Ayer ya os conté que para uniformar el aspecto del mueble de mi salón (que estaba formado por dos muebles distintos), una de las cosas que hice fue cambiar los tiradores que venían originalmente con los muebles, por otros que fueran todos iguales.

 

Pero todavía quedaban muchas cosas que seguían siendo muy diferentes de un mueble al otro… por ejemplo los cristales de las dos vitrinas.

Los cristales de una de ellas eran completamente transparentes…

 

… mientras que los del otro estaban parcialmente vidriados con dibujos geométricos.

 

Como lo que tengo dentro de los armarios son cajas, carpetas… y un montón de mierdas varias sin ningún tipo de glamour (que en cuanto termine, me voy a poner a revisarlo y colocarto todo según el método Konmari para tirar la mitad)… pensé en vidriar los cristales para que no se viera el interior y quedaran los dos iguales.

Esta mañana he ido a comprar vinilo para cristales (lo venden en cualquier centro de bricolaje o tienda de chinos y se queda fijado al cristal por electricidad estática sin necesidad de pegamento ni de estropear el cristal de ninguna forma), y he cogido el más opaco que todos los que he encontrado

 

Primero lo coloqué en los cristales de la vitrina que era transparente (siguiendo las pautas básicas de mojar primero el cristal para que no queden burbujas y de extenderlo con una espátula o con algo plano… y quedó perfecto.

Luego lo puse en el que ya estaba parcialmente vidriado, y para mi disgusto, me di cuenta de que a pesar de que el cristal quedara bastante más velado se seguía viendo perfectamente el dibujo original… por lo que los cristales de ambas vidrieras seguían estando diferentes.

 

A mí personalmente no me gustan demasiado los cristales con dibujos y hubiera preferido que quedaran lisos, pero como lo que sí que tenía claro es que lo que queda peor todavía es que cada uno de los cristales fuese de una manera y no quería gastar dinero en tener que comprar cristales nuevos, se me ocurrió imitar el mismo dibujo en los cristales transparentes con el vinilo que me había sobrado, para que quedaran iguales.

Así que, ni corta ni perezosa, me he puesto a cortar tiras finitas, para después ir colocándolas en el cristal liso imitando el dibujo de la segunda vidriera. ¡¡¡Y ahora sí que puedo decir que han quedado iguales y apenas se aprecia la diferencia entre unos cristales y los otros!!! 😊😊😊

 

Para que lo podáis apreciar mejor, os voy a poner el antes y el después de las dos vidrieras juntas:

Antes de unificar el aspecto de los cristales con vinilo adhesivo

Después de unificar el aspecto de los cristales con vinilo adhesivo

 

Tengo que decir que yo he ido buscando la luz para que se viera el dibujo lo máximo posible, pero depende del ángulo desde el que lo mires solo se nota que el cristal está vidriado pero no se distingue prácticamente nada que tienen dibujo (lo cual, prefiero, la verdad)

Ahora, la panorámica de mi salón ha quedado de esta manera:

 

¡¡Me gusta mucho más como quedan los cristales translúcidos, porque al no verse tanto las cosas de dentro de los muebles, da la sensación de estar más limpio y más recogido!! (esto también es del método Konmari total, jajaja)

 

De lo que me he dado cuenta al subir las fotos, es de que es un poco raro que la vitrina del lado izquierdo esté en el extremo y la del lado derecho no esté simétrica… y todo sea dicho, que la mesa baja que hay ahí en medio tampco pinta nada… Así que creo que voy a cambiar el orden de los muebles de sitio… y con eso voy a dar por terminada la remodelación de mi mueble del salón. 😊😊😊

Compartir:

    4 comentarios

  1. David 5 febrero, 2018 at 19:07 Responder

    Esperando la foto final!!!

  2. Sara 6 febrero, 2018 at 08:52 Responder

    Eres total Sandra, tu salon no parece el mismo!

  3. cristina 6 febrero, 2018 at 09:18 Responder

    Ay Sandra voy a tener que mandarte una foto de mis librerias abiertas a ver si se te ocurre algo con ellas que no sea comprar otras con puertas, jejeje. Ver libros y libros me agobia un monton (aparte del polvo que cogen).

    Te ha queddado genial, no se cómo se verá esa pintura en directo pero en las fotos se ve muy bien. Es que yo soy muy perfeccionista y cuando me puse a pintar los muebles de mi cocina , no veas que lio, limpiar, imprimar, 3 capas de pintura y dos de barniz…. sino no quedaba contenta!!! Y eso me llevo mas de un mes.

    Besinesss

  4. Marta 6 febrero, 2018 at 12:39 Responder

    Pues has hecho un trabajo de chinos yo tbm recolocaria el mueble

Dejar un comentario