El miércoles, al final, con las risas de lo de la dependienta de las cremas a la que casi matamos por accidente, no fui capaz de contaros más de mi día de compras con Nekane.

Resulta que quedamos, y mientras andábamos de tienda en tienda, pasamos por una tienda de disfraces y en el escaparate había un disfraz medieval y me dice Nekane:

  • ¡Halaaaaaaaaa! Sandra, se me acaba de ocurrir de lo que me quiero disfrazar este año: ¡de trono de hierro!
  • ¿Cómo?
  • Pues eso es lo que no tengo ni idea… de cómo podemos hacerlo. A mí me parece dificilísimo. Pero seguro que a ti se te ocurre algo, porque eres súper apañada para esas cosas. ¿Cómo crees que lo podríamos hacer?
  • No no, quiero decir que qué es eso del trono de hierro…
  • Joder… el trono de hierro de “Juego de tronos”. ¿No ves juego de tronos?
  • No.
  • ¿¿¿NO VES JUEGO DE TRONOS???
  • No, jajajajajaja, ni pienso verlo.
  • ¡¡¡Pero si es la mejor serie de la historia!!! Mis compis del gimnasio y de todos lados están enganchadísimos también. ¿Se puede saber de que habláis vosotros en el trabajo?
  • Pues yo que sé… De otras cosas.
  • ¿Y no hay veces que hablan de la serie y tú te quedas sin conversación?
  • Sí, claro. Cuando el día anterior han echado algún capítulo nuevo.
  • ¿Y no te fastidia no poder seguir la conversación?
  • Pues no. Me pongo a mirar el móvil hasta que hablan de otra cosa, y punto.
  • ¡¡Pero es que tienes que verla!! Es súper adictiva.
  • Por eso mismo no pienso verla. En su día estuve enganchadísima a “Perdidos”. ¡¡Me encantaba esa serie!! ¡¡Era brutal!! Pero cuando terminó, con ese final que fue una puta mierda… me sentí tan decepcionada y tan traicionada… ¡¡Fue como si me hubieran hecho perder seis años de mi vida!! Ha sido la mayor decepción de mi vida, después de enterarme de que los reyes magos no existían. Me pareció tan insultante que después de aquello me prometí a mi misma que jamás volvería a engancharme a una serie. Por eso veo series de mierda, o que no tengan un hilo demasiado consistente. No he visto “The walking dead”, ni “Breaking bad”, ni por supuesto pienso ver “Juego de Tronos”. Cuanto mejor sea una serie y más adictiva resulte, menos intención tengo de ver ni un solo capítulo.
  • ¡¡¡Pero es que es la mejor serie de la historia!!!
  • Ya. Y cuando echaban “Perdidos” también estaba considerada la mejor serie de a historia.
  • ¡¡Pero es que te encantaría!! Es genial.
  • Uy la hostia… Que ya lo sé, que lo dice todo el mundo, pero que no pienso verla, coño, ¡no seas turras! ¡Ni que fueras a comisión!

En ese momento fue cuando apareció la loca de las cremas, y ya el resto de la tarde no hicimos más que reirnos de eso y no volvimos a hablar de lo de los disfraces.

Pero hoy en casa, me he puesto a mirar lo del trono de hierro por internet para ver como podíamos hacerlo, y la verdad es que ufff, el original desde luego lleva demasiado trabajo como para que nos de tiempo a hacer algo en condiciones.

trono-de-hierro-replica

Hay un pequeño detalle que nunca os he contado sobre Nekane, y es que va en silla de ruedas.

Por eso quería hacerse el trono de hierro para disfrazarse y por eso es un poco más complicado que montarlo sobre otro soporte… porque le tiene que cubrir una silla, pero a la vez tiene que ser cómodo para que pueda estar sentada toda la noche, tiene que dejarle libres los mandos para poder manejarla, y no puede trabarle la silla para que pueda moverse sin problema de un lado para otro.

El caso es que, ya que a Nekane le hacía tanta ilusión y últimamente está tan enganchada a la serie, le he estado dando vueltas, y cuando lo he tenido claro, he hecho unos cuantos bocetos y se los he mandado:

  • Neniiiiiiii, ¡¡ya sé cómo podemos hacer el trono de hierro!! Mira, tenemos que hacer una funda para la silla… con un hule o algo así que sea tieso. Hay que hacerlo con una forma como las fundas de las sillas que se ponen en los restaurantes cuando hay bodas… ¿sabes como te digo?
  • Sí, pero recortando el hueco para los mandos, ¿no?
  • Sí sí, claro. La colocamos encima y la vamos recortando a medida. Mira, te mando un par de dibujos que he hecho para que se vea:

hacer-el-trono-de-hierro-paso-2hacer-el-trono-de-hierro-paso-3

  • ¿Y luego le pintamos las espadas encimas?
  • Hummmm… esa es la opción rápida y cutre. La molona sería recortar un montón de espadas en planchas de goma eva e ir pegándoselas para que queden en relieve. No hace falta que las hagamos todas todas… pero unas cuantas sí.

hacer-el-trono-de-hierro-paso-4

  • ¡Hala que guay! ¿Y el respaldo?
  • El respaldo igual, pero con una plancha de cartón. La sujetamos a la silla metiéndola entre el respaldo y la barra esa de empujar… y luego le pegamos espadas de goma eva por encima. Yo lo estoy visualizando y creo que va a quedar genial.

hacer-el-trono-de-hierro-paso-5

  • Hala tía, ¡¡me encanta!! ¿Y de qué color compro el hule? ¿Plateado? ¿Entonces la goma eva tendría que ser igual, no?
  • No hace falta, lo podemos comprar de cualquier color, porque lo suyo sería darle luego con un spray de forja para que quedara todo uniforme como si fuera hierro fundido.

hacer-el-trono-de-hierro-paso-6

  • Jajajajajjaa. Estás deseando volver a usar el spray de forja, ¿eh?
  • Sííííí.
  • Miedo me da, que como te de un ataque de querer pintarlo todo como la otra vez, veo que me pintas la silla entera, pero para siempre.
  • Jajajajjaaja. Que no, mujer. Si quieres lo hacemos pintandola con pintura plateada. Pero es que yo creo que con la forja quedaría brutal.
  • La verdad es que sí. ¡¡Que ilusión!!! ¿Y crees que nos da tiempo a hacerlo en un día?
  • Yo creo que sí. Lo que pasa es que no lo podemos hacer en el momento, ¿eh? Que la pintura tiene que secarse y creo que tardaba 4 o 5 horas…
  • Entonces… ¿voy esta tarde a comprarlo todo y quedamos mañana por la mañana pronto para hacerlo? 
  • Vale. Y que no se te olvide comprarte la peluca blanca larga y un dragón para ponértelo al hombro… o las cosas para el personaje del que quieras ir sentada en el trono…
  • ¡Es verdad! Y el vestido… Uffff, ¡cuantas cosas! Voy a tener que salir ya mismo de casa porque si no no me va a dar tiempo a comprarlo todo.
  • Pero ¿y lo chulo que va a quedar?
  • ¡¡Eso sí!! ^_^