Como hoy se supone que iba a venir Olga de Canarias, he aprovechado la mañana para hacer el BBG, ir a comprar, poner una colada, etc. para tener la tarde libre cuando me escribiera para quedar.

Como a media tarde todavía no sabía nada de ella, la he llamado:

  • Pero Olguiiii, ¿qué es de tu vida? ¿A que hora piensas llegar?
  • Jajajaja. ¡Hola loca! Pues es que he llegado a Madrid, me he ido a comer de pinchos con mi hermano, y se nos ha ido un poco de las manos. De hecho estoy pensando en quedarme aquí a dormir e ir para Pucela mañana… o pasado. ¿Por? ¿Tenías algún plan?
  • No no, ninguno, jaja. Solo es que me parecía raro que no me hubieras escrito todavía…
  • ¿¿¿Pero qué hora es??? ¡Jodo, si ya son las siete! Perdona, jaja. Es que he perdido un poco bastante el concepto del tiempo… ¡Ains!
  • Tranqui, da igual.
  • Oye, ¿y tú que tal por Madrid el finde? ¿Era este finde cuando venías a lo del circo del sol, verdad?

Síííííííí. Jobar tía… ¡qué pasada! Era alucinante. Estuve toda la función con los pelos de punta… ¡¡¡Es el espectáculo más absolutamente increíble que he visto nunca!!! Los trapecistas, la puesta en escena… ¡¡¡Todo!!! Me parece increíble que esa gente y yo seamos de la misma especie. ¡Qué equilibrio! ¡Qué elasticidad! ¡Qué sincronía! ¡Qué fuerza!

Imagen sacada de cirquedusoleil.com

  • Jajajajaja. Ya…
  • Pero ¿¿¿cómo pueden llegar a inclinarse hacia atrás y tocarse los tobillos sin ningún esfuerzo… mientras que yo doblándome para adelante no llego ni a tocarme las puntas de los pies??? Ahora mismo me siento completamente avergonzada como ejemplar de la raza humana de descuidar tanto mi cuerpo hasta este punto de atrofiamiento.
  • Jajajaja. Bueno… si te sirve de consuelo, yo creo que los que son de una subespecie diferente son ellos… Aunque también es verdad que en el primer mundo descuidamos demasiado el bienestar corporal hasta acabar completamente rígidos…
  • Sí… Somos como maderos secos recubiertos por una generosa capa de grasa… No como esos equilibristas, que tenían unos jodidos cuerpos perfectos, elásticos y musculosos… ¡¡¡Ains!!!
  • Jajajajaja.
  • Pero ¡¡¡esto se va a acabar!!! Desde hoy mismo voy a empezar a hacer estiramientos. Mi propósito de este año va a ser ¡¡¡llegar a hacer el pino puente!!!
  • Jajajaja. Bueno, eso no parece tan imposible…
  • Prfffff. Si tienes en cuenta que no lo conseguía hacer ni con 7 años… conseguirlo con 37 por primera vez va a tener más mérito.
  • Bueno… más vale tarde que nunca, jajaja.
  • ¡Eso es verdad!
  • De todos modos… Llámame loca, pero ahora que lo pienso ¿eso no lo dijiste ya el año pasado y estuviste buscando clases de yoga… pero como todas te parecían aburridas te apuntaste a Pole Dance porque las tías también cogían mucha elasticidad y era menos aburrido?

Imágenes sacadas de aliexpress

  • Hummm, sí. Y de hecho el mes y medio que estuve yendo sí que me pareció que mejoré y es verdad que era muy divertido…
  • ¿¿¿Y se puede saber por qué lo dejaste???
  • Pues porque la profesora empezó a faltar a mogollón de clases por cosas completamente absurdas. La última fue que la habían invitado a una cena benéfica para recaudar fondos para los perros callejeros. Que me parece muy bien que vayas porque la iniciativa es muy noble… pero joder, ¡¡¡que es tu trabajo!!! ¿Dónde se ha visto que faltes al trabajo por irte de cenas? ¡¡¡Y era la tercera clase que se saltaba EN UN MES!!!
  • Jobar..
  • Tía, y me parece muy fuerte porque tienes un compromiso para asistir, que para eso eres la profesora… Y ¡¡¡qué cojones!!! Que te están pagando para eso…
  • Pero, os recuperaría la clase, ¿no?
  • Cuando nos avisaba de que no había clase, no decía nada de recuperarlas. Solo decía: “Os dejo la llave y si queréis vais vosotras y entrenáis por vuestra cuenta”
  • Jooooooder. Pero eso no es lo mismo. ¡Qué morro, ¿no?!
  • Pues sí. Por eso me encabroné y lo dejé. Bueno… por eso y porque éramos demasiadas chicas en clase y al final, si tenías suerte, en cada clase como mucho estaba dos minutos contigo. Otros días ni eso…
  • Prffff. Bueno, pues tendrás que buscar otro sitio… Vuelve a la idea inicial de yoga. ¡Hay muchísimos tipos diferentes! Seguro que hay algún sitio donde den un tipo de yoga que te parezca más entretenido.
  • Tendré que buscar… aunque tengo que decir que en Valladolid hasta ahora todos los sitios que he visto de yoga es más en plan de gente que quiere ir a meditar y relajarse…. no a conseguir sostenerse patas arriba sobre una sola mano… Pero bueno, tendré que buscar más. ¡Ains! De todos modos, voy a esperar un poco, porque de momento, hasta que vuelva a coger el ritmo del BBG ya tengo bastante solo con eso…
  • ¿Pero eso cuantos días lo haces?
  • Tres días a la semana: lunes, miércoles y viernes. Así que paso de apuntarme a otra actividad a mayores los martes y los jueves hasta que me habitúe, porque si no voy a morir.

  • Jajajaja. Qué pensamiento tan raro para venir de ti…
  • ¿Cual?
  • El de no querer apuntarte a veinte cosas a la vez, jaja. Me extraña porque eres ansia viva, y cuando te da por algo no tienes medida. Lo normal sería que ahora que quieres ponerte en forma te pudiera la emoción y empezaras a hacer BBG, tai-chi, pilates, yoga, clases de malabares, y equilibrismo… todo junto. Hasta que a las dos semanas vieras que es demasiado para ti, y lo dejaras todo de golpe.
  • Jajajajaja. Es verdad… pero últimamente estoy aprendiendo a dosificar un poco mi compulsividad y a hacer las cosas más poco a poco.
  • A lo mejor es que estás madurando, nena.
  • Ay dios, ¿¿¿tú crees???
Compartir: