Hoy, después de comer, me he puesto a intentar hacer el cuenco de chocolate, con la intención de dárselo a Enma esta tarde cuando viniera.

Yo juraría que tenía un montón de globos en una caja, pero los debimos gastar en mi cumpleaños porque solo he conseguido encontrar dos. He inflado uno de ellos, he calentado el chocolate al baño maría y cuando estaba líquido… lo he empezado a echar por encima del globo intentando extenderlo. Era un poco difícil porque estaba bastante denso, pero haciéndolo poco a poco he conseguido ir cubriendo una buena parte del globo. Cuando ya casi lo tenía hecho… de repente, ha explotado. Resultado: toda la camiseta llena de chocolate, toda la cocina y todas las paredes.

Me he cagado en todo, pero me he dispuesto a volver a intentarlo con el otro globo. Esta vez he rebajado un poco el chocolate con algo más de leche para que estuviera más líquido y se pudiera extender mejor, he metido un buen rato el globo en agua caliente (para evitar tanto contraste térmico al echar el chocolate por encima). He empezado a echar el chocolate depacito sobre el globo… y ¡¡¡ha vuelto a explotar!!! t

Como ya no tenía más globos, muy a mi pesar, he tenido que dar el asunto por terminado… así que me me he puesto a limpiar todo el chocolate que había por el suelo y por las paredes antes de que viniera Enma por la tarde y lo viera. ¡He tardado una eternidad en limpiarlo todo!!

Cuando ha llegado, no le he dicho nada de mi experimento (evidentemente), pero nada más entrar en la cocina, me ha dicho:

  • Oye Sandra… ¿qué es esta especie de cagarruta que hay en la pared?
  • Uy, no la había visto, jajaja. Espera que la quito.
  • ¿Pero qué es?
  • Hummm, chocolate seco.
  • ¿Y se puede saber por qué hay un pegote de chocolate seco en la pared?
  • Pues hija… la respuesta es evidente… porque no lo había visto para limpiarlo, jajaja —Me hice la loca esperando que no me preguntara más… Cuando de repente me dice—.
  • Ahhhhhhhhh, ¡¡¡ya sé lo que estás haciendo!!! ¿A que estás haciendo un bol de chocolate como aquella foto que vimos en internet, porque ayer te dije que quería palomitas con chocolate?¿A que es eso? ¿A que síííííí?
  • Joder. ¿Cómo lo has adivinado?
  • Jajaja. Porque estamos todo el día juntas y ya sé lo que piensas como si te hubiera parido.

En fin. Pues tendré que pensar otra cosa para sorprenderla, porque está claro que lo del cuenco de chocolate no va a poder ser.

Compartir:
Personajes: , ,