Cuando llegamos al restaurante, Héctor y yo nos sentamos en la mesa juntos, como era de suponer.

Es todo muy curioso, porque nunca nos hemos dado ni un pico, y sin embargo cualquiera que nos vea desde fuera, se pensaría que somos pareja.
Se pasó toda la comida muy atento, en plan:

  • Héctor porfa, ¿me alcanzas la botella de vino, que yo no llego?
  • Tranquila churri, que ya te lo sirvo yo… ¡Faltaría más!
    Tú pídeme lo que quieras, que aquí estoy yo, para lo que te haga falta…
  • O_o

¿¿Alguien más ha oído eso?? ¿¿Nadie??

  • Hummmm, voy un momento al baño, ahora vuelvo…
  • Vale… ahora bajo yo también (guiño guiño)
  • O_o Jajaja.
    ¿Llevo los condones entonces?
  • Jajaja. Tú mételos… por si acaso… (guiño)

Eso me lo dijo claramente de coña… Pero aún así ¡¡¡no me digáis que no es una provocación en toda regla!!!

  • ¡Oye! ¡Al final no has venido al baño!
    Un poco más y me tiro al camarero… porque justo pasaba por allí por la puerta cuando me estaba lavando las manos… y como los tíos en traje estáis todos iguales… jajaja.
  • Jajajaja. ¡Pero si es que no me has dado tiempo a bajar! ¡Has vuelto súper-rápido!
    Pero no te preocupes… Luego vamos juntos, para que no vuelva a haber malos entendidos con los camareros… (guiño guiño)
  • Jajajjajaaja. Pásame el vino, anda…
  • Espera, que voy a pedirle otra botella al camarero… que esta la acabo de terminar yo…
  • Ahhhh. Ahora lo entiendo todo…
  • Jajajaja.

En la mesa estábamos Héctor y yo, Oli y Pedrito, y otras dos parejas, a las que también conocemos desde hace muchos años.
Cuando terminamos ya de comer, mientras estábamos esperando a que trajeran el postre, el chico de la pareja que estaba a mi lado, me preguntó por el libro:

  • Bueno Sandra, ¿y qué tal vas con el libro? ¿Ya tienes título?
  • Es verdad… que en navidades nos dijiste que lo ibas a publicar antes de verano. ¿Ya tienes editorial? ¿Se sabe ya cuando sale?
  • Prffffff. Pues editorial sí, en principio lo voy a publicar con POE BOOKS. Y respecto a la fecha de publicación, iba a ser el 05/05/2015, pero no va a estar ni de coña. Porque estoy teniendo muchísimos problemas y ya lleva todo muchísimo retraso…
  • ¿Y eso? ¿Qué ha pasado?
  • La pregunta más bien sería “¿Qué NO ha pasado?”. Porque vamos… con todo lo que me ha pasado durante la publicación de este libro, tengo material para escribir otro!!!
  • ¿Pero tú ya lo has entregado todo?
  • Sí, hace ya un montón de tiempo.
  • Entonces, ¿por qué se está retrasando tanto?
  • Pues porque cuando el editor me pasó la maqueta del libro, supuestamente corregida, y preparada para mandarla a imprenta, ¡vi que tenía muchísimos errores!
  • ¿Errores de qué tipo?
  • Faltas de ortografía: tildes sin poner, comas mal puestas, líneas sin signo de puntuación al final, interrogaciones cerradas que no se habían abierto…
  • O_o
  • Estás de coña, ¿no?
  • No.
    Pero es que no solo era eso: las conversaciones tenían los saltos de línea mal puestos, y no se sabía quién de decía cada cosa, los dibujos estaban mal colocados, había emoticonos por todos los sitios… ¡¡Que vosotros me diréis que cojones pinta un símbolo de “O_O” en un libro!!
  • Joder…
  • Estoy flipando…
  • ¡¡¡Si hasta había un dibujo que tapaba un trozo de texto, y una página con un párrafo repetido!!!
  • editoriales-low-cost
    problemas-editorial
    autoeditar-libro
  • ¡Ostras! Pero es que esos son fallos muy muy gordos…
  • Pero, ¿lo estás diciendo en serio? ¿No estás exagerando?
  • Que no, que no. ¡¡Qué hostias voy a exagerar!!
    Si estaba todo hecho una puta mierda… ¡¡Había páginas en las que la letra era más pequeña que en otras para que cupiera el capítulo metido a presión!! ¿Vosotros sabéis que sensación da estar viendo dos páginas y que en la de la izquierda se note claramente que la letra es más pequeña que en la de la derecha?
  • O_O
  • Algunos capítulos prácticamente se montaban con el anterior, y entre otros había muchísimo aire… Vamos, ¡¡¡es que era un sinsentido y una soberana chapuza todo!!!aire-libro-capitulos
    Cuando lo vi casi me da un soponcio… principalmente porque se supone que había que mandarlo a imprenta a la semana siguiente… y aquello no había por donde cogerlo!!
    Seis tilas me tuve que tomar. ¡¡Si hasta me dio una taquicardia!!
  • O_o
  • Joder… ¿Y no llamaste a la editorial para que lo corrigieran?
  • Sí. Y la respuesta del editor fue que como soy una escritora novata, me pongo muy nerviosa en seguida… pero que no pasa nada… que todos los libros tienen pequeños errorcillos. Que al final todo sale bien…
  • ¿¿¿¿Te dijo eso???? ¡¡Venga ya!!
  • ¡¡Os lo juro!!
  • ¿Pero cómo que todo sale bien al final? ¿No dices que era la maqueta final?
  • Pues eso le dije yo!!! Que si acaso se pensaba que un duende lo iba a interceptar por el camino y corregirlo mágicamente…
  • ¿Y qué te dijo?
  • Que tenía que sacar un libro por semana y que no iba a perder más tiempo corrigiendo el mío.
    Que le dijera lo del párrafo repetido y el dibujo que tapaba el texto y corregiría esas cosas… pero que no pensaba andar corrigiendo “fallitos subjetivos míos”. Y que ya me había corregido muchas faltas de ortografía, que en el documento original tenía muchas…
  • ¿¿Pero como que “te he corregido ya muchas faltas de ortografía”??
    Tendrá que corregirlas TODAS, digo yo… ¡¡¡que para eso es el editor!!!
  • Pues eso digo yo también.
  • ¿Dónde se ha visto un editor que te diga que le da lo mismo publicar un libro lleno de erratas?
    Es que es muy fuerte, vamos…
  • Eso digo yo. Normalmente suele ser al revés… que los escritores protestan porque los editores se suelen pasar haciendo cambios…
  • ¿Y al final qué pasó?
  • Pues que él dijo que le mandara los fallos y corregiría los que le diera tiempo al día siguiente, y que el resto irían así a imprenta, porque no había tiempo para hacer más.
    Y yo le dije que de ninguna manera le iba a permitir publicar esa puta basura con mi nombre en la portada.
  • O_o
  • Al final colgamos los dos encabronados, sin llegar a ningún acuerdo.
  • ¿Y no has vuelto a hablar con él?
  • Sí. Después de pasarme toda esa tarde con taquicardias, y el día siguiente atacada de los nervios… decidí que a mí por esto no me iba a dar un infarto.
    Y le dije al tío que yo esa chapuza no se la dejaba imprimir, pero que si no tenía tiempo y me pasaba la maqueta… la podía ir corrigiendo yo… porque en mi trabajo los diseñadores tienen el mismo programa de edición que utilizaba él.
  • ¡Anda ya! Eso si que no me lo creo!!!
  • ¿Y te lo pasó y lo corregiste tú?
  • Me lo pasó, y TODAVÍA lo estoy corrigiendo… porque les pasé el libro a mis amigos, y ahí están los pobres, leyéndose el libro despacito, con su santa paciencia, para irme mandando los fallos que van viendo… Porque claro, que el que escribe algo vea sus propios fallos es prácticamente imposible.

    correcciones-de-libro
    correcciones-errores-libro-autoeditar
    problemas-con-editoriales
    Y luego yo me paso hasta las once de la noche en la oficina corrigiendo los fallos que me van pasando ellos, más los que voy viendo yo, intentando que todos los capítulos estén a la misma distancia… y todas esas cosas… ¿Vosotros sabéis que trabajo es todo eso? Y más teniendo en cuenta que yo no soy diseñadora ¡¡no conozco ese puto programa!!
  • Ufff. Pues tomatelo con más calma…
  • Es que quiero intentar que esté listo para la última semana de mayo, que es la feria del libro de Madrid…
  • Ufffff, ¡¡¡¡pero es que eso es una paliza!!!!
  • Pues sí, porque como encima hay que andar leyendo la letra pequeñita de la pantalla… estoy forzando mucho la vista… ¡Se me están empezando a resentir los ojos un montón!maquetacion-libro-indesign
    Normalmente siempre llevo lentillas, porque odio las gafas, pero ahora llevo una semana sin atreverme a ponérmelas porque noto los ojos sequísimos!!!
  • ¿Por qué odias las gafas?
  • Porque como tengo las pestañas muy largas, me pegan en los cristales y las tengo que andar limpiando todo el rato. ¡¡Son una mierda!! Normalmente no me las pongo ni para estar yo sola en casa.
  • Jajjaa
  • El caso es que hoy sí que me he puesto las lentillas… y ya me he tenido que echar lágrimas dos veces, porque me noto los ojos fatal!!
    Veo que al final no me da un infarto… pero que me acabo quedando ciega por esta puta mierda, jajaja.
  • Jobar maja… es que son muchísimas horas delante del ordenador…
  • Ya…
  • Pero yo no lo entiendo…
  • ¿El qué?
  • Pues que si se supone que una editorial lo que tiene que hacer es quitarte trabajo, corregirte el libro, maquetarlo… y al final lo estás haciendo tú todo… ¿por qué no la mandas a la mierda? Se van a llevar un porcentaje de dinero por un trabajo que supuestamente han hecho… pero que en realidad has tenido que hacer tú!!!!
  • Ya… hummmm… Se supone que a parte de eso, luego lo distribuyen a las librerías y te hacen promoción en los medios de comunicación y esas cosas…
  • ¿Y tú crees que te la van a hacer? Si no te corrigen ni los fallos gordos del libro porque no tienen tiempo, ¿cuanto tiempo crees que van a invertir en hacerte promoción?
  • Prffffffff!!!
  • Bueno… tú tampoco la calientes más…
    Si ella cree que es mejor hacerlo así, por algo será…
  • Pues por la distribución en librerías, es por lo único. Porque por otra cosa desde luego que no!!!!
  • ¿Y no puedes vendérselo tú directamente a las librerías?
  • Normalmente no. Las librerías trabajan con distribuidoras. Y las distribuidoras no suelen trabajar con particulares.
  • Jolín, pues es que es una pena… Porque la verdad es que ya que lo estás haciendo tú todo… lo suyo sería que los beneficios te los llevaras tú también…
  • Ya. Pero es que si publicara yo por mi cuenta, la única opción sería hacerlo a través de internet… y eso ya no mola tanto…
  • Ya… es verdad que los libros digitales no son lo mismo…
  • ¿Y cambiar de editorial? ¿No puedes intentar negociar con otras?
  • Uffff. Es que desde que empiezas a hablar con una editorial hasta que te publican el libro, puede pasar un año y pico tranquilamente…
  • ¿¿¿TANTO???
  • Uy… sí sí. Como mínimo. Y hasta que te empiezan a pagar pasa otro…
  • ¿Cómo? ¿Que hasta que te empiezan a pagar pasa otro año más?
  • Sí, majos. Las editoriales normalmente liquidan las ganancias que hayas tenido el año anterior, y te las pagan en el mes de marzo. No sé por qué… pero siempre es en de marzo en marzo.
  • Joder, pues vaya mierda!!
  • Eso por no hablar de que te obligan a cederles los derechos del libro quince años y no te dan ni un 10% del porcentaje de las ventas…
  • ¿¿¿QUINCE AÑOS???
  • ¿¿UN DIEZ POR CIENTO??
  • No. Un diez por ciento no. ¡¡MENOS de un diez por ciento!! Normalmente a escritores noveles, les ofrecen un 7% o un 8%.
  • O_o
  • ¡¡Pero eso es una puta mierda!! ¿Cuántos libros tienes que vender, para ganar algo?
  • Por eso estaba yo con esta editorial… porque aunque es muy pequeña, me ofreció muchas mejores condiciones. Me pagaban mes a mes, un porcentaje mucho más alto y solamente les cedía los derechos por cinco años.
  • Pues que pena que te haya salido tan “rana” :-(
  • Pues sí. A mí también me jode… porque cuando hablé con esta editorial sacaban un libro cada dos o tres meses y hacían las cosas en condiciones… pero es que ahora ha cambiado el asunto radicalmente… porque esto de sacar un libro por semana me parece un pitorreo.
    Aún así, entendéis por qué no quiero cambiar de editorial, ¿verdad?
  • Sí, la verdad es que sí… porque es que las otras ¡¡menudas condiciones!!
  • Yo lo que tengo clarísimo que yo no firmo un papel que me ate quince años a alguien ¡¡ni muerta!!
  • Bueno… con Héctor lo mismo sí, ¿no? Jajajaja.
  • Jajajajajaja. Bueno, con Héctor es con el único que me lo podría plantear… jajajajjajajaja.
  • ¿Me has llamado, churri?
  • No no, estábamos hablando de cosas nuestras, jaja…
  • Nada… que Sandra nos estaba diciendo que si le pidieras matrimonio se lo tendría que pensar…
  • Jajajjajaa. ¡Oye, no inventes! ¡Que yo no estaba diciendo eso!
  • Bah. Yo no quiero casarme. A esto me parecen teatros y pamplinas…
  • Bueno… pues compraros un piso a medias… Si al fin y al cabo, hoy en día lo que te une es la hipoteca…
  • Ah, bueno… si me quieres poner un piso, vale…
  • Sí, jaja. Estoy yo viviendo en un cuchitril de mierda porque no tengo para pagarme el alquiler de uno mejor… y te voy a comprar un piso a ti. Lo llevas claro, jajajjaaja.
  • ¿Todavía sigues viviendo en el piso ese que nos dijiste en navidades del que te querías ir?
  • Sí. No he tenido tiempo de buscar nada.
    Pero mira, ahora cuando acabe de entregar todo lo del libro, tengo que empezar a buscar… porque a este cada día le tengo más asco!!!
  • ¿Pero tan cutre es?
  • Sí. Es súper oscuro, súper viejo, mal distribuido, los muebles están hechos una mierda…
    ¡Es un asco de sitio!
  • Hummmm, no sé yo si será para tanto.
    Mañana por la mañana, te digo si a mi me parece que está tan mal… (guiño guiño)
  • O_O
    ¿Có-có-cómo?
    Que mañana por la mañana… ¿QUÉ?
  • ¡Uy! Voy a pedir más vino, que se ha vuelto a terminar…
  • O_O