Buffff… a mí esto del gimnasio me está matando… Me tiene totalmente descompensada!!

Como he pasado de no hacer absolutamente nada en todo el día (de ejercicio físico, me refiero) a meterme unas palizas de tres horas de gimnasio a diario… mi cerebro debe estar despistadísimo de la cantidad de energía que necesita… y me paso todo el día con unos ataques de hambre que no son ni medio normales.

desayuno-de-lentejasTodos los días por la noche saco un tupper del congelador, para que se descongele por la noche y llevármelo al trabajo para comer al día siguiente…
Anoche saqué uno de lentejas, de aquel montón de comida que hice el fin de semana pasado.
Bueno, pues esta mañana, tenía taaaaanto hambre que me las he desayunado!!
Un plato de lentejas… con su trozo de chorizo y todo!!! acompañando al café!!!! O_o

Antes de irme, he tenido que sacar otro tupper (he cogido otro de lentejas) y meterlo a descongelar al microondas para llevármelo a la oficina!!!

Aún así, por la tarde, al volver del gimnasio (y después de haberme comido un plato de lentejas para desayunar y el otro a la una de la tarde) tenía un hambre que no veía. Así que he parado en el kiosko y he comprado una bolsa de gusanitos y otra de gominolas.

He llegado a la oficina, me he comido los gusanitos, me he comido las gominolas, me he comido lo que quedaba de un paquete de donnetes que tenía la Bolli, y una manzana (que me ha dado otra compañera de trabajo porque se le había olvidado almorzarla)…
Y ahora me estoy haciendo para cenar un chuletón que me pienso comer con su respectiva ración de pimientos.
:-(

Espero que a lo largo de la semana… se me acostumbre el cuerpo y recupere un poco la normalidad… porque como siga así voy a coger un kilo por día… Prfffff!!!!
Supongo que es la ley de la compensación… no se puede pasar de ser una vaga a hacer tanto deporte…
Mis fuerzas internas están en conflicto:gym-y-el-ñam

  • mi propósito de recuperarme de la rodilla, contra mi vagancia
  • mis ganas por volver a salir de fiesta, contra mis ganas de estar tirada en el sofá
  • mi fuerza de voluntad, contra mi pasotismo
  • mi capacidad de reprimirme con la comida, contra mis ataques de hambre
  • mi intención de tener unas piernas fuertes, contra mi dejadez con el deporte
  • mis ganas de estar en forma, contra mi gula

En resumen… el equilibrio de las fuerzas vitales… el GYM y el ÑAM