¿A que no sabéis quién tiene este mes una entrevista a toda página en la revista “Cuídate” de Promofarma?

Sííííííí, ¡¡¡soy yo!!! ^_^

treintay-promofarma

En la revista solo han publicado un extracto, pero aquí os dejo la entrevista completa ;-)

 

  • ¿Qué consejo de belleza nos podrías dar para bajar de peso después de una época de excesos o antes de las vacaciones?

De todos los métodos que he probado para adelgazar, yo recomiendo encarecidamente la “dieta la zona”, que en realidad no es una dieta, si no una manera de alimentación saludable.

Yo antes era de las que se pasaba la vida engordando y tratando de recuperar la figura a meses alternos hasta que descubrí este método. Básicamente consiste en hacer 5 comidas al días, y que cada una de ellas sea equilibrada (que la proporción de los alimentos de cada comida sea un 40% de hidratos de carbono, un 30% de proteínas y un 30% de grasas).

comidas dieta de la zona

Llevaba muchos años oyendo hablar de ella porque muchas actrices y famosas son adeptas a ella, pero me negaba a ponerla en práctica porque me parecía muy laborioso tener que andar pesando y midiendo los componentes de cada comida.

Al final, decidí darle una oportunidad en una época en la que había engordado bastante y me estaba costando mucho bajar de peso… y me gustó mucho, porque aunque comes poco no tienes sensación de hambre (eso pasa por estar compensados los hidratos de carbono y las proteínas de cada comida).

En un par de semanas me deshinché muchísimo y perdí bastante volumen de la zona abdominal y de cadera (lo conté en este post)

dieta-de-la-zona-resultados-dos-semanas

Así que desde entonces intento seguir esas pautas de alimentación (que en realidad son las pautas que recomiendan también los nutricionistas y las autoridades sanitarias, solo que controlando mucho más las cantidades) para mantenerme y no engordar.

No las sigo a rajatabla porque me parece un rollo tener que andar midiendo los ingredientes de cada una de las comidas… pero aún así, es suficiente para mantenerme sin engordar. Y si, después de alguna época de excesos he cogido peso, me basta con volver a hacerla un poco más estricta para recuperar mi peso en unas semanas.

 

  • Un hobbie relacionado con el cuidado personal.

Dos veces a la semana hago tai-chi y me encanta.

tai chi

Empecé a practicarlo porque siempre he tenido problemas de rodillas: se me salía la rótula con mucha facilidad y en los cambios de estación me dolían mucho, sobre todo en épocas de lluvia, en las que me quedaba prácticamente coja. Busqué información por internet y decidí apuntarme a tai-chi.

Desde las primeras clases noté una mejoría increíble en las piernas. Ahora noto las rótulas muy estables y ya no me duelen con los cambios de tiempo. Desde entonces he intentado no dejar de practicarlo nunca porque también es muy bueno para el resto de las articulaciones, para la espalda, para relajarnos, etc.

 

  • ¿Tienes hijos? ¿Qué cuidados recomiendas para un niño en esta época de resfriados?

No tengo hijos, ni de momento tampoco sobrinos… porque mis hermanos tampoco se han animado. Mi madre ya está empezando a amenazar con que al primero que le de un nieto le deja su piso en herencia y a los demás nos deja sin nada… pero ni por esas consigue convencernos, la pobre. Jajaja.

A mi lo que mejor me funciona para tener las defensas a tope, es el polen de abejas. Es un producto natural con muchísimas propiedades beneficiosas y ninguna contraindicación a excepción de las personas que puedan tener alergia a productos derivados de las abejas, o sufran asma.

Yo antes tomaba polen granulado (es el formato más común) pero el sabor me resultaba muy desagradable (es amargo), así que me limitaba a consumirlo cuando me notaba débil o sentía los primeros síntomas del resfriado, ¡y conseguía frenarlo la mayoría de las veces!

Este año he descubierto el “polen abierto”, que se toma en líquido (es suficiente con tomar media cucharilla en el desayuno ya que se asimila mejor que el polen normal) y además tiene un sabor dulce muy agradable. Comencé a tomarlo en septiembre a diario (porque este no me cuesta esfuerzo) y en lo que va de invierno todavía no me he cogido ni un solo resfriado. Así que creo que a partir de ahora se va a quedar como uno de mis productos de consumo diario.