Entonces el musculitos cogió la trampa y se fue hacia donde estaban sus amigos diciendo “¡Cuidado tíos, que voy a atraparos!”… y yo aproveché para volver con el resto. Después de tomar un par de copas, nos marchamos del bar y Diego aprovechó para decir:

  • (Diego) Bueno chicas, yo me vuelvo con estos… antes de que se piren a otro lado y me dejen tirado. Vosotras ¿qué hacéis? ¿Queréis venir?
  • No. Nosotras nos quedamos por aquí. Pero espera… Antes de irte haznos una foto a las tres juntas, porfa…
  • (Diego) Vale…
  • (Enma) Vamos a hacernos una como los “Ángeles de Charlie”.
  • (Pili) Yo quiero hacerme una tirando la trampa al suelo…
  • Ya no la tengo. Se la llevó el idiota ese que estaba hablando conmigo…
  • (Pili) ¿Y por qué no se la quitaste?
  • Porque con tal de que se fuera y me dejara en paz… me daba lo mismo que se la llevara. ¡Qué pesado!
  • (Diego) Pero entonces… ¿¿a ese tío no lo conocías de nada??
  • No.
  • (Diego) Yo pensé que era amigo tuyo o algo. Entonces, si no te conocía, ¿por qué se puso a hablar contigo?
  • No sé. Pues porque vas por ahí y la gente te habla, ¿no?
  • (Diego) ¡No! Te habla la gente que te conoce, pero no cualquiera.
  • (Enma) Ey chicas, ¿grabamos también un vídeo haciendo el baile de los cazafantasmas?
  • (Diego) Venga, vale. Pero os grabo el vídeo y ya me voy, ¿eh? Que me estáis liando de mala manera y están mis amigos esperándome.

Enma puso una canción en su móvil y se puso a hacer el baile, mientras nosotros tres nos la quedamos mirando con los ojos como platos.

  • ¿Se puede saber que música has puesto?
  • (Enma) Pues la canción de los cazafantasmas.
  • ¡Esa no es la canción de los cazafantasmas!
  • (Enma) Pues es la que me ha salido cuando la he buscado…
  • Pero tía…. ¿En serio no sabes cual es la canción de los cazafantasmas? Si será una de las bandas sonoras más conocidas del cine de toda la historia. Jajajaja.
  • (Diego) Y lo que es más raro: ¿no conoces la canción pero te sabes el baile?

En esto que había un grupito de tíos fumando fuera del bar que se ve que nos estaban oyendo, y de repente pusieron la canción de los cazafantasmas en su móvil a todo volumen.

  • ¡¡Mira Enma!! ¡¡¡Esa sí es la canción de los cazafantasmas!!!
  • (Enma) Ahhhh, sí. Ahora que la oigo sí que me suena… A ver si me la consigo descargar yo. Dadme un momento…
  • ¿Queréis que os la pasemos por Bluetooth? —Dijo el chico que tenía el móvil, mientras se acercaba—.
  • (Enma) Ah, pues sí, gracias —Dijo, ante la mirada atónita de Diego, que seguía con el móvil de la mano esperando a grabar el vídeo—.
  • Jolín chicas —Dijo un chico de otro grupo diferente, que se acercaron aprovechando la coyuntura—. Como molan las mochilas… ¿Podemos verlas más de cerca para ver cómo las habéis hecho?
  • (Pili) También teníamos una trampa para fantasmas pero la hemos perdido porque bla bla bla…
  • Y ahora ¿para dónde vais? Nosotros vamos a un bar que está cerca y tienen fiesta de disfraces, ¿por qué no os venís con nosotros?

En este punto Diego ya estalló:

  • (Diego) ¡¡¡Pero bueno!!! ¿Viene Enma para que os haga la foto a las tres juntas haciendo el baile o en serio pensáis marcharos de fiesta con los primeros tíoss que se ponen a hablar con vosotras por la calle?
  • Hummmm, bueno… —Dije yo divertida, al ver el cabreo que se estaba pillando Diego sin sin ningún motivo—. En realidad no han sido los primeros… Han sido los terceros.
  • (Diego) Pero ¿por qué se pone todo el mundo a hablar con vosotras sin conoceros de nada?
  • Pues la verdad es que no lo sé…
Compartir: