Como ya habíamos comprado todo el material que necesitábamos para los disfraces, Enma llamó a Pili, para ver a qué hora quería quedar al día siguiente en su casa para prepararlo todo.

  • ¡Hola Pili! Oye, que estamos comprando los materiales para lo de los cazafantasmas y no sabemos a qué hora quedar mañana. Dice Sandra que mejor nada más comer para que nos cunda más la tarde, ¿no?
  • Pues yo pensaba quedar a esa hora, pero hace un rato me ha escrito Paula para decirme que si quedamos mañana por la tarde a tomar algo. Le he dicho que no podía, pero me ha insistido mucho y no le he sabido decir que no… porque me lo ha pedido por favor como tres veces y me ha parecido que era algo importante. Por favor, no os enfadéis conmigo por quedar con ella…
  • Prffff. No nos enfadamos. Haz lo que quieras. Mañana te contaremos lo que hicieron anoche la joyita de tu amiga y su hermana.
  • ¿Ah sí? ¿Qué pasó? ¿Discutieron Diego y Paula o algo así? ¿Diego está enfadado con ella?
  • Hummmm… ¿por qué preguntas eso?
  • Porque cuando he hablado con Paula me ha dicho que mañana quería quedar también con Diego. No la he entendido muy bien, porque no me lo ha dicho claramente, pero me ha dado la impresión de que necesitaba que fuese yo para que Diego también fuera. Como si con ella no quisiese quedar y me utilizara a mi un poco de cebo… No sé.
  • Qué maja y qué poco interesada es tu amiga. Hay que ver… Queda contigo cuando le vienes bien para utilizarte de puente…
  • Tampoco es así. Es que sois un poco radicales…
  • Si fuéramos radicales ayer le hubiéramos estrellado una botella en la cabeza a ella, y otra a su hermana… que es lo que se merecían. Pero bueno, vamos a lo que vamos. ¿A qué hora quieres quedar entonces?
  • No sé… ¿A las 09:30 de la mañana? ¿Para que nos cunda el día?
  • Halaaaa. Sí, hombre… Me voy a levantar un domingo a esas horas… ¿Se te ha ido la pinza?
  • Joder, no es tan pronto.
  • Sandra me dice que te diga de su parte que ni de coña se va a pegar ese madrugón… y menos sabiendo que encima es para que tú puedas quedar por la tarde con la otra “puta maleducada cara-caballo cara-frígida utiliza-amigas-de-carabina-para-quedar-con-los-exnovios-y-seguir-amargándoles-la-vida-hasta-el-infinito-y-más-allá”. Así, tal cual me ha dicho que te lo diga… jajajaja.
  • Prfffff. Bueno, pues a ver, ¿a qué hora quieren quedar entonces las bellas durmientes?
  • Sandra dice que ella se levanta a las 11:30 como prontísimo… Así que yo estaba pensando que vinierais a las 12:00, y comemos aquí juntas. Así luego seguimos, y cuando tú te tengas que marchar, pues te marchas… y si queda algo por hacer, pues ya lo terminamos nosotras.
  • Venga, pues vale. Mañana nos vemos.
  • ¡Hasta mañana!
Compartir: