Como veis, mi cena tiene casi-casi el mismito glamour que la comida que ha preparado hoy mi madre. Misma elaboración, misma presentación… ¡¡ains!!

Ni los calcetines iguales me he podido poner!!! Porque son los dos únicos que tenía limpios.

Supongo que sus correspondientes parejas estarán perdidas por ahí, y que en algún momento aparecerán… como la mía!!!
;-)

gusanitos