• Por cierto, me ha dicho que se ha pillado unos días para ir en carnavales a Cádiz, con sus compañeras de trabajo.
  • ¿Quién te ha dicho eso? ¿Patri?
  • Sí. Me lo ha contado hace un rato, cuando he estado hablando con ella. Está toda emocionada con el viaje. Lo deben haber pillado hace ya tiempo, aunque yo no sabía nada… El caso es que me he dado cuenta de que ya solo quedan dos semanas para carnaval y que este año no hemos pensado nada para disfrazarnos… Y lo peor es que casi no vamos a tener tiempo para preparar los disfraces, porque yo la semana que viene tampoco estoy allí… Así que solo tendríamos próximo finde para hacerlos. Si no, nos tocaría comprar un disfraz ya hecho… Pero los de compra no molan tanto como los caseros, porque pierden la exclusividad y la gracia de habértelos hecho tú misma…
  • Ya.. ¿Y de qué podríamos vestirnos este año?
  • No tengo ni idea… pero ya te aviso de que yo paso de comprarme en una tienda un disfraz versión “putita” y estar luego toda la noche pasando frío y aguantando babosos y fantasmas…
  • Hummm. ¿Y si vamos de cazafantasmas? Solo tenemos que comprarnos un mono, coserles el logotipo de los cazafantasmas en la manga y hacernos las mochilas… ¡es superfácil de hacer!
  • Sí, la verdad es que sí… Además podemos ir con botas planas y es un disfraz abrigadito y nada de putilla… ¡Me gusta la idea! Habrá que preguntarle a Enma a ver qué le parece a ella… y si está de acuerdo, ¡ya tenemos disfraz para este año!
  • Espera, que está conectada. Se lo pregunto por el chat de Facebook…
  • OK.
  • Dice que sí, que le parece bien… que como ella es la que tiene más tiempo libre esta semana busca dónde comprar los monos, pero que a cambio tenemos que ayudarle a hacer su mochila porque a ella lo de las manualidades no se le da demasiado bien.
  • Vale. Pues entonces, como yo estaré de vuelta el sábado, podemos quedar el domingo en su casa y hacemos las mochilas juntas. Habrá que buscar cajas, tubos y cosas así para hacerlas, ¿no?
  • Sí, esta semana busco yo todas esas cosas, que seguro que en mi terraza hay material de sobra… y el domingo las llevo a casa de Enma.
  • Yo tengo un montón de garrafas y botellas de agua vacías, que envueltas de papel de aluminio pueden parecer las bombonas que llevaban en las mochilas, así que también las llevo, ¿vale?
  • Vale, genial.
  • Bueno, pues te dejo. Voy a llamar ahora Enma antes de que empiece a comer. Si mientras hablo con ella se nos ocurre algo más… o si se os ocurre a vosotras mientras estáis esta tarde en el tercer tiempo… ya lo vamos hablando por el grupo. ¿Vale?
  • ¡Vale!

Menos mal que Pili se ha dado cuenta de que falta tan poco para carnaval y nos ha dado tiempo a pensar un disfraz decente que hacer, porque ¡me encanta disfrazarme!

Compartir:
Personajes: , , ,