni nada. Ya sabes, ley del mínimo esfuerzo. Pero está bueno, tranquilo… que no lleva salsas exóticas ni está hecho a base de tofu, ni nada de eso…
  • Jajajaja. Vale, entonces sí. Ya pensé que me querías encasquetar alguna mierda rara de esas tuyas…

recetas-faciles-y-sanas

lasaña-deconstruida

 

Después de haber quedado con él dos días seguidos, esta tarde no pensaba escribirle… pero he ido un rato a la playa y no sé muy bien porqué pero me he empezado a calentar yo sola… cada vez más (y no por el sol), y al final le he dicho que si iba a estar en casa me pasaba un rato:

  • Bueno, como quieras. Yo estoy en casa, ven cuando quieras… Pero te aviso de que dentro de un par de horas me tengo que ir a entrenar.
  • Tiempo suficiente. ¡¡Voy para allá!!
  • Pero entre que llegas hasta aquí y nos ponemos y tal… no sé si nos va a quedar mucho tiempo para hacer nada.
  • No te preocupes, que va a ser rápido.
  • 😳😳😳

 

Cuando he llegado a su casa no le he dejado ni hablar. Lo he metido directamente de un empujón en la habitación y le he dicho que no necesitaba conversación, porque no creo que tuviera nada nuevo que contarme en menos de un día que no lo he visto. A ese nivel estamos, jajajaja. 😅

Al terminar, ha dicho:

  • Pero,  ¿qué te pasa? ¿Cómo estas así, criatura?
  • No sé. Pero esto de follar es como rascarse. Ahora no puedo parar. Menudo vicio estoy cogiendo… 😩😩😩
  • Ya veo, ya. Pero vamos, que por mí estupendo. Tú llámame cuando quieras.
  • Pues como te fíes de quedar cada vez que me apetezca a mí, ya te digo desde aquí que lo mismo en menos de un mes te quedas sin vida social…
  • Jajajaja. Tampoco tengo tanta. Además… la vida social está sobrevalorada.😜
  • Jajajajajaja. Oye, estoy pensando que a mí ahora no me puedes quitar esto de golpe, ¿eh? Si quieres dejarlo me tienes que dar un preaviso de 15 días, que yo tengo que mentalizarme o buscar sustituto… o comprarme un vibrador con batería recargable, o algo… Que si no veo que no gano para pilas.
  • Jajaja. Vale. Lo mismo digo. 😉

 

Muy graciosa la conversación y muchas risas y todo lo que queráis… pero casi no acabo de llegar a casa y ya estoy pensando en que voy a volver a llamarlo mañana. 😩😩😩