Después de nuestras pesquisas de ayer por Facebook, no he podido evitar pasarme lo que queda del fin de semana dándole vueltas al asunto.

No entiendo a este tío. La verdad es que a estas alturas ya ni si quiera lo intento… pero aunque intente pasar de él y de las movidas que se traiga con la zorra de su ex, la verdad es que me sigue afectando mucho más de lo que me gustaría reconocer.

También me gustaría reconocer que lo único que me he estado comiendo este fin de semana ha sido la cabeza, pero la verdad es que a mí la ansiedad me da hambre, así que llevo veinticuatro horas sin parar de engullir compulsivamente todo lo que tengo delante. He comido: embutido, encurtidos, galletas, patatas fritas, cacahuetes, pepinillos, frutos secos, helado, un tupper de cocido, palomitas de maíz, chocolate negro, chocolate con leche, yogur de chocolate, galletas de chocolate, y bacon al microondas. Ahí es nada.

En algún momento creo que se me ha debido cortar la digestión, porque me ha empezado a doler muchísimo el estómago, así que me he quedado tirada en el sofá, tapada con una manta… esperando a que se me pasase el dolor de estómago… para poder seguir comiendo.

Mientras tanto le he escrito a Patri para ver si me conseguía animar un poco y para preguntarle qué tal lleva la vuelta de las vacaciones.

  • Pshhh. Normal. Estoy aburrida pero por lo menos no estoy todo el día cachonda como una mona y deshidratada. Todo tiene un lado bueno y uno malo… El yin y el yang de la vida, supongo, jajaja. ¿Y vosotras?Qué tal vais en el tercer tiempo del rugby? ¿Estás aburrida porque Enma hablando con Paco-Will, para variar, y por eso me escribes?
  • No… Hoy no hay rugby. Es cada dos semanas. Hubo la semana pasada y la próxima. Pero esta no. De hecho no hemos salido y nos hemos quedado en casa. Por lo menos Enma y yo… porque por unas fotos que he visto en Facebook creo que Pili ayer salió con Diego y con la zorra de Paula.
  • ¿Ya estamos a vueltas con lo de siempre? Hija, qué coñazo eres… Todo el día “Uhhh, me gusta Diego… uhhh, me quiero tirar a Javi… uhhhh, tengo que ir al gimnasio”. No sales de esos tres temas. Podías tirarte a algún tío nuevo aunque solo sea para darnos carnaza de vez en cuando al resto… ¡¡que te está cogiendo la delantera hasta Pili!!
  • Jajaja. ¡Es verdad! Joder, qué triste…
  • A ver si el próximo fin de semana vuelve a liarse con el jugador ese de rugby… que me alegro mucho de que por fin Pili tenga un poco de movimiento en la vida.
  • Hummmm, pues yo la verdad es que no me alegro tanto…
  • ¿Y eso? ¿Por qué?
  • Pues para empezar porque a ti hay una cosa que el otro día no te contó… y es que antes de liarse con él en el bar, lo vimos enrollándose con otra tía.
  • ¿¿¿Cómo??? ¿¿¿El mismo día???
  • Con menos de media hora de diferencia, concretamente…
  • ¡Jodo! Pero es que eso cambia bastante la película. Ahora entiendo que el otro día Enma y tú estuvierais tan puntillosas con el tío ese cuando Pili hablaba de él…
  • Sí. Porque no nos mola nada pensar que tiene a Pili de segundo plato…
  • Ya… A mí tampoco… Y menos sabiendo cómo es Pili… Que no es precisamente de la clase de tías que se van liando cada día con uno diferente…
  • ¿Como tú y como yo, quieres decir?
  • No. ¡¡¡Como yo!!! Tú te has caído del recuento porque estás en un plan de monja total. ¿Cuánto hace que no te comes un rosco?
  • Jajaja. Pues bastante… pero vamos, será lo único que me habrá faltado por comerme hoy… porque llevo un día de no parar de zampar…
  • ¿Y eso?
  • Pues ya sabes como va esto. Empiezas comiéndote la cabeza… y terminas engullendo las reservas de un país en caso de guerra nuclear.
  • ¡Ains! Las comeduras de cabeza cuántos problemas dan… Si fuera igual de fácil comernos el coño que la cabeza, ¡cuánta felicidad ganaría la humanidad!
  • Jajajajaja. ¡Y que lo digas!
Compartir: