Hoy, a la hora de comer, una de mis compis de curro ha dicho:

  • Chicas… ¿queréis ir a tomar una caña hoy cuando salgamos de currar?
  • Ufff, yo no puedo, que hoy tengo que ir a buscar al niño yo, que mi marido está de viaje…
  • ¿Y tú Sandra?
  • Yo pensaba irme de tiendas…
  • Jolín… ¿y no puedes ir de tiendas otro día? Porfiiiiii, es que te juro que necesito salir un rato y desconectar… o me voy a acabar tirando por la ventana… que llevo una semanita…
  • Prfffff, pues es que quería mirar unos zapatos para la boda… que ya lo he dejado demasiado…
  • ¿¿Pero cuando la tienes?? ¿¿No era este mes??
  • Sí. El 25.
  • ¿¿¿Y todavía no tienes zapatos???
  • Pues no… ¡Si es que con todo el jaleo del libro no he tenido tiempo de ir a mirar nada!
  • ¿Y de el libro lo has terminado ya todo?
  • No, pero necesito desconectar un día, que llevo con el libro a vueltas desde… ¡¡ya ni me acuerdo!!
    Y lo de los zapatos no lo puedo dejar más…
  • Uffff, pues no, ¡porque ya no falta nada!
  • ¿Esa es la boda a la que vas con Héctor?
  • ¿Cómo que vas con Héctor?
    Yo creo que yo me he perdido algo…
    ¿Vas con él de acompañante? ¿En plan pareja?
  • Hummmm… no, pero casi casi, jajajajaja
  • ¿Cómo que casi casi? Eso también me lo he perdido yo… ¿Qué quieres decir con eso?
  • Jajajajaja. Pues que en principio no…
  • ¿Entonces?
  • Ahhhh, que es una paja mental de estas tuyas… Como lo de que sois novios imaginarios…
  • No no, jajaja. Todavía no he llegado a ese punto de demencia…
    Es que cuando Carlos me dio la invitación fue una cosa súper graciosa…
  • ¿Por?
  • Pues porque resulta que me llamó súper agobiado:
    • ¡Hola Sandra!
      Perdona, de verdad… lo siento muchísimo… soy un desastre… te tengo abandonada… de verdad que lo siento muchísimo, pero es que no veas que liado estoy…
    • ¿Pero por qué? ¿Perdonarte el qué? No entiendo nada…
    • Pues porque todavía no te he dado la invitación
    • ¿Cómo que no? Si me la mandaste por whatsapp en enero
    • Pero esa era una versión friki que hicimos de “Juego de Tronos”. Pero no era la oficial…
      La que te tengo que dar es la típica cursi, de toda la vida, ¡la de papel con florecitas! Esa no se la he dado todavía ni a la mitad de la gente.
      invitaciones_bodaPero es que no me da el día para tantas cosas… y lo he ido dejando y dejando y ya falta poco más de un mes para la boda y prfffff!!!
      Me siento fatal!!
    • Jajajajjajaa. Pero si yo ya me había dado por invitada con la de whatsapp… que era súper molona
    • Sí, a ti seguro que te gusta menos la oficial, jajaja
    • Yo es que pensaba que la otra era la definitiva… Como ya venía la fecha, el sitio, la hora y todo… Ya me había dado por notificada, jajaja. De hecho ya te confirmé que iba…
    • Sí sí, la verdad es que sí…
    • Y el otro día hablando con Oli y con Pedrito… y ellos también daban por hecho que la invitación era esa…
    • ¿De verdad?
    • Sí… ¡Los únicos que os agobiais con estas parafernalias y protocolos chorras sois los novios!
      Nosotros ya estabamos todos tan felices con nuestras invitaciones por whatsapp, jajajjaa
    • Bueno, de todas maneras, ya que las tengo hechas, os las daré…
      A Oli y a Pedrito se la he mandado por correo el lunes, pero a ti pensaba dártela en mano…
    • Ah, pues vale…
    • Lo que pasa es que estaba esperando a que viniera Héctor un fin de semana para dárosla a los dos juntos, que sería lo suyo… pero es que me dijo que iba a venir este fin de semana y al final se ha tenido que ir al pueblo… y claro, ya me parece mal tardar más en dárosla… así que a él se la tendré que mandar por correo y a ti te la puedo dar esta tarde si quieres…
  • ¿¿¿Te dijo “para dárosla a los dos juntos, que sería lo suyo”???
  • Tal cual.
    Con la misma cara me quedé yo…
  • ¿Pero ese chico qué relación se piensa que tenéis Héctor y tú?
  • ¡Pues ninguna! Vamos… la de siempre…
  • ¿Estuvo en la cena de estas navidades en la que estuvisteis tonteando tanto?
  • Sí, claro…
  • A ver si al veros tan agarraditos, se pensó que estáis juntos…
    cena_de_navidad_con_hector
  • Que no, joder. Que es muy muy amigo de Héctor. Hablan muy a menudo. Es con el que más queda…
  • Pues chica no sé… que raro…
  • Pues sí, porque si fuera más amigo tuyo que de Héctor sería normal que intentara hacerle una encerrona para que coincidiérais… Pero siendo al revés… está claro que es que Héctor algún interés también tiene que tener, digo yo…
  • Ya, no sé… A mí también me pareció un poco raro…
  • Lo mismo Héctor no tiene nada que ver y es solo cosa de éste, que como te ve tan entregada a la causa… le has contagiado tu entusiasmo por esa relación ficticia-amorosa que tenéis, jajajaa
  • Podría ser… ya se la he contagiado hasta al propio Héctor, que ahora ya siempre me llama “churri”… jajajaja.
    El otro día hasta me preguntó por whatsapp que de color era mi vestido, porque le habían dicho que las parejas tienen que ir conjuntadas a las bodas… jajjajajajjaa.
  • ¿¿¿En serio??? ¿¿¿Vais a ir conjuntados???
  • ¡Que hostias vamos a ir conjuntados, jajajaja! Me lo dijo de coña, por vacilar. Peeeeeero ahí está la puyita
  • Hummmm… 
  • No, si al final a lo tonto a lo tonto… le haces el lío, jajaja
  • Ya os dije hace tiempo que era mi novio, aunque él todavía no lo supiera… Lo que pasa es que nunca me hacéis caso!! No sé por qué!!! Prffff…
  • Jajaja
  • Yo por si acaso voy a meter unos condones en el bolso…. que esto lo veo ya hecho. No digo más…
  • Jajajajajajaja
  • Oye, y ¿qué vestido vas a llevar a la boda?
  • El Gucci amarillo que me hizo mi madre… ¡Es mi vestido oficial para las bodas!
    vestido largo amarillo con tirante de cuero
  • ¿Pero ese no lo has llevado ya a dos bodas?
  • Sí, ¡y a más que lo pienso llevar!
    Este año tengo tres bodas, y me lo pienso poner para las tres.
  • Halaaaa. Hija, que poco glamour… ¡Pero estrena vestido por lo menos para alguna!
  • Pshhhhhh. ¡Paso!
    No tengo ni pasta, ni tiempo ni ganas de andar buscando vestidos/bolsos y zapatos para cada una…
    Ademas ¡¡ese vestido me encanta!! y tengo que amortizarlo!!
    Lo único que me falta buscar es el calzado…
  • sandalias-peeptoes¿Y para otras bodas con qué zapatos te lo has puesto?
  • Con unas sandalias peep-toes negras.
    Pero es que para este tiempo me parece que no pegan unos zapatos tan abiertos… porque como haga frío se me van a congelar los pies…
    Así que quería buscar algo más cerrado. No sé… Unos botines o algo así…
  • Oye… pues si quieres te acompaño a mirar zapatos y luego nos vamos a tomar una caña…
  • Jajajaja, la otra sigue erre que erre con ir a tomar una cerveza…
  • Jaja, ¡es que tengo muchas ganas de ir a tomar algo!
  • Hummmm… Pues no es mala idea… porque conociéndome tampoco creo que aguante yo toda la tarde de tienda en tienda mirando zapatos…

Solo diré que hemos estado menos de una hora mirando zapatos y más de dos bebiendo cerveza.
Así que aquí sigo: a diez días de la boda, sin zapatos y con una castaña más que considerable para ser miércoles…