Os voy a poner la receta de las hamburguesas de soja que hice el otro día porque me las pidió Óscar.
Y eso ya es mucho decir del cariño que le tengo, eh? Que ya sabéis que a mis follamigos les podré hacer muchas “comidas”… pero cocinarles, no les cocino mucho… jajaja.
(Ejem… corramos un estúpido velo sobre este comentario, jajajjajajajaja).

Las hamburguesas de soja son una alternativa a la carne, para los vegetarianos… pero también valen para mucho más que eso.
Si tenéis niños pequeños y no les gustan las legumbres… las hamburguesas de soja os pueden servir como alternativa
para que coman legumbres más a menudo… porque la verdad es que (aunque no llegan a ser como las de carne) están bastante buenas.
Además, tened en cuenta que la soja viene súper-bien para las personas estreñidas… Te hace ir al baño mucho más que el resto de las legumbres (y justo al contrario que la carne, que suele estreñir bastante). Yo, que si que tengo ese problema, lo noto un montón!! Es comer una hamburguesa de soja… y al poco rato estar yendo al baño.

Tengo que decir que si te comes las hamburguesas solas, no están mal de sabor… pero se nota más la diferencia con las de carne.
Pero si las metes en el pan con la lechuga, el tomate, el ketchup… están cojonudas.

Yo las he hecho muchas veces para mis amigos (porque cuando les digo que las hago, tienen mucha curiosidad por probarlas) y el veredicto siempre es el mismo:

  • A la vista: “Son iguales que las hamburguesas de carne”, “Tienen muy buena pinta”
  • Al gusto: “Están muy buenas”, “Saben como las hamburguesas de verdad”
  • Al tacto: “La textura deja mucho que desear”, “Se desintegran al morderlas

Jajajaja.
Y es que daos cuenta que es normal que la textura sea más blanda que la de la carne.
¡¡No deja de ser un puré de legumbres!!

En fin… para los que os animéis… vamos allá con la receta.
Os la pongo así un poco más o menos… porque yo la hago al tun-tún (como todo en la vida), sin tomar medidas de las cantidades, ni de los tiempos, ni de nada…

INGREDIENTES:

  • soja_paquetesoja (A ser preferible no transgénica. Yo compro la de Luengo, porque se encuentra en muchos sitios y en el paquete especifica que no está modificada genéticamente)
  • dos o tres puñados de arroz (mejor si es integral)
  • un bote de tomate triturado
  • una cucharada de tomate frito, para dar color
  • un par de cucharadas de aceite de girasol
  • queso curado, rallado
  • un huevo grande o dos huevos pequeños
  • una pizca de nuez moscada, una pizca de pimienta negra, y dos de orégano
  • sal

Con esto salen unas ocho hamburguesas, más o menos.
Yo las frío todas y después congelo las que me sobran… para así, el día que las necesite, solo tener que descongelarlas y no andar con más historias.
(Repito que no es carne: son legumbres. Así que descongeladas quedan bien, no es como un filete)
Aunque supongo que si se guardan sin freírlas, y se fríen una vez descongeladas, también quedarán bien.

PREPARACIÓN:

Después de dejar la soja en remojo el día anterior, escurrirla bien.

hamburguesas de soja receta facilEn una olla cocer la soja con muy poco agua (yo le dejo solo un dedo de agua por encima), para que queden lo más “secas” posibles, y que no haya que escurrirlas.

Tardan en hacerse más o menos lo mismo que las lentejas (de hecho el sabor es parecido pero más suave.

Mi madre desde que las probó, las hace a veces… y las cocina igual que las lentejas). Aunque yo las dejo que se cuezan un pelín más de la cuenta, porque para hacer las hamburguesas quedan mejor.

Como yo uso arroz integral, lo echo directamente en la olla con la soja (y un poco de sal) para que cueza todo junto… porque como el arroz integral tarda mucho más en cocerse que el normal, así se hace todo a la vez.
Si no usáis arroz integral, tendréis que cocer la soja un rato y luego añadirle el arroz para que termine de cocerse junto.

Una vez que está hecha la soja, la batimos un poco con la batidora.
Al batirla veréis que empieza a hacerse una pasta como viscosa… y pegajosa. Así que no os recomiendo que la batáis demasiado.
Yo las primeras veces las batía mucho… y al comerlas parecía que estaba mordiendo croquetas (tal cual).
Así que ahora las bato solo un poco… para que salga un poco la pasta esa viscosa… y se queden “ligadas”. Y el resto lo dejo así, con los granos de soja enteros, prácticamente sin desmenuzar. Porque el que queden los granos de soja y de arroz enteros… le da una consistencia más parecida a la carne (me parece a mí).

hamburguesas de soja recetaEchar en una sartén un pelín de aceite (también de girasol) y freír el tomate triturado… hasta que quede muuuuy concentrado.
Yo lo hago hasta que queda todo lo reducido que puedo (en esta foto el tomate lleva poco rato. Hay que reducirlo hasta que se quede en menos de la mitad del volumen que tiene ahí), y quede más sólido (como mínimo tanto como lo que está pegado a los lados de la sartén).

Yo de hecho suelo reducirlo hasta que se empieza a quemar un poco… porque un día me olvidé de él y se me quemó un poco por accidente… y descubrí que ese toque hacía que supiera más a hamburguesa… y que el color de la pasta también quedara mejor… porque queda más oscura y más rojiza… y tiene más pinta de carne.

Echar todos los ingredientes (la soja, el tomate, y todos los que faltan) en un bol y mezclarlo bien.
A mí me queda bien de consistencia porque le tengo bastante bien pillado el punto. Pero si os queda una masa un poco líquida, podéis espesarla echándole pan rallado hasta que quede más consistente.

Dejar que se enfríe. Si podéis dejarlas en el frigorífico para cocinarlas al día siguiente, mejor… porque cogen más sabor.

Para freírlas: hacer forma de hamburguesas y freir con el aceite muy caliente… para que se hagan mucho por fuera.

Se me olvidó hacer una foto de las hamburguesas nada más freírlas… pero creédme que aunque antes de hacerlas tienen una pinta extrañísima… al sacarlas de la sartén la pinta es exactamente igual que si fueran de carne. Os pongo una foto de cerca de la hamburguesa una vez metida en el pan (en la que se ve la hamburguesa asomando un poco), porque fue cuando nos dimos cuenta de hacerla…
Y la verdad es que la hice porque me lo recordó Óscar… que si no… ni eso.
Pero bueno… espero que por lo menos os hagáis una idea.

hamburguesas-de-soja-caseras

En realidad ya veis que la receta es muy fácil. Y si me quedan bien a mí, le pueden quedar bien a cualquiera…

Eso sí… si las hacéis exijo que me contéis que tal os han quedado… y a ser posible que me mandéis fotitos (como me hayáis hecho escribir la receta para nada, la tenemos, eh? jaja).

Y sobre todo contadme que os han parecido de sabor y de textura (aunque también os digo que yo hasta que no las hice cuatro o cinco veces no les pille el punto para que me quedaran bien).

;-)

 

PDTA: Lo siento… pero no, no os voy a contar nada de lo del tema de Diego… que todavía no soy capaz.
Pero si que iré escribiendo posts de otras cosas… porque me viene bien para distraerme y dejar de pensar un poco en el tema.
Dejadme un tiempo para que lo digiera un poco… o para encontrar un centro donde me hagan una lobotomía y me olvide de él, o algo… que de momento no me veo capaz de escribir nada sobre el tema. Sorry :-(

 

——————————————————————

AÑADIDO A POSTERIORI:

Una de vosotras probó la receta y me mandó fotos de la masa y de la hamburguesa (MUCHÍSIMAS GRACIAS FANNY!!!!!):

hamburguesa de soja

En la foto se puede ver que la masa está demasiado líquida, y me contó que la hamburguesa se desmoronaba al freírla.

Seguramente la masa le quedó así, porque batió demasiado la soja (en mi foto se ven más los granos de soja). Y es que ya os avisé de que hay que batirla MUY MUY poco… porque enseguida se hace una masa líquida y pegajosa.

También puede ser que redujera muy poco el tomate, porque mi masa es muchísimo más solida y más oscura.

hamburguesas-de-soja-caseras

Otro motivo podría ser que le echara poco queso, porque a simple vista no veo las ralladuras… y en la mía si que se ven perfectamente (todos los tropezones que asoman de color clarito es el queso).

También parece que la masa está un poco descolorida. Pero eso se puede arreglar fácil echándole un poco de tomate frito (o de ketchup) para que suba el tono rojizo

Lo de que se desmorone al freírla, seguramente sea porque echó poco huevo para esa cantidad de soja.
Ante la duda, siempre es mejor echar más huevo, porque es lo que hace que no se nos desgrane la hamburguesa.

Después de el primer mal resultado, decidió echarle pan rallado a la masa, para darle más consistencia… pero tuvo que echarle demasiado… y la segunda hamburguesa casi parece más una tortita gorda que otra cosa… jajaja.

Y que conste que Fanny es súper-buena cocinera… que a mí me da una envidia ver las comidas que sube siempre a facebook…
Y también probó a hacer mi receta súper fácil de tarta de manzana, y le quedó muy bien. De hecho… después la ha vuelto a hacer muchas veces.

Pero bueno… es que como casi todo en esta vida, es cuestión de repetir y de ir perfeccionando los errores que se han cometido la vez anterior…
Que a mí las primeras veces tampoco me quedaban tan bien como ahora!!

;-)