boceto-disfraz-reina-de-corazones

Cuando pensé en hacerme el disfraz de “Reina de corazones” de papel, para disfrazarnos del cuento de “Alicia en el país de las maravillas”, lo primero que hice fue buscar en internet fotos del vestido para hacerlo parecido…

Pero ya os conté que no encontré dos vestidos iguales ¡¡y ni uno solo parecido al original de la reina de corazones de disney, así que decidí diseñar uno como a mí me diera la gana, y luego intentar hacer el vestido de papel lo parecido que fuera posible a mi dibujo.

Para hacer este disfraz necesitamos los siguientes materiales:

  • un mantel blanco de papel grande (para hacer el tutú)
  • un trozo de mantel amarillo para la sobrefalda
  • un rotulador negro permanente para pintar las rayas en la sobrefalda
  • un mantel rojo grande (para la falda larga)
  • sacos de basura negros (yo compré sacos porque son más grandes, pero bolsas de basura negra también servirían empalmando varias)
  • papel crespón rojo para el pecho (de no tener papel crespón, utilizar otro trozo de mantel rojo o servilletas)
  • cinta americana negra
  • celo gordo

El proceso para hacer el disfraz sería el siguiente:

como_hacer_un_vestido_papel_disfraz_reina-de-corazones

Hacemos TRES faldas circulares con el mantel blanco, de la misma manera que hacíamos la falda para el disfraz de Alicia (ver cómo hacer una falda de papel para el vestido de Alicia).

Vamos haciéndole pliegues a las faldas (para que quede como un tutú), y sujetando los pliegues con celo (de cada falda redonda nos tiene que quedar la tercera parte de un círculo, para que al juntar las tres nos quede la falda entera).

Una vez que hemos terminado de plegar las tres faldas, las unimos entre ellas con celo gordo (dejando una abertura para podérnoslo poner, al igual que la falda del vestido de Alicia), y ampliamos el agujero de la cintura.
Después le damos la vuelta y la reforzamos con más celo por el otro lado.

Al ponérnoslo, quedará con la forma en zig-zag de tutú, pero caído. Así que para que quede más tieso, deberemos reforzarlo por dentro.
Nosotras hicimos “churros” gordos de papel (con más mantel blanco), y lo pegamos con celo en la parte de debajo de la falda. Y así al ponerlo esa parte se sujeta en las caderas… y conseguimos que la falda quede en horizontal.

Para la parte de arriba, enrollamos bolsas de basura alrededor del cuerpo, y las sujetamos con celo. Luego pusimos en la parte del pecho el papel crespón, y lo sujetamos a la cintura con una vuelta de celo gordo para sujetarlo bien.

En la parte delantera quería poner un corazón negro de cinta americana para que se quedara pegado él solo sin necesidad de celo.
Lo hice empalmando tres tiras de cinta americana negra (para hacer un cuadrado de unos 15cm de lado), en el que después recorté la forma de un corazón. Y lo pegamos directamente en el papel crespón.

Una vez hecha la parte de arriba, me puse el tutú y lo cerramos con celo gordo.

El siguiente paso es hacer la falda-capa de color rojo (de esto no hicimos fotos porque Alberto salió a hablar por teléfono y nos quedamos sin el fotógrafo oficial).

Lo primero que hicimos fué pegar en la parte del mantel que va a ir al suelo, una tira de cinta americana negra por cada lado… para darle más consistencia e impermeabilidad.
Rodeamos el tutú con el mantel, y empezamos a hacer pliegues para doblar el mantel encima del tutú y lo ibamos sujetando a la cintura con celo.

Cuando terminamos nos dimos cuenta de que se nos había olvidado poner la sobrefalda amarilla (que debería haber ido entre el tutú y la falda-capa roja).
Así que le pinté las rayas con el rotulador negro (enfrentando las rayas negras y las amarillas), y la pegamos por encima de todo (y por debajo del “corpiño” de papel crespón.

Teníamos la intención de hacer el vestido de manga corta (tal y como se ve en el boceto), y que la parte arriba tapara los bordes del papel crespón… pero como palabra de honor no quedaba mal y ya se nos estaba haciendo tarde para salir de fiesta, lo dejamos así.
Si hubiéramos querido hacer la parte de arriba con mangas lo haríamos con bolsas de basura de la misma manera que también he explicado para hacer el disfraz de Alicia.

Por último, con los sacos de basura negros, cubrimos todo el conjunto para que no se viera el empalme de la sobrefalda amarilla y para dar más volumen. Y recortamos un poco las esquinas que quedaban delante, para darles una forma más redondeada.

Una vez terminado el vestido me sujeté con horquillas la corona de cartón, que ya la tenía hecha, porque la hice para disfrazarme en las fiestas de mi pueblo… Pero es simplemente un cilindro de cartón, recortado en picos y pintado de amarillo (ver el post en el que expliqué como hacer una corona de cartón para el disfraz de reina de corazones).
Y cogí la varita que también tenía de la vez anterior (hecha con el palo de una brocheta y un trozo de corcho para hacer el corazón de la parte de arriba).

El maquillaje me lo hice como lo llevaba Helena Bonham Carter en la versión de “Alicia en el país de las maravillas” de Tim Burton, o sea… con los ojos muy azules y los labios en forma de corazón pequeñito (la otra vez que me disfracé de reina de corazones con el ejército de naipes también me maquillé así).

El resultado final es este:

vestido_de_papel_disfraz_reina-de-corazones

Me encantaaaaaaaa!!!
Muchísimo más que el de tela!!!
^_^