galletas-de-avena-para-hacer-sin-horno

 

Ayer muchos de vosotros me dijisteis que os gustó la receta para hacer pan de molde de salvado de avena sin horno, porque os pareció muy fácil de hacer.

Como-hacer-pan-de-avena-sin-horno

Pan de molde hecho de avena sin horno

 

Así que hoy os he preparado otro vídeo explicándoos cómo hacer galletas con el mismo procedimiento.

Como el ingrediente básico es el salvado de avena, que tiene mucha fibra y muy bajo contenido en hidratos de carbono, son galletas muy bajas en calorías y por lo tanto se pueden incluir en prácticamente cualquier dieta: la dieta de la zona, el método montignac, la dieta dukan, etc.

Os dejo el enlace al vídeo que podéis ver en mi canal de YouTube.

Este vídeo me ha quedado mucho mejor que el de ayer, ¡ya voy cogiendo práctica! Yo creo que el próximo lo clavo ;-)

 

Al igual que ayer voy a dejaros fotos con el paso a paso para los que no podáis ver el vídeo.

 

Ingredientes:

  • Agua
  • Salvado integral de avena
  • Lo que queramos para darle sabor: frutos secos, pasas, coco, cacao en polvo, canela (a mi con canela me encantan porque es lo que les da más sabor), etc.
  • Edulcorante (yo utilizo stevia)

Elaboración:

En un bol mezclamos todos los ingredientes intentando que nos quede una masa líquida pero pastosa como esta:

galletas-de-avena-para-hacer-sin-horno-masa

Cogemos una cucharada de la mezcla y la ponemos en una sartén a fuego lento. No es necesario echar aceite ni mantequilla.

galletas-de-avena-para-hacer-sin-horno-coccion

Cuando veamos que la galleta ya está casi hecha por la parte de arriba, la sacamos.

Normalmente no hace falta ni darles la vuelta para que se hagan por el otro lado, porque si están a fuego bajo y se hacen despacito se cuajan a la vez por abajo que por arriba. Pero si viéramos que por la parte de arriba no está suficientemente hecha, le podemos dar la vuelta un poco para que se termine de hacer.

¡¡¡Y listas para comer!!!

 

Diría que están exquisitas… pero tanto como eso… no es verdad. Son galletas de dieta… así que no son una explosión de sabor y la textura se parece un poco a comida de pájaros.

Pero a mí me parece que sí que están bastante buenas… ¡¡y menos da una piedra!!
^_^